hoybolivia.com/movil
2023-02-07
Destacadas


Silala: Bolivia llega al fallo de La Haya tras dejar de lado su posición histórica


30/11/2022 - 07:15:19

Página Siete.- El Estado boliviano llega a la lectura de la sentencia de la corte de La Haya, en torno al Silala, con un borrador de preacuerdo fallido en 2009 y dejando de lado su posición histórica, que argumentaba que esas aguas eran 100% de propiedad nacional, nacían en los manantiales del Quetena (Potosí), y que fueron desviadas.

En 2009, los entonces presidentes Michelle Bachelet (Chile) y Evo Morales (Bolivia) llegaron a un borrador de preacuerdo, el cual entre sus puntos estipulaba que del total del agua que fluye a través de la frontera, corresponde inicialmente a Bolivia el 50%, porcentaje que podría incrementarse en función de los resultados de estudios que se realicen de forma conjunta.

Tras darse a conocerse aquello, el Comité Cívico Potosinista (Comcipo ) anunció protestas si se aceptaba la propuesta, por lo cual ese borrador de preacuerdo no se consumó.

Desde mediados de los 90, Bolivia sostuvo que las aguas del Silala nacían en territorio boliviano de manera natural, desde los bofedales del Quetena, y que ese recurso fue desviado de manera artificial. En la etapa de alegatos orales Bolivia indicó que el Silala es “un curso internacional de agua singular con caudales superficiales aumentados artificialmente”.

Los expertos en temas internacionales Álvaro Del Pozo y Andrés Guzmán identificaron al menos tres errores y oportunidades perdidas sobre el caso de las aguas del Silala.

Primera: no haber concretado el preacuerdo del 2009, en el cual Chile aceptaba pagar por el uso de las aguas. Bolivia pide que la Corte declare que tiene soberanía de los canales artificiales, y que disponga que todo abastecimiento a Chile del caudal artificial, incluida la compensación que se deba pagar por el abastecimiento, están sujetos a un acuerdo con Bolivia.

“La negociación del 2009 fue una oportunidad perdida, como el tema marítimo, porque nos trabamos con posiciones chauvinistas. Esa fue una oportunidad histórica y Comcipo y otras organizaciones de Potosí se negaron a esa posibilidad. Los bolivianos tomamos ese tipo de posiciones que a la larga nos perjudican”, dijo Del Pozo

Segunda: la amenaza del expresidente Evo Morales de iniciar una demanda por las aguas del Silala, sin tener la documentación lista para iniciar el proceso.

“Fue un grave error amenazar con una demanda, sin tener los estudios para interponer una denuncia. Esta provocación ocasionó que Chile nos demande, porque ellos en sus alegatos orales dicen que iniciaron la demanda para tener certeza jurídica, porque Evo Morales amenazó con una demanda y este juicio nos está llevando a una situación desfavorable”, aseveró Guzmán.

Tercero: en junio 2019, el gobierno boliviano no respondió a la solicitud de la administración de Chile de llegar a un acuerdo extrajudicial sobre el tema del Silala. Este hecho fue revelado por la agente chilena en La Haya, Ximena Fuentes, durante los alegatos orales de abril.

“Chile trató de llegar a un acuerdo, Chile le mando una carta a nuestra vicecanciller de ese entonces, Carmen Almendras, para llegar a un acuerdo, pero la carta nunca fue respondida. Esto muestra que tuvimos la posibilidad de llegar a un acuerdo mejor, sin necesidad de la sentencia, que será leída el 1 de diciembre”, enfatizó Guzmán.

Del Pozo lamentó que el anterior gobierno del Movimiento Al Socialismo hubiera provocado una demanda para llegar a la solución, la cual si se hubiera dado por la vía diplomática habría sido más favorable que la sentencia que dictará el tribunal internacional.

Mal planteamiento

El abogado Víctor Hugo Chávez manifestó que la contrademanda boliviana fue mal plateada. Explicó que se cometió error de aceptar la tesis chilena de que el Silala son aguas de curso internacional, y no se contrademandó sobre la soberanía del recurso, sino sobre los canales y ductos.

“Se ha dudado de la soberanía plena de las aguas del Quetena, hasta tal punto que señalaron que es un uso compartido con Chile. Bolivia tampoco ha reclamado la deuda histórica, que el departamento de Potosí y Bolivia siempre reclamaron”, sostuvo el jurista.

Chávez explicó que por lo que se vio en los alegatos orales, lo probable es que la Corte disponga que el Estado chileno no tiene la necesidad de negociar y se beneficia con el uso compartido de las aguas del Silala.

Mañana a las 10:00 (hora boliviana) se leerá la sentencia del caso Silala en el Palacio de la Paz, de la Corte Internacional de Justicia, luego de seis años de iniciada la demanda. En Potosí esperan con pesimismo el fallo.

Contenido Recomendado

Joven madre dio a luz en el pasillo de un centro de salud tras no recibir atención a tiempo

Gobierno antepone la industrialización del litio ante el declive del gas natural

Ley del oro: CC y evistas encienden las alarmas por venta del metal en el exterior


Siguiente Nota