Jueves 13 de junio 2024

Mientras Evo arremete contra Arce, su ala radical juega a dos bandos en la ALP



721 vistas

Página Siete.- Mientras el expresidente Evo Morales hace cada vez más evidente su aversión contra el presidente Luis Arce con ataques diarios a su gestión, su ala radical, también conocida como la bancada evista en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), juega a dos bandos y se une con los arcistas para aprobar normas que rechaza la oposición.

En medio de este escenario, Arce se acerca más a las organizaciones sociales del Pacto de Unidad. Ayer fue el turno de los interculturales, con quienes colocó “la piedra fundamental” para construir un edificio propio para esta organización. En respuesta, los interculturales corearon: “¡Lucho no estás solo, carajo!”. La respuesta de Morales llegó mediante su cuenta de Twitter. “Si como dice el hermano Luis Arce ‘los dueños del instrumento político son nuestras organizaciones sociales’, ¿por qué el gobierno del MAS-IPSP es manejado por ministros que no son militantes y tratan de dividir el instrumento?”, escribió.

El líder cocalero recordó que la ideología de su partido no le permite “convivir con el gonismo, el neoliberalismo y el imperialismo”. Indicó que el MAS, por herencia de las luchas de los indígenas, “es antiimperialista”.

El presidente Arce, disfrutando del apoyo de las bases de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia, ch’allaba el futuro edificio de siete pisos. “Esta es una de las deudas que teníamos como Gobierno nacional para nuestra familia intercultural, de una sede digna a la altura de nuestra Confederación de Interculturales”, dijo.

Pero otro escenario se pinta en la ALP, que sesionó el lunes para aprobar el reglamento y convocatoria para las elecciones judiciales. En ese ámbito no hubo evistas ni arcistas, el MAS sacó su rodillo y aprobó las normas sin debatirlas ni escuchar las propuestas presentadas por la oposición.

El diputado de Creemos Richard Ribera dijo que la pelea es una estrategia del MAS para apoderarse de la oposición, en la que Morales hace de líder opositor, para así, al final, poder manejar los dos escenarios. “Si bien se atacan públicamente para confundir a la población, vienen muy bien estructurados”.

El diputado Enrique Urquidi, de Comunidad Ciudadana, afirmó que la fractura en el MAS es clara y evidente, porque hay una lucha por el poder y el liderazgo azul. “Pero de forma convenenciera y circunstancial, actúan en bloque cuando sus intereses están amenazados”, aseguró el dirigente.

Para el analista Gregorio Lanza la división del MAS es un hecho sin vuelta atrás, pero cuando hay temas en el Legislativo, como la elección judicial, al evismo le interesa más garantizar cupos de poder en el Órgano Judicial. Por eso les conviene dejar a un lado las diferencias y apoyar la norma.

“En el marco de una guerra declarada entre ambos contendientes, también les interesa ganar espacios que les permitan estar mejor posicionados en esa guerra. Es el caso de jueces y los miembros designados por el Legislativo para la votación en las elecciones. La gente de Morales piensa que si llegan a un acuerdo pueden conseguir algunos espacios de poder para no perder todo. Entonces van a negociar con el equipo de Arce para que Morales tenga un tercio de la cuota y Arce se quede con dos tercios. Están trabajando sus planes según esa perspectiva”, afirmó Lanza.

La diputada arcista Deysi Choque dijo que más allá de los denominativos que tengan, el MAS es una sola organización.


Más contenido de #Bolivia

Anuncio