Domingo 26 de mayo 2024

Comienza el juicio: Donald Trump, el primer expresidente de EEUU con cargos penales y amenaza de prisión



605 vistas

VOA.- Donald Trump se dirige a juicio este lunes, el primer expresidente de Estados Unidos que enfrenta cargos penales y la amenaza de prisión si es declarado culpable.

Sus abogados, fiscales y el juez Juan Merchán comenzarán a elegir jurados en un tribunal de Nueva York para escuchar pruebas de supuestos coqueteos de Trump con una estrella porno y una ex conejita de Playboy, dinero para silenciarlos y libros de contabilidad falsificados para ocultar los pagos.

Trump, el posible contendiente presidencial republicano en las elecciones de noviembre, observará los procedimientos desde la mesa del acusado en un juicio que podría desarrollarse cuatro días a la semana durante el próximo mes y medio. Podría subir al estrado para defenderse o no, dependiendo de cómo él y sus abogados vean las pruebas de los fiscales.

Trump, presidente de EEUU desde principios de 2017 hasta enero de 2021, ha atacado repetidamente su procesamiento. Se quejó en su plataforma Truth Social la semana pasada: “Nunca antes había sucedido algo así en nuestro país. El lunes me veré obligado a sentarme, AMORDAZADO, ante un JUEZ ALTAMENTE CONFLICTIVO Y CORRUPTO, cuyo odio hacia mí no tiene límites”.

Como debe comparecer ante el tribunal, es casi seguro que el caso mantendrá al candidato de 77 años fuera de la campaña electoral durante largos períodos de tiempo. Trump está tratando de recuperar la Casa Blanca del presidente demócrata Joe Biden, quien lo derrotó en las elecciones de 2020, aunque hasta el día de hoy afirma falsamente que le robaron otro mandato de cuatro años por irregularidades en la votación.

El expresidente está acusado de ocultar un pago de 130.000 dólares a la estrella porno Stormy Daniels justo antes de las elecciones de 2016 para evitar que ella hablara públicamente sobre su afirmación de que tuvo una cita de una noche con él en un torneo de golf de celebridades una década antes, menos más de cuatro meses después de que la esposa de Trump, Melania, diera a luz a su hijo, Barron.

En un segundo caso, la acusación alega que una ex Conejita del Año de Playboy, Karen McDougal, dice que tuvo una aventura de meses con Trump y que un editor sensacionalista le pagó 150.000 dólares que compró los derechos de su historia y luego, a instancias de Trump, mató el artículo.

Trump ha negado ambas aventuras y los 34 cargos que enfrenta en el caso de Nueva York, incluido el de haber ordenado a su antiguo mediador político, el convicto Michael Cohen, que hiciera el pago a Daniels y luego le reembolsara durante el primer año de su presidencia en 2017, mientras etiquetaba los estipendios mensuales de Cohen en los registros comerciales de Trump como gastos legales.

Cada uno de los cargos conlleva la posibilidad de una pena de prisión de cuatro años, aunque Trump seguramente apelará cualquier veredicto y sentencia de culpabilidad.

El caso de Nueva York es uno de cuatro acusaciones penales sin precedentes que enfrenta Trump y que abarcan 88 cargos, los cuales él ha negado.

Algunos analistas legales ven el caso del dinero secreto como el de menor trascendencia de los cuatro casos, pero posiblemente sea el único que irá a juicio antes de las elecciones del 5 de noviembre.

Dos de las otras acusaciones acusan a Trump de intentar ilegalmente revertir su derrota de 2020, mientras que la tercera alega que se llevó ilegalmente cientos de documentos de seguridad nacional altamente clasificados a su propiedad junto al mar en la Florida cuando terminó su mandato presidencial y luego rechazó las solicitudes de los investigadores para devolverlos.

No se han fijado fechas firmes para el juicio en ninguno de estos tres casos, todos retrasados por audiencias previas al juicio y argumentos legales. Trump ha tratado de retrasar las fechas de inicio hasta después de las elecciones y, si gana, podría solicitar que se desestimen los cargos federales. En cualquier caso, si vuelve a asumir el poder, no sería juzgado durante su presidencia.

Se espera que Cohen, quien se volvió contra su antiguo jefe, sea un testigo clave contra Trump. Cohen se declaró culpable de cargos de financiación de campaña en el caso y de mentir al Congreso, entre otros delitos. En total, estuvo encarcelado durante unos 13 meses y medio y pasó un año y medio en régimen de reclusión domiciliaria.


Más contenido de Destacadas