Jueves 01 de diciembre 2022 Contacto

Cómo será la megatormenta que amenaza a California, según la ciencia




16/08/2022 - 19:36:49

Infobae.- California, ubicada en el extremo oeste de Estados Unidos es proclive a terremotos, sequías y abundantes incendios forestales cada año desde hace varias generaciones. Pero varios científicos han alertado en los últimos días que se avecina una gran tormenta que pude desencadenar un diluvio devastador, tal como ocurrió en 1862,

En aquel episodio de hace 160 años, 30 días consecutivos de lluvia desencadenaron una inundación monstruosa que recorrió gran parte del estado y cambió el curso del río Los Ángeles, trasladando su desembocadura desde Venice a Long Beach.

Según una nueva investigación científica, es muy probable que la tormenta se origine en el Pacífico, cerca de Hawái en los próximos días. Nadie sabe exactamente cuándo, pero de la vasta extensión de aire tropical alrededor del ecuador, las corrientes atmosféricas arrancarán largas nubes de vapor de agua y las canalizarán hacia la costa oeste.
 



Esta columna de vapor, acompañada de vientos feroces, será enorme, de cientos de kilómetros de ancho y casi 2.000 kilómetros de largo. Llevará tanta agua que si se convierte toda en líquido, su flujo sería aproximadamente 26 veces mayor que el que el río Mississippi descarga en el Golfo de México en un momento dado. Cuando este torpedo de humedad llegue a California, chocará contra las montañas y será empujado hacia arriba. Esto enfriará su carga útil de vapor y dará inicio a semanas y olas de lluvia y hasta nieve.

Según el trabajo de Science Advances, si hoy se produjera una tormenta similar, hasta 10 millones de personas se verían desplazadas, las principales autopistas interestatales, como las 5 y 80, quedarían cortadas durante meses, y centros de población como Stockton, Fresno y partes de Los Ángeles quedarían sumergidos.

La supertormenta que se avecina, en realidad, una procesión rápida de lo que los científicos llaman ríos atmosféricos, será la prueba definitiva de las represas, diques y desvíos que California ha construido para apoderarse del poder de la naturaleza.

Actualmente, el calentamiento global no solo está empeorando las sequías y los incendios forestales. Debido a que el aire más cálido puede contener más humedad, los ríos atmosféricos pueden transportar mayores cargas de precipitación. Los estándares de diseño de infraestructura, los mapas de amenazas y los planes de respuesta a desastres que protegieron a California de las inundaciones en el pasado pronto podrían ser historia.

Los científicos afirman en el estudio que a medida que los humanos queman combustibles fósiles y calientan el planeta, aumentan 1 en 50 las posibilidades cada año de que California experimente una megatormenta estatal de esta gravedad durante un mes a aproximadamente. En las próximas décadas, si las temperaturas globales promedio aumentan otros 1,8 grados Fahrenheit, o 1 grado Celsius, y las tendencias actuales sugieren que así será, entonces la probabilidad de tales tormentas aumentará aún más, a casi 1 en 30.
 

Sin embargo, la evidencia geológica sugiere que Occidente ha sido golpeado por inundaciones cataclísmicas varias veces durante el último milenio, y el nuevo estudio proporciona la visión más avanzada hasta el momento de cómo está evolucionando esta amenaza en la era del calentamiento global causado por el hombre. Los investigadores consideraron específicamente tormentas hipotéticas que son extremas pero realistas, y que probablemente afectarían con inundaciones en California. Según sus hallazgos, las poderosas tormentas que antes no se esperaba que ocurrieran en una vida humana promedio se están convirtiendo rápidamente en tormentas con riesgos significativos de ocurrir cada 50 años o menos.

El cambio climático sobrecarga los eventos de lluvia intensa, haciendo que las inundaciones repentinas se produzcan con mayor regularidad, como se ha observado varias veces en el este de Kentucky, San Luis e incluso en el Parque Nacional del Valle de la Muerte de California.

“Tuvimos suerte de evitarlo en el siglo XX”, dijo Daniel L. Swain, científico climático de la Universidad de California en Los Ángeles, quien preparó el nuevo estudio con Xingying Huang del Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Boulder, en Colorado. “Me sorprendería mucho que se evite en el 21″. A diferencia de un terremoto gigante, el otro “Grande” que amenaza a California, una supertormenta fluvial atmosférica no se acercará sigilosamente al estado. Los pronosticadores ahora pueden detectar ríos atmosféricos entrantes con 5 días a una semana de anticipación, aunque no siempre saben exactamente dónde golpearán o qué tan intensos serán.

Usando los hallazgos del Dr. Huang y el Dr. Swain, California espera estar lista incluso antes. Con la ayuda de supercomputadoras, los funcionarios estatales planean trazar un mapa de cómo toda esa precipitación se abrirá camino a través de los ríos y la tierra. Buscarán lagunas en los planes de evacuación y los servicios de emergencia.

La última vez que las agencias gubernamentales estudiaron una megainundación hipotética en California, hace más de una década, estimaron que podría causar $725 mil millones en daños a la propiedad y trastornos económicos. Eso fue tres veces las consecuencias proyectadas de un fuerte terremoto de la falla de San Andrés y cinco veces el daño económico del huracán Katrina, que dejó gran parte de Nueva Orleans bajo el agua durante semanas en 2005.

Swain y Huang le dieron a California un nuevo guión para lo que podría ser uno de los meses más desafiantes de su historia. Ahora comiencen los ensayos generales. “La madre naturaleza no tiene la obligación de esperarnos”, dijo Michael Anderson, climatólogo del estado de California. De hecho, la naturaleza no ha perdido tiempo probando las defensas de California. Y cuando se trata de riesgos para el sistema de agua, el dióxido de carbono en la atmósfera no es el único enemigo del estado.

La zona con mayor destrucción sería el Valle Central de California, incluyendo Sacramento, Fresno y Bakersfield, proyectan los autores del estudio. El Valle Central, que tiene aproximadamente el tamaño de Vermont y Massachusetts juntos, produce una cuarta parte del suministro de alimentos del país, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Esto supondría un costo 5 veces superior al del huracán Katrina, la catástrofe más costosa de la historia de EE.UU. “Una inundación de este tipo en la California moderna superaría probablemente los daños de un terremoto de gran magnitud por un margen considerable”, concluyó el estudio.

Noticias Recientes de Especiales

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022