Miércoles 24 de julio 2024

Desvelan secreto de los asombrosos diamantes rosas



868 vistas

DW.- Investigadores encontraron el "secreto" de la escasez de los diamantes rosados, que solo se encuentran casi exclusivamente en Australia, lo que explica su astronómico precio, según un estudio publicado este martes (19.09.2023).      

Más de 90 % de todos los diamantes rosados existentes se extraen de la mina recientemente cerrada de Argyle, en el noroeste australiano.

Pero nadie sabe de verdad la razón por la que se les encontraba en ese lugar, cerca del mar, cuando la mayoría de las minas de diamante se encuentran situadas zonas alejadas de las costas, como en como en Sudáfrica y Rusia.      

Un equipo australiano explica en la revista Nature Communications que esos minerales escasos se formaron gracias a la ruptura de primer supercontinente de la Tierra hace 1.300 millones de años.

Corrientes de magma elevaron los diamantes desde las profundidades

Hasta ahora, se conocía la necesidad de que hubiera carbono en las profundidades terrestres para la formación de diamantes y el papel de las fuerzas de colisión de las placas tectónicas para volverlos de color rosado.

Sin embargo, ahora, científicos de la Universidad de Curtin, en Australia, han descubierto un tercer ingrediente esencial para que el valioso mineral se encuentre en la superficie: el "estiramiento" de masas de tierra que permitió hace millones de años que corrientes de magma elevaran los diamantes desde las profundidades.

Ruptura de un antiguo supercontinente

Para llegar a esa conclusión, el geólogo Hugo Olierook y su grupo han estudiado el volcán de Argyle. Su análisis sugiere que el volcán se formó hace 1.300 millones de años, 100 millones años antes de lo que se pensaba hasta ahora, y que su formación "fue resultado de la ruptura de un antiguo supercontinente", describió Olierlook en un comunicado de su universidad.

"Mientras que el continente que acabaría convirtiéndose en Australia no se rompió, el área donde se encuentra Argyle quedó estirada", lo cual "creó grietas en la corteza de la Tierra para que el magma saliera disparado hacia la superficie, trayendo con él diamantes rosados", agregó.

Encontrar "el próximo Argyle"

Desde hace 200 años, la búsqueda de diamantes se concentró en tierras continentales, observa el científico. Y el descubrimiento plantea nuevos interrogantes.

Para encontrar "el próximo Argyle", dijo el geólogo, son necesarios los tres ingredientes identificados hasta ahora: carbón en las profundidades, colisión continental y estiramiento.

"Argyle se encuentra en el punto de unión de dos de esos antiguos continentes, y esos bordes están cubiertos en muchas ocasiones de arena y tierra, lo que deja abierta la posibilidad de que otros volcanes similares, portadores de diamantes rosas, estén todavía por descubrir", afirmó el geólogo.

Los cinturones montañosos surgidos de la fractura del supercontinente Muna tienen el potencial de convertirse en el "paraíso de los diamantes rosados", según el geólogo, que cita zonas potenciales en Canadá, Rusia, Sudáfrica y Australia.

Una conclusión tal vez prematura, según John Foden, experto en diamantes en la Universidad de Adelaida (sur de Australia), que no participó en el estudio. Estos trabajos establecen "de manera convincente" la edad del depósito en la mina de Argyle, según él.

Sin embargo, otros sitios relacionados con este acontecimiento geológico no produjeron ningún diamante rosado, subraya. Lo que sugiere que "el rosado podría ser un atributo exclusivo de Argyle", concluye.


Más contenido de #Temas

Anuncio