hoybolivia.com/movil
2021-07-23
Recientes


Omar Aguilar: Salvatierra y Rivero apostaban a la convulsión, yo digo al desastre


20/06/2021 - 08:58:44

Pagina Siete.- Fue senador del Movimiento Al Socialismo (MAS) por Chuquisaca y durante la crisis política y social de 2019 fue uno de los asambleístas que no renunció y desempeñó un papel importante para la pacificación del país, de lo cual se siente orgulloso y no se arrepiente.

Desde febrero de este año está alejado del MAS, partido que sigue con su personería jurídica gracias a una estrategia que él y otros legisladores ejecutaron en esos días de tensión en el país.

Hoy desempeña otras funciones. Omar Aguilar recibe a Página Siete en el cuarto piso del flamante edificio de la Alcaldía de El Alto, donde trabaja con su excolega de la Asamblea Legislativa y ahora alcaldesa de esa ciudad, Eva Copa.

¿Qué impresión le  deja las recientes revelaciones de lo que ocurrió durante la crisis de 2019?

Es importante precisar el antes y el después de la asunción de Jeanine Añez. Todo lo que ocurrió desde el 10 hasta el 12 de noviembre y a partir del 13, cuando Eva Copa asume la presidencia del Senado y el papel de los asambleístas, a quienes siempre voy a reconocer  su participación y valentía del MAS, obviamente de  UD y al PDC, porque en esos momentos tan duros, en esos momentos  en los que nadie quería decir que es masista, fue esa Asamblea la que dio la cara cuando todos los militantes se escondieron  bajo sus catres, se fueron a las embajadas y hoy lamentablemente nos juzgan.

 ¿Qué opina sobre el informe de la Iglesia?

No podría precisar si tiene la verdad o no. Sólo Adriana Salvatierra, Susana Rivero, Teresa Morales, por parte del MAS, Carlos Mesa, Tuto Quiroga, Ricardo Paz, la Iglesia Católica y otros, los embajadores, solo ellos saben la verdad.  Entonces nos tendrán que decir su verdad. La Iglesia Católica ya hizo conocer su posición, yo no tengo discrepancias en su informe a partir del 14 de noviembre para adelante. Me gustaría que se refiera si es verdad que Carlos Mesa se opuso a cuanto diputado o senador del MAS asuma la presidencia.

 Se planteó la hipótesis de que se había negociado la salida de Evo Morales a cambio de que Jeanine Añez asuma la presidencia, pero también se especuló que Edwin Rodríguez hubiera sido el presidente. Yo lo descarto porque Rodríguez no pudo participar siquiera de la reunión que trató de instalar Añez.

Carlos Mesa se acogió al silencio, ¿quiénes más deben ser convocados por la Fiscalía?

Seguramente irán a declarar Adriana Salvatierra, Susana Rivero y Teresa Morales. Pero yo les digo algo, no hay que torcer la verdad, hay que decirle la verdad al país, nos guste o no nos guste. No puede hacerse esta investigación con cálculos políticos, con tratar de jalar el agua hacia nuestro molino. Nosotros, los asambleístas de esa gestión, les vamos a contar la verdad. Debo ser claro, cuando conversamos con Eva, dijimos: “No más muertos”, “no más sangre”.

Esa fue la visión del grupo concertador del MAS, ¿cuál era el mensaje de Salvatierra y Rivero hacia ustedes?

Después del 11, la instrucción era la renuncia colectiva, a la que me opuse y felizmente la mayoría se opuso. No renunció el 90%, 10% renunció y un 5% volvió a decir que no era legal su renuncia. Fue el primer roce con Adriana Salvatierra, a través de su jefe de comunicación, Aldo Camacho.

El primer quiebre se da en una reunión en el ex-Banco Minero, que inicialmente estaba presidida por Susana Rivero, Adriana Salvatierra y Henry Cabrera. Se apostaba a la convulsión, a la lucha, yo digo que al desastre.

Llegué de Sucre después de que quemaron mi casa y atentaron contra mi familia.  Recuerdo que pedí la palabra y con  lágrimas en los ojos les dije: “Compañeros, basta, no podemos seguir enfrentándonos entre bolivianos, nos ganaron en las calles, la oposición nos ganó en las calles”. De eso no se hizo un análisis profundo.  Felizmente fui apoyado por varios diputados y senadores, ahí fue el quiebre, el 90% apoyó esta posición para ir a la pacificación del país y Salvatierra y Rivero  terminaron siendo relegadas.

