Miércoles 19 de junio 2024

Expertos evalúan qué riesgos conlleva el desplazamiento de una placa tectónica tras los terremotos en Turquía



846 vistas

RT.- La actividad sísmica en Turquía y sus alrededores podría aumentar debido a que la placa tectónica arábiga se desplazó alrededor de unos 3 metros con respecto a la de Anatolia, explicó este miércoles a RBC la sismóloga de la Universidad Estatal de Moscú, Anna Lyusina.

El territorio turco se encuentra ubicado entre la intersección de tres placas tectónicas (Anatolia, arábiga y africana), por lo que es más propenso a sismos. Las placas tectónicas son losas masivas de roca en la corteza terrestre, de 16 a 257 kilómetros de espesor, que siempre están moviéndose lentamente.

"Hubo una caída de tensión en una parte de la placa [arábiga]", indicó Lyusina, quien precisó que "en consecuencia, toda la losa se ha vuelto activa, y esta actividad se extiende a otras partes de la losa". "Es decir, la redistribución de las tensiones puede llevar al hecho de que habrá nuevos terremotos en áreas bastante remotas", recalcó.

La científica rusa coincidió con su colega del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia, Guido Ventura, que aseguró que el movimiento de las placas tectónicas de Anatolia y arábiga podría elevar la actividad sísmica en el sur y el este de Turquía, así como en la región del mar Muerto e Irak.

El desplazamiento de placas no es un fenómeno único de Turquía

Sin embargo, Ventura mencionó que el desplazamiento de 3 metros de la placa arábiga no es único, puesto que los terremotos que tuvieron lugar en la zona del Himalaya terminaron provocando un desplazamiento de 9 metros.

De la misma manera, el profesor de la Universidad Federal de Siberia, Pavel Samoródski, reiteró que un fenómeno similar se observó después del terremoto en territorio japonés, ocurrido en marzo del año pasado. "Cuando hubo un terremoto en la prefectura de Fukushima en Japón, hubo un empuje inferior de la placa oceánica, mientras que Japón se movió hacia el este 1 o 2 metros, y el suelo oceánico se desplazó 20 metros hacia el oeste", señaló.

Por su parte, la profesora de la Universidad de Durham (Reino Unido), Jenny Jenkins, detalló que era probable que el sismo de magnitud 7,8 que sacudió la madrugada de este lunes el sudeste de Turquía, tuviera lugar en la falla de deslizamiento de Anatolia Oriental.

Además, subrayó que la placa arábiga se está moviendo en dirección hacia Europa (norte de Turquía), lo que provoca que la placa de Anatolia sea empujada hacia el oeste del país. Este movimiento de placas tectónicas aumenta la presión sobre la falla de Anatolia Oriental, que al ser liberada de manera repentina ocasiona terremotos en la región.


Más contenido de #Temas

Anuncio