hoybolivia.com/movil
2020-05-29
Mundo


Coronavirus: Los hospitales son otro foco de contagio en Ecuador


07/04/2020 - 08:49:59
Expreso.- Desde que el país decretó la emergencia sanitaria, el pasado 13 de marzo, los doctores, enfermeras, camilleros y personal administrativo del sistema de salud han puesto sobre la mesa su preocupación por la alta probabilidad de contagio que significaba estar frente a frente con el coronavirus sin los insumos de protección necesarios.

Casi cuatro semanas después del inicio de la crisis, la cifra total de sanitarios afectados o aislados a causa del COVID-19 asciende a 1.600, lo que ha convertido a los hospitales en un nuevo foco de contagio, especialmente en Guayaquil.

Tenemos más de 1.600 casos entre positivos y sospechosos de trabajadores de salud. También se han producido algunos decesos de colegas. Es un situación delicada. Es un enfermedad severa.
Ernesto Carrasco, viceministro de Salud.

El 20 de marzo se generó la primera alerta. Veinticuatro personas relacionadas al sector salud que habían dado positivo para coronavirus.

“Vamos a seguir controlando que estas prendas de protección sigan siendo entregadas. Puesto que se han dado todos los recursos y cuentan con los insumos en todas las administraciones zonales. El presupuesto fue entregado oportunamente y ellos tenían que abastecerse”, dijo en ese entonces la ministra de Salud, Catalina Andramuño, ante el sinnúmero de denuncias que empezaron a saltar en las redes sociales.

Nueve días después, el 29 de marzo, la cifra de contagiados entre el personal de Salud subió a 154.

Para ese entonces, enfermeras, auxiliares y camilleros de los hospitales Teodoro Maldonado Carbo, Francisco de Icaza Bustamante y el Universitario, en Guayaquil, ya habían decidido parar sus actividades hasta que se les garantice un proceso seguro de trabajo.

“Estamos viviendo una etapa desesperante, no somos inmunes los trabajadores para soportar esta crisis. Pedimos respuesta, dicen que tenemos los equipamientos de protección, pero la realidad es otra, no tenemos”, afirmaba Eduardo Ortega, presidente del sindicato de trabajadores del Hospital del Niño.

Liliana Triana, vocera del Colegio de Enfermeras del Guayas, también exigía insumos para el gremio. Nos han mandado a la guerra sin los insumos necesarios para combatir. Cuando va el ministro ahí sí sacan los cartones. Muchas han comprado insumos, han usado fundas para protegerse

Sin embargo, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, daba ante los medios una información diferente. “Se han destinado 40 millones de dólares en bioseguridad. Es importante que el personal médico sepa que hay suficientes materiales y trajes de protección”.

La pandemia también ha afectado a los profesionales que procesan las pruebas de coronavirus. “Otro de los problemas que hemos enfrentado es que las pruebas para poder llevarlas a cabo las personas tienen que tratar con el virus y tenemos a muchos de los expertos en hacer esas pruebas enfermos”, desvelaba ayer en una entrevista a un medio digital, Juan Sebastián Roldán, secretario de la Presidencia.

Preocupa la cifra de 1.600 casos de coronavirus entre confirmados y sospechosos de personal de salud. Pero inquieta aún más la cifra de profesionales de este ámbito fallecidos en el ejercicio de su labor en el país, 10 casos, si se compara la realidad nacional con la de otro país como por ejemplo España que, pese a registrar 19.400 casos de profesionales de la salud contagiados, solo cuenta 11 médicos, una auxiliar y una enfermera en la lista de fallecidos.

Y ese ambiente en los hospitales hace pensar y repensar a algunos profesionales de la salud desempleados antes de aplicar o no a las 700 plazas abiertas por el Ministerio de Salud Pública para suplir la de profesionales contagiados y responder a la magnitud de la crisis sanitaria.

Santiago López es médico. Está desempleado desde hace 8 meses. Antes de la emergencia sanitaria presentó su hoja de vida en varios lugares y no recibió respuesta. Desde que empezó la crisis, comenzaron a llamarlo, pero no ha aceptado ninguna oferta. ¿Por qué? Dos motivos: la falta de garantías sanitarias para realizar su trabajo y de estabilidad laboral luego de la emergencia. “Tengo colegas que, a la vista de la saturación o colapso del sistema, han optado por renunciar ya sea por motivos familiares, personales, laborales. Tengo compañeros que han salido positivo (para COVID-19) y están cumpliendo la cuarentena”.

Si el Ministerio de Salud o cualquier otra entidad garantiza insumos médicos de calidad y estabilidad laboral posterior, este médico estaría dispuesto a asumir el reto de enfrentarse al nuevo virus. “Seamos sinceros. Podemos entrar en un debate. Algunos citan el juramento hipocrático, pero ponen a la vocación por sobre la protección. Son dos cosas que no puedes comparar. Estoy dispuesto a trabajar siempre que me den un equipo de protección decente... porque me puedo convertir en otra fuente de contagio”.

César Almeida es auxiliar de enfermería. También desempleado desde hace más de un año. Está dispuesto a aplicar a las plazas abiertas por Salud siempre que le garanticen los insumos para no contagiarse. “Podemos estar al frente, pero necesitamos que el Gobierno nos ayude con la seguridad... eso es primordial”.

Día Mundial de la Salud

El 7 de abril de cada año, a partir de 1948, se recuerda el Día Mundial de la Salud. La fecha fue escogida por la Asamblea Mundial de Salud en conmemoración a la fundación de la Organización Mundial de la Salud y como un día para pensar en las enfermedades mortales en el mundo y crear buenos hábitos de la salud personal.

Contenido Recomendado

Empresa china afirma un 99 % de posibilidades de que su vacuna contra el covid-19 funcione

Villa Tunari usa Centro de Alto Rendimiento como zona COVID-19; el Trópico suma 58 casos

Diputado Amílcar Barral: Se debe dar con responsables de adquisiciones fraudulentas


Siguiente Nota