Después de este acto, hubo una reunión de la bancada del Senado, ahí las colegas le recriminan a Salvatierra su renuncia, ella  termina diciéndonos lo siguiente: “Miren compañeros, yo fui amenazada con reactivar los procesos contra mi padre por (el tema de) los tractores, quiero que me entiendan, mis padres es lo único que tengo”. Posiblemente entendible en ese momento.

¿La confesión fue antes de que intentaran entrar a la Plaza Murillo?

 Después de eso tratamos de ingresar a la Asamblea, yo me pregunto por qué tanta represión contra los asambleístas, seguramente el miedo de Jeanine era que nosotros podamos reconstituir la Asamblea, porque reconstituimos las directivas el 14 de noviembre.

Yo recuerdo a un militar que tenía su fusil en mi pecho y le temblaba el dedo en el gatillo. Fue el mismo día que Salvatierra aparece con la blusa rota. Pero logramos entrar finalmente, logramos posesionar a Eva Copa y Sergio Choque.

¿La instrucción de Salvatierra para que renuncien de qué forma se da?

Fue a través de dos o tres grupos de WhatsApp que tenemos, el texto lo realiza Aldo Camacho, el exjefe de comunicación de Salvatierra, tengo una discusión con él, le digo que no voy a cumplir, así me llame Salvatierra y esa posición  fue mayoritaria.

Usted usó la palabra “desastre”. Salvatierra y Rivero apuntaban a eso en el país?

Por supuesto, a más enfrentamiento, más movilizaciones, más luto, más sangre y dolor entre los bolivianos. Seguir apostando a la lucha es seguir enfrentándonos entre bolivianos.  

Ellas tendrían que responder cuál era el objetivo, qué acordaron y qué negociaron. Es importante que  le digan la verdad al país. En parte la Iglesia.

Hay algunos que contaron que se negoció salvar la integridad de Evo Morales. ¿A usted le preocupaba eso o pacificar el país?

En ese momento, después del atentado contra mi familia y mi casa, después de ver tanto dolor, sólo me interesaba pacificar el país. Posiblemente yo debiera estar con una sed de venganza, pero no, aposté por pacificar el país.

Usted dijo en algún momento que de alguna manera se tuvo que legalizar la presidencia de Añez, ¿entonces por qué se le enjuicia por golpe de Estado?

Para mí ha habido una sucesión forzosa de la CPE y del propio reglamento. El artículo 169 establece claramente que ante la ausencia definitiva del presidente y vicepresidente, quien asume es el presidente de la Cámara de Senadores. Ante ausencia de éste, el presidente de la Cámara de Diputados. Adriana y Víctor Borda renunciaron. La CPE no  habla de primeros vicepresidentes o de segundos vicepresidentes, dice ante este último,  deberá convocar en el plazo de 90 días a elecciones generales.

Seguramente hicieron una conjugación. El reglamento dice que ante ausencia del presidente del Senado asume el vicepresidente de manera interina, Rubén  Medinaceli renunció. Baja a presidente de Diputados, Borda renunció,  debiera asumir la vicepresidente, Susana Rivero, no renuncia ni por megáfono ni por ningún medio, en mi criterio, pero dice la Iglesia que ella no quiso asumir, entonces nuevamente van a la segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Añez. Ahí se va forzando. Ella debió convocar para elegir un presidente titular pero  trata de instalar y no instala porque el requisito es que haya 19 asambleístas, pero no había el quórum, primera violación.

Si usted dice que se forzó la presidencia de Añez, ¿entonces hubo golpe de Estado?

Se forzó porque después de este criterio del ministro Iván Lima no se define si Añez es golpista o presidenta, porque da las dos opciones. Si se demuestra que Añez fue golpista, todos sus actos son nulos en pleno derecho, incluida la ley de elecciones que es promulgada por Jeanine Añez, con la cual Luis Arce es presidente.

Por eso creo que debe ser procesada en juicio de responsabilidades, además de sus ministros, para responder por las muertes de Senkata y Sacaba y garantizar la institucionalidad del país, pero no por golpe de Estado.

Decidimos no enviarle ninguna carta porque hubiese sido reconocerla. En ese momento, y hay que decirlo, Añez parecía la esperanza del país después de 14 años de desgaste político, prepotencia y tantas otras cosas, pero se desmoronó rápido con los abusos de Arturo Murillo, Fernando López y los casos de corrupción en plena pandemia. Pero en ese momento parecía la esperanza, la otra cara de la moneda.

Además, el Pacto de Unidad, que es el brazo operativo del MAS, la reconoció.

Ahí voy. Estábamos en el Senado y vimos por el Canal 7 que en el Palacio  estaba el Pacto de Unidad, Bartolinas, COB y dijimos “qué hacemos, nuestras organizaciones la están reconociendo, se dirigían a Añez como presidenta”.

