PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 16 de diciembre 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEspectáculosEconomíaPaísMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Todos somos Lula


2018-09-28 - 23:41:54
ELECCIONES – BRASIL 2018
El próximo 7 de Octubre serán las elecciones en nuestro hermano país, Brasil y, como era de esperarse, la justicia electoral impidió que el candidato con mayor intención de voto pueda habilitarse para estas elecciones.

La desesperación de los opositores al Partido de los Trabajadores (PT) y a Luiz Inácio Lula da Silva, ya no se pudo contener y adelantaron descaradamente su votación para impedir que el PT iniciara su campaña con Lula como candidato presidencial.

De los siete jueces del Tribunal Superior Electoral de Brasil, cuatro votaron por impedir que Lula se presente como candidato presidenciable, una vez que está detenido en la cárcel de Curitiba por supuesta corrupción, que no lograron demostrar, pero cuya figura fue utilizada hasta el cansancio con la intención de desmoralizar al PT y lograr empañar la imagen de Lula.

Un sólo magistrado votó a favor del derecho que tiene el ex presidente Lula a hacer campaña, aún desde la cárcel de Curitiba, donde fue encarcelado en abril y debe cumplir 12 años de prisión por supuesta corrupción y lavado de dinero, basando esas acusaciones en un departamento de la playa de Guarujá, que supuestamente fue ofertado a Lula como soborno por la firma Odebrecht del caso ‘lava jato’.

Llama la atención que la firma Odebrecht y subsidiarias reconocen haber entregado sumas millonarias a políticos brasileros que hoy están presos con sentencias que oscilan entre los 15 y 30 años, sin contar los sobornos entregados a políticos y ex presidentes sudamericanos, que también ascienden a millones a cada uno de ellos. Pero a Lula dicen que sólo le entregaron un departamento viejo y pequeño, en un barrio cualquiera de la playa de Guarujá y, que de ‘yapa’ está a nombre de otra persona que lo usa con más frecuencia que Lula.

Es cierto que Guarujá es una playa turística de Sao Paulo, así como lo es Ipanema en Rio de Janeiro, pero no todos quienes viven allí son millonarios o tienen supenthouse; el departamento que dicen ser de Lula, y que el negó reiteradamente, es uno de clase media, normalito como cualquiera y, por ese departamento que no lograron demostrar ser efectivamente un soborno pagado a Lula, lo condenaron a 12 años de cárcel, todo con tal de librarse del candidato con mayores posibilidades de ser presidente, nuevamente, porque inclusive después de dictada la sentencia y de su reclusión, mantiene un 40% de intención de voto del electorado brasilero.

El magistrado Luis Alberto Barroso, relator del caso, además de instar que se impida la participación de Lula como candidatotambién solicitó prohibir al PT usar la figura de Lula en su campaña por televisión.

El juicio contra Lula fue claramente dirigido a impedir su candidatura como presidente de la República Federativa de Brasil porque, como indicamos líneas arriba, a pesar de las mentiras y la campaña mediática en su contra, la población estaba claramente identificada con él y la intención de voto de este candidato llegaba al 40%.

En una primera instancia, el PT insistió en llevar a su líder como candidato presidencial, pero la oposición cerró filas y, con esta votación del Tribunal Superior Electoral, Lula fue impedido definitivamente de responder a la población brasilera como su presidente en la gestión 2019 – 2022. Por esta razón, el PT y Fernando Haddad iniciaron su campaña con retraso en relación a las otras fuerzas políticas.

A pesar de toda la campaña contra Lula y el PT, su principal opositor, el ultra derechista Jair Bolsonaro sólo alcanza a un 26% de intención de voto. Hasta la anterior semana apenas llegaba al 22%, pero sufrió un ‘ataque’ donde lo apuñalaron; este hecho le dio un acrécimo del 4%.

En cuanto al PT, Fernando Haddad, ex alcalde de Sao Paulo, quién debió ir como candidato a la vice presidencia, es ahora el candidato presidenciable y lleva un 13% de apoyo popular que va en aumento.

Lo más probable es que no haya ganadores absolutos y que se vaya a una segunda ronda entre Bolsonaro y Haddad. Para disgusto y desesperación de las élites que tanto invirtieron en desacreditar al PT, a Dilma y a Lula.

Como mencioné en un artículo anterior, la élite urdió un plan que, con el encarcelamiento de Lula en Abril, finalizó su primera etapa: proteger la corrupción y quitar del pueblo el poder de gobernar.

Aunque por el movimiento que se está viendo en las encuestas, es posible que el PT llegue a la segunda ronda, lo que habrá que verse es si el deseo de mejores días para la mayoría de los brasileros y del país como tal, enarbolado como bandera en los discursos de opositores y oficialistas hará que, los partidos que se dicen populares, se unan en la segunda ronda y apoyen al PT, por encima de sus expectativas e intereses particulares.

Brasil, el país de todos, el país hermano fue convertido en un laboratorio de experimentación de un nuevo golpe de estado (con el impeachment contra Dilma y la encarcelación, sin pruebas sólidas, contra Lula) que se va extendiendo por nuestro continente, con las acusaciones contra Cristina Fernández vda. de Kirchner, Nicolás Maduro, Rafael Correa o Daniel Ortega.

Sin embargo, también nos sirve para aprender de las respuestas del pueblo y de sus representantes. Es posible que el pueblo decida no entregar su poder de gobernar y revierta la situación en Brasil, dándoles un golpe a los golpistas.

Como dijo Lula, en Brasil, todos somos Lula: “ya no soy una persona, soy una idea que se funde con sus ideas!”

Faltan pocos días hermanos brasileros, Lulas de la vida.

Hasta la Victoria Siempre!
Venceremos.

Más publicaciones de José Percy Paredes Coimbra

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0