Domingo 14 de julio 2024

56% de gasolina y 85% de diésel que consume Bolivia es importado: Arce responsabiliza al anterior gobierno la falta de exploración



377 vistas

El presidente del Estado, Luis Arce, reveló este martes que el 56% de gasolina y el 85% de diésel que consume Bolivia es importado, ante la falta de proyectos de exploración que no encararon gobiernos anteriores.

“Como no se tomó una política de hidrocarburos (…), por supuesto de quien estaba a cargo del gobierno en ese momento; cuando se estaba dando la reversión, la tendencia a incrementar, incentivar la exploración en campos petroleros, no se la hizo en la medida que era necesario hacer. Por eso, hoy por hoy, el 86% de diésel es importado y el 56% de la gasolina es importada”, reveló en un diálogo que sostuvo con periodistas en la ciudad de La Paz.

El mandatario explicó que el consumo de diésel y gasolina fue subiendo y la producción nacional fue disminuyendo; antes, solo se importaba el 22% de gasolina, en 2014, vale decir que el 78% del consumo en el país provenía de una producción interna. Ahora, se importa el 56% de la gasolina y solo se produce el 44%.

Dijo que la situación más crítica se dio con el diésel que, al año 2015, era del 50% de importación y el otro 50% de producción nacional por los niveles de gas que se tenían en ese momento; con la caída de la producción de gas por el agotamiento de campos, hoy Bolivia importa el 86% de diésel y solo produce el 14%.

“No había política hidrocarburífera, el problema estaba ahí; hemos visto desde 2016 que caía la producción y no se tomaron acciones en materia. Cuando nosotros hemos entrado, estamos haciendo lo correcto, ya tenemos 28 proyectos, seis empezamos en 2021”, explicó.

Ante ello, aseguró que su gobierno encaró una serie de medidas para garantizar el abastecimiento de los hidrocarburos, entre ellos también el Gas Licuado de Petróleo (GLP), por lo que no debe haber especulación sobre el tema.

“Hemos visto la iniciativa, en varias ciudades como en Santa Cruz, que YPFB ha tenido que salir a vender las garrafas en las estaciones de servicio para bajar la especulación de que no hay gas en nuestro país. Lo último que puede pasar en nuestro país es que no haya gas”, enfatizó.

El mandatario explicó con gráficos la caída en la producción de los carburantes desde 2016 y los proyectos de exploración de campos que se están viabilizando para aumentar la oferta; además de los operativos que se realizan para evitar su desvío al contrabando, que generó sobredemanda en las últimas semanas.

“Gran parte de esa sobredemanda, que ustedes ven en las gasolineras, se debe fundamentalmente al desvío de hidrocarburos líquidos; por eso estamos actuando y estamos tomando acciones, no ahora, esto viene desde 2021, porque tomamos las riendas y actuamos como Gobierno nacional para defender la economía y el bolsillo de las y los bolivianos”, aseguró.

Agregó que se están edificando plantas para la producción de biodiesel a partir de aceites, que ingresarán en funcionamiento y que permitirán a Bolivia hacerse autosostenible en su producción de diésel.


Más contenido de Portada

Anuncio