Nos convocaron, asistimos junto a Eva Copa y  recuerdo que hice una exposición  de lo que estábamos trabajando sobre la ley de elecciones, ley de garantías y elección de vocales.

Les preguntamos a los del Pacto de Unidad qué había pasado. Nos dijeron: “Apostamos igual que ustedes a la pacificación, daremos un paso atrás para  dar 10 adelante, no más muerte, no más luto”. Creo  que primero la reconocen las organizaciones sociales e implícitamente nosotros como Asamblea al sancionar leyes. Insisto, Luis Arce es presidente con una ley promulgada por  Añez.

¿Cómo deciden trabajar la ley de elecciones y las otras?

En ese momento tan duro, en el que nadie da la cara, pensamos en cómo pacificar el país.  Primero teníamos que convocar a elecciones, entonces la ley de elecciones. Segundo tema, la elección de vocales  y el tercero la ley de garantías. Esos tres temas fueron parte del acuerdo para pacificar el país.

La ley de garantías fue la más modificada, la Iglesia y los organismos internacionales acompañaron todas las modificaciones. Y  vino de yapa el tema de la personería jurídica del MAS, fue una estrategia nuestra. Les dijimos que  si se anulaba la personería jurídica, los militantes del MAS iban a volver a las calles a movilizarse y otra vez movilizarse.  Fue una estrategia que nos sirvió. Fue un pedido de las organizaciones sociales y del propio Evo Morales de que salvemos la personería jurídica.

¿Para usted hubo fraude en 2019?

Hasta el día de hoy no tengo un solo documento que pruebe el fraude, mantendré la teoría de que Almagro fue irresponsable al sacar un informe como preliminar, nunca hubo un informe final. Más allá que ahora que hay organismos que certifican que el informe fue irresponsable, que fue tergiversado, que no refleja la verdad. No sé si habrá las pruebas para hacer auditoría, lo cierto es que ahora hay que mirar adelante.

Una de sus premisas es la pacificación y el diálogo, ¿cómo ve las actuales apariciones y discursos de Evo Morales?

Evo Morales hoy no es alcalde, ni concejal  ni asambleísta departamental, no es senador ni diputado. Evo  no tiene vitrina mediática pero es un líder, tiene varias estrategias como internacionalizar su visión en Runasur,  tiene que mantenerse vigente para su postulación en 2025.

Pero creo que Evo es como no hubiese vivido  2019, siempre dije que en ese momento nos faltó un bañito de humildad, nos faltó una reflexión profunda, bajar a las bases, había mucha prepotencia de muchos ministros. Está en las manos de Evo y la dirigencia la continuidad  del proceso de cambio con el MAS IPSP, si sigue adelante o  se desmorona, van a ser responsables. A mí me gustaría ver a un Evo de 2005, con todos sus defectos y virtudes, pero como un líder indígena, campesino y humilde. Ustedes véanlo ahora, por supuesto hay muchos cambios y diferencias.

Salí del MAS no para ser un crítico y echarle barro, voy a respetar, no voy a tapar el sol con un dedo, pero también me voy a permitir decirle la verdad al país. Todos vamos a reconocer que fue el primer presidente indígena que hizo mucho por el país, nadie lo va a desconocer, pero lamentablemente se cometieron errores políticos en las anteriores gestiones, además de su entorno de ministros.

En enero de 2020  tuvo un altercado con el entonces diputado Franklin Flores, ¿por qué lo acusó a usted de manipular los votos para aceptar la renuncia de Morales?

Estoy convencido que había más de dos tercios. Hicimos un análisis jurídico que recomienda aceptar la renuncia, porque si no lo hacíamos, le íbamos a generar mayor responsabilidad.

Flores hizo eso para demostrarle su lealtad a Evo Morales y garantizar su candidatura para las subnacionales, porque él no estaba en la lista de candidatos para ser reelegido. Le dije que por culpa de él nos dicen masistas corruptos.

¿Por qué le dijo a Flores que pagará por la muerte del exviceministro Rodolfo Illanes?

Siempre nos cuestionamos, no tengo las pruebas,  quiero decir que se investigue por qué Franklin Flores aparece minutos después de la muerte de Illanes en el lugar y  recoge el cuerpo, entonces tiene que decir la verdad.

Contenido Recomendado

Banco Mundial asegura financiamiento para la realización del Censo de Población y Vivienda 2022

Influencer brasileña publica su último post en Instagram antes de morir en accidente de moto

OMS: La cepa Delta ya es dominante en la mayoría de los países de Europa


Siguiente Nota