PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 02 de septiembre 2014 Contacto
InicioDestacadasEspecialesEconomíaPolíticaLa PazSanta CruzCochabambaPaísMunicipalesMundoVideos especialesDeportesTecnología
EspectáculosCuriosidadesArte y CulturaHoy EventosMujer
           
Álvaro Riveros Tejada

Del asilo al destierro u ostracismo


2012-06-13 - 23:05:14

En medio del cúmulo de causas judiciales asombrosas y hasta surrealistas a las que nos tiene acostumbrados el gobierno plurinacional, los bolivianos asistimos estupefactos a un nuevo orden jurídico sin precedentes.

Vemos, por ejemplo, que a nombre de la mal llamada justicia comunitaria se ha establecido un sistema anárquico y desordenado, que imparte justicia a troche y moche sin ninguna doctrina o basamento jurídico.

Es el caso del oficial del Comando Operativo Aduanero (COA) secuestrado hace unas horas por comunarios de Ventilla, en el departamento de Potosí, cuando en cumplimiento de su deber procedió a la incautación de dos camionetas que ingresaban de contrabando.
Pues bien, en una novedosa aplicación de la norma, los delincuentes no tuvieron mejor salida que raptarlo y luego de negociar con su Comandante procedieron a canjearlo por los vehículos y un contrabandista que había sido detenido.

Casi simultáneamente en La Paz, la ministra de transparencia anunciaba la abolición de la figura de desacato del Código Penal, anuncio que fue rechazado inmediatamente por el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, aduciendo que el desacato es una forma de defensa para las autoridades frente a una parte del vulgo irrespetuoso que suele cebarse con todo tipo de ofensas en contra de ellas. Suponemos que en la preocupación del magistrado contaba también la posible merma de presos, después de la abrogación de tan arcaica norma.

Todo este inusitado movimiento judicial estuvo también caracterizado por el  asilo otorgado por el gobierno brasileño en favor del Senador Roger Pinto, jefe de la bancada opositora en el Congreso, quien buscó refugio en dicha representación diplomática ante el acoso de más de 22 procesos que el gobierno le sigue por distintas causas. Lo interesante del caso es que, desde el ingreso de este padre de la patria a la embajada carioca, fueron varias las versiones e interpretaciones que voceros del gobierno emitieron sobre el caso, todas tendentes a entorpecer el curso regular de dicho proceso, llegando hasta el permiso o salvoconducto que facilite su salida del territorio nacional.

Lo lamentable de este desbarajuste jurídico está en que se confunde de tal manera a la opinión nacional como internacional acerca de las reglas de juego que prevalecen en el país, que lo hacen cada vez más confuso e inseguro. Los griegos que inventaron el ostracismo hacia el año 487 a.C.  (Práctica que consistía en desterrar de Atenas a un sujeto que no les parecía necesario para el bien público),  estarían sorprendidos que hoy, a 2500 años de ese invento, en Bolivia se continúe  con su aplicación, con el añadido de que ahora existe primero el asilo, que precede al destierro u ostracismo.

Más publicaciones de Álvaro Riveros Tejada
DATOS

¿El MAS ganará las elecciones nacionales?
SI
NO
Ver Resultados

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2014
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0