Miércoles 29 de mayo 2024

Gobierno reclama a la Iglesia Católica resultados de investigación sobre abusos sexuales iniciada en 2019



2132 vistas

La Iglesia Católica formó en 2019 una comisión para investigar las denuncias de abusos sexuales contra sacerdotes, pero al momento no hay ningún informe de ese trabajo. Hay desconfianza en las víctimas, sin embargo, más allá de lo que haga la institución eclesiástica, será el Estado el que, a través de sus diferentes instancias, haga justicia para las víctimas de estos delitos.

La posición la hizo conocer la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, al hablar del rechazo de  los miembros de la Asociación de Exalumnos del Colegio Juan XXIII, donde fueron cometidos los  abusos sexuales por jesuitas como Alfonso Pedrajas, a que “una comisión papal intente soslayar la gravedad de estos delitos”.

Fue en 2019 cuando la Iglesia Católica anunció la creación de una comisión para indagar denuncias de abuso sexual contra sacerdotes, pero al momento no hay ningún reporte de los resultados y del trabajo de esta instancia de investigación. Esa comisión fue formada ante la aprehensión de un sacerdote del área rural de la diócesis de Potosí, por presuntos hechos de abuso sexual contra menores de edad.

Ahora, desde la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), se anuncia la formación de la Comisión Nacional de Escucha y de la Comisión Nacional de Investigación por los recientes hechos destapados.

“En 2019 ya habían anunciado la creación de una comisión para investigar, justamente, todos estos casos de manera transparente y darlos a conocer a la población ¿cuál fue el resultado?, es lo que la población, por supuesto, se pregunta”, cuestionó y añadió: “¿dónde están las sanciones correspondientes? y el informe que debió ser de conocimiento público”.

El diario El País reveló el 30 de abril que el extinto jesuita Alfonso Pedrajas abusó sexualmente de al menos 85 menores y adolescentes, la mayoría en el Colegio Juan XXIII de Cochabamba. Su confesión está en un diario en el que relata los vejámenes y quiénes de sus superiores lo sabían.

El caso destapó otros hechos que involucran a más sacerdotes. Se sumaron, por ejemplo, denuncias en contra de Luis Roma Padrosa (+), Luis Mestre (+), Antonio Gausset, Francesc Peris y Carlos Villamil. Todos estuvieron vinculados al colegio Juan XXIII.

Prada aseguró que en Bolivia los casos de pederastia de religiosos serán investigados y sancionados por las instancias llamadas por ley.

“Más allá de lo que pueda hacer (la Iglesia Católica) será el Estado, a través de sus diferentes instancias, que haga justicia para las víctimas”, insistió.

La Fiscalía inició una investigación por estos hechos ocurridos y desvelados a partir de las confesiones de Pedrajas en su diario, donde asegura haber abusado de al menos 85 menores y adolescentes, la mayoría del colegio Juan XXIII de Cochabamba.


Más contenido de Portada