Jueves 09 de julio 2020 Contacto

Más de la mitad de los muertos por coronavirus son del Trópico




03/06/2020 - 08:58:53

Opinión.- En una semana, los casos confirmados de pacientes COVID-19 en el Trópico de Cochabamba casi se triplicaron —de 54 pasaron a 145—, y se prevé que, en los próximos días, la situación se agrave, puesto que, cada una de las personas que dieron positivo tuvieron entre 10 a 12 contactos directos, lo que las convierte en potenciales contagiados.

La localidad de Entre Ríos —ubicada en la provincia Carrasco, a 265 kilómetros de la ciudad, y cuya población más importante es Bulo Bulo—se ha convertido en el epicentro de la propagación del SARS-CoV-2, que provoca la COVID-19. En dos semanas pasó de tener un caso positivo a 56 y de 1 a 14 fallecidos, de los cuales 10 murieron el lunes, casi todos adultos mayores.

La expansión del coronavirus también avanza, de manera acelerada, en otros cuatro municipios del Trópico de Cochabamba.

Puerto Villarroel, situada a orillas del río Ichilo, donde vive la mayoría de la etnia yuqui, tiene 26 casos confirmados y un deceso; Villa Tunari, una de las localidades más conocidas del Chapare, registra 20 positivos; Chimore, donde se construyó un aeropuerto internacional, subió de 9 a 23 las personas contagiadas durante la última semana, y Shinahota, provincia Tiraque, ya tiene a 17 personas con COVID-19 y un muerto, que falleció en la calle.

Esta información extraída de los reportes epidemiológicos del Servicio Departamental de Salud (SEDES) refleja un ascenso de la curva de contagio y una tasa de letalidad elevada del 12% en el Trópico de Cochabamba; puesto que, de los 154 confirmados, hasta el momento, 18 no pudieron ganar la batalla al virus.

MUERTOS EN UN DÍA.

Este lunes, el Trópico vivió una jornada de luto. Once personas fallecieron debido a las complicaciones de la enfermedad del coronavirus, 10 en Entre Ríos y 1 en Shinahota. Según la información proporcionada por el director del SEDES, Yercin Mamani, todas tenían más de 50 años y la mayoría era adulto mayor, con edades que oscilaban entre los 62 a 88 años.

Lamentablemente, 8 de los 10 llegaron a estar internados menos que llegar a terapia intensiva, donde quizá podrían haberles salvado la vida. Sus familiares no los llevaron al hospital y murieron en sus domicilios, a excepción del señor de Shinahota, que murió en una vía pública, —explica Mamani—, a tiempo de mostrar su preocupación por la incredulidad de muchos pobladores respecto a la existencia y gravedad de esta enfermedad.

RASTRILLAJE En este momento, “el rastrillaje (ubicación) de los contactos directos e indirectos de las personas que tienen el virus es clave para intentar contener el avance del virus por esa región”, afirma.

La tarea no será fácil, puesto que, la tasa de contagio es elevada. Esto significa que, cada uno de los pacientes positivos en el Trópico tuvo contacto directo con un promedio de 10 a 12 personas y pueden haberles contagiado el coronavirus.

A esto se suma que varios pobladores, por miedo al estigma social (discriminación por tener una cierta enfermedad), no aceptan ser revisados por las brigadas médicas del SEDES, incluso, llegan a soltar a sus perros para que los asusten y estas desistan de continuar con la visita de control.

“Hoy ingresará al Trópico un equipo de contención del SEDES para socializar con la población las medidas de bioseguridad y la importancia de su cumplimiento”, dijo.

Incredulidad
Una parte de la población todavía no cree en el virus y en la enfermedad; además, evita los controles de las brigadas médicas.

Noticias Recientes de Sociedad

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020