PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 20 de julio 2018 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaPaísMundoDeportesCiencia y TecnologíaEspectáculosViral
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Humberto Vacaflor Ganam

Rusos confundidos


2018-07-01 - 18:23:22
Los ejecutivos de la empresa rusa Acron tienen ahora una gran confusión: nunca habían hecho negocios con un gobierno que cambia tantas veces lo acordado.

Ellos sólo querían comprar gas natural para una planta de urea en Brasil, pero los contradictorios anuncios del gobierno boliviano no acaban nunca.

Todo comenzó cuando, empeñado en mostrar que su muy costoso periplo por Asia y Europa había tenido alguna utilidad para el país, Evo Morales dijo que en Rusia había acordado, mientras miraba la inauguración del mundial de fútbol, la venta de gas a la mencionada empresa. Había conseguido un cliente más para el gas que está a punto de agotarse en Bolivia.

Ese gas, dijo el anuncio presidencial, iba a ser usado por Acron para producir urea en una planta que instala cerca de Cuiabá.

Poco después, el orgullo del anuncio se convirtió en una larga explicación, llena de contradicciones que todavía no terminan.

Es que la idea de que Bolivia venda gas para una empresa que quiere fabricar urea en Brasil es contradictoria con la existencia del proyecto industrial más caro de la historia de Bolivia: Bulo Bulo.
Había olvidado el presidente, cuando hablaba con los rusos de la Acron, que YPFB se ufana de haber llegado a un acuerdo para vender urea, unas 135.000 toneladas por año, a Brasil!!!

¿Qué hacer? Si él “le mete nomás”, porque los abogados lo van a arreglar, ¿cómo resolver esta vez un tema que involucra a Bolivia, Brasil y Rusia?

Los abogados, muy duchos en salir de estos aprietos, dijeron que eso es muy fácil. Se debe anunciar, con la misma alegría de los anteriores anuncios, que la empresa rusa producirá urea en Brasil en sociedad con YPFB.

Es decir que YPFB, asociada con Acron, competirá en Brasil con la urea que YPFB produzca en Bolivia. Eso no lo entiende nadie.

La planta de Bulo Bulo, en suma, ha recibido un golpe muy duro. Fue un error ubicarla en el Chapare, haber pagado tanto dinero y haberla inaugurado cuando no estaba todo listo, comenzando por el tratamiento de los derrames.

Quizá ahí esté el principio de la fórmula para salir del mayor desacierto, y el más millonario, de la historia de Bolivia. Habrá que desmantelarla, llevarla cerca de la frontera con Argentina, donde no hay una empresa rusa que fabrique urea, o devolverla a los proveedores.

De paso dejará de envenenar los ríos de la zona.
Vacaflor.obolog.com

Más publicaciones de Humberto Vacaflor Ganam

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2018
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0