Miércoles 20 de octubre 2021 Contacto

Siete agredidos en 72 horas: La triste cronología de ataques a la prensa




22/09/2021 - 08:06:16

Opinión.- En solo 72 horas, la prensa boliviana lamentó la agresión hacia siete periodistas y fotoperiodistas, cuando estos llevaban adelante sus labores de cobertura noticiosa o se disponían a hacerlo. Estos atentados al derecho laboral y la libertad de expresión, ambos contemplados dentro de la Constitución Política del Estado (CPE) y la Ley de Imprenta, se concentraron en el eje troncal del país: Cochabamba, Santa Cruz y La Paz. La Asociación Nacional de la Prensa (ANP), institución matriz del rubro, exteriorizó su repudio ante los ataques.

Esta es la suerte de cronología alarmante

El primer evento sucedió el domingo, cuando un fotoperiodista de El Deber, medio del oriente, relató haber experimentado problemas en la cobertura de la presencia del presidente Luis Arce en el campo ferial. De acuerdo con lo citado por esa casa periodística, el fotógrafo quiso captar el instante en el que al Mandatario se le salió uno de los zapatos. Integrantes del cuerpo de seguridad “lo llevaron a empujones a un costado”. El Deber narró que “la intervención de un colega evitó que su trabajador fuera golpeado”.

El segundo hecho se dio el lunes, en Cochabamba. El periodista Miguel Rojas Fernández, quien forma parte del equipo de OPINIÓN, fue atacado físicamente por plataformas ciudadanas que transitaban la primera noche de vigilia a favor del alcalde Manfred Reyes Villa, en la plaza 14 de Septiembre.

Entonces, al evidenciar que un ciudadano en aparente estado de ebriedad era empujado para que se retirara de la concentración, quiso filmar. Esto generó el disgusto de los movilizados, que persiguieron al periodista, lo increparon y golpearon, a fin de evitar que siguiera mostrando las escenas. “No filmes, no filmes”, le gritaban. Vanas fueron las tentativas de explicar que realizaba su trabajo, pues este grupo, de aproximadamente 10 integrantes, lo rodeó. También Nicole Vargas, de la misma casa periodística, se vio agredida. Esto, cuando ella se percató de que una mujer se había apoderado del celular de Rojas Fernández y salió en busca de recuperarlo. En el ínterin, la comunicadora fue sacudida. A raíz de este ataque, la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (FSTPC), encabezada por David Ovando, anunció el inicio de una querella, pues se ha conseguido identificar al principal agresor. La Alcaldía, por su parte, se hizo eco del mal momento y repudió el acto violento, asegurando que se encargó de apartar a esos manifestantes.

También el lunes, la prensa sufrió una embestida. El epicentro, esta vez, fue el municipio de Warnes, Santa Cruz. Gilberto Rodríguez, periodista de En busca de la verdad, que sale por la señal de Radio Kapital, no se quedó callado y narró su experiencia desafortunada. Según Clave 300 y El Día, este fue víctima de “agresión física e intimidación (ejercida) por dos individuos en motocicleta, cuando se dirigía a su programa radial”.

Los sujetos lo interceptaron en la calle. Uno de ellos le golpeó en la nuca. “Esto es para que respetes al alcalde (Carlos Montaño), hijo de…”, fue el grito que lanzaron, mientras aceleraban la marcha para escapar. El comunicador subió un video a las redes sociales en el que describe lo vivido.

“Mi único pecado es ser periodista y desglosar una noticia con imágenes. Ahora, si a alguna autoridad no le gusta que esta persona diga la verdad y si esto es delito, me declaro culpable”, aseveró.

El suceso más reciente aconteció ayer, durante el segundo día de conflictos en Villa Fátima, La Paz. Esto, a propósito de la riña entre dirigentes productores de coca de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y la pugna de poderes.

De acuerdo con un video e imágenes que circulan en agencias de noticias y redes sociales, el periodista Carlos Quisbert, de Página Siete, fue detenido y montando en un vehículo de la Policía cuando este se prestaba para cubrir la crisis dirigencial en las calles. El medio escrito, más tarde, denunció que “un efectivo de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) lo amenazó y luego lo embistió con su motocicleta, ante lo cual el colega intentó defenderse sin lograrlo. Su reacción fue la excusa para su arresto”.

Página Siete describió el momento como un “abuso”. La viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, luego intercedió por su liberación, según ABI.

En el mismo lugar, el fotógrafo Santiago Limachi, de Reuters, fue alcanzado por un proyectil de gas en la pierna. Sergio Limachi también se vio afectado por el gas lacrimógeno. Al respecto, el Gobierno anunció que se abrirá una investigación para establecer responsabilidades.

TOTAL ALARMA

La Asociación Nacional de la Prensa (ANP), manifestó su repudio a las agresiones. “La ANP expresa su total rechazo físicas y verbales inferidas contra un equipo de prensa del diario OPINIÓN (…), integrado por los periodistas Miguel Rojas y Nicole Vargas”. En otro pronunciamiento, la Asociación se refirió al hecho de los periodistas de Página Siete y Reuters, y entendió que hubo “abuso policial”.

 

Noticias Recientes de Más leído

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021