Sábado 24 de julio 2021 Contacto

Romero denuncia que en 2019 existía un plan para terminar con la vida de Evo




20/06/2021 - 08:39:25

Correo del Sur.- Tras la declaración de Jeanine Áñez ante la Fiscalía y el informe de la Iglesia católica, el exministro de Gobierno, Carlos Romero, se sumó al debate sobre la crisis política de 2019.

El otrora hombre fuerte de la administración de Evo Morales transmitió un mensaje de 43 minutos a través de su página de Facebook en el que defendió la teoría del “golpe de Estado” que impulsa el Movimiento Al Socialismo (MAS) e incluso afirmó que en el país hubo un “golpe no convencional”.

“La región de Latinoamérica ha sido víctima de un conjunto de golpes no convencionales que se han producido en el último tiempo que han tenido como víctimas países como Honduras, Paraguay, Brasil y Bolivia”, señaló Romero en el inicio de su exposición.

Luego, la exautoridad comenzó a repasar los hechos de noviembre de 2019 y denunció que existía un plan para “eliminar físicamente” al entonces presidente Evo Morales.

“Un policía pretendía aprehender al presidente Morales, cuando todavía era presidente (…). Evo Morales, como presidente, no solamente ya no podía usar el avión presidencial, había sido objeto de la insubordinación militar y policial, sino que además había una orden expresa para aprehenderlo al presidente, porque había un plan conspirativo para eliminarlo físicamente y terminar con su vida”, indicó.

Reforzó su posición sobre la Policía, afirmando que se puso a las órdenes de la oposición antes del motín que comenzó el 8 de noviembre y desencadenó la renuncia de Morales.

“La Policía Boliviana ya se había insubordinado al ministro de Gobierno y al presidente, mucho antes del motín policial, cuando los controles policiales en el marco de la seguridad electoral fueron fácilmente rebasados, permitiendo que se incendien los tribunales electorales (…). La actitud de la Policía era pendular”, indicó.

El exministro agregó que la Policía ya desobedeció al brindar protección al entonces líder del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, cuando llegó el 6 de noviembre a La Paz, y al instalar un cordón en la plaza Murillo para impedir que Adriana Salvatierra llegue al Legislativo, un día después que Áñez asumiera la Presidencia.

“Cuando Camacho se traslada a La Paz, la Policía Boliviana lo protege y escolta, algunos dijeron que eso había sido dispuesto por el ministro de Gobierno, eso es falso, la escolta fue definida por la Policía al margen del Ministerio de Gobierno y eludiendo una comisión de cuatro ministerios con autoridades que estaban en el aeropuerto”, dijo Romero, apuntando contra los expresidentes Jorge Tuto Quiroga y Carlos Mesa.

Entonces, Romero garantizó la libre circulación de Camacho en La Paz. “Yo lo que sí puedo garantizar es su seguridad (de Camacho), su llegada; si quiere dejar una carta le vamos a acompañar, le vamos a garantizar esa actividad”, dijo el entonces ministro, según recuerda Página Siete.

Sin embargo, Romero señaló que se trata de una "desinformación" porque la escolta policial no fue autorizada por el Ministerio de Gobierno y que fue definida por la Policía, eludiendo una comitiva de cuatro ministerios. "La Policía, por cuenta propia, empezó a trabajar de forma coordinada brindando protección a Camacho, Pumari y a los líderes de la derecha", añadió.

Romero también citó al excomandante de la Policía, Yuri Calderón, acusándolo de ser parte de una acción “distractiva” mientras se gestaba el plan de insubordinación, pese a que él había expresado que "abrazaba la ideología de izquiertda" e incluso había prometido “jurar” como militante del MAS cuando pasara al sector pasivo.

Noticias Recientes de Portada

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021