hoybolivia.com/movil
2020-06-05
Deportes


Vice de la FBF denuncia montaje político y lamenta dictadura tras ser imputado mientras juntaba víveres


30/03/2020 - 09:12:51
Opinión.- El sábado en la noche, apenas un medio pandino transmitió en vivo la irrupción de la Policía en el domicilio del primer vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Marco Rodríguez. Todo el suceso fue captado por el lente del medio digital, que acompañó a las autoridades del verde olivo en el operativo nocturno. En la vivienda se encontraba el alto directivo acompañado por tres personas: su hermano Mirlo y dos amigos.

El video se viralizó rápidamente. No era para menos. En la escena participaba un personaje muy conocido en la esfera del balompié nacional. Los efectivos, junto a un representante de la Fiscalía, se presentaron en su vivienda. Alegaron que algunos vecinos habían denunciado que allí estaban congregados consumiendo bebidas alcohólicas y escuchando música con volumen muy alto. Esto, cuando rige el Decreto Supremo 4200, que establece la prohibición de reuniones sociales, entre otras disposiciones.

De inicio se dio la negativa por parte de Rodríguez, que se opuso a acompañar a los del orden público para después declinar su postura y aceptar colaborar. De fondo se podía apreciar una cantidad importante de bolsas con víveres varios, mismas que el directivo y sus allegados distribuirían posteriormente, de acuerdo con su versión.

Lo curioso del procedimiento es que solo algunos de los efectivos de la Policía se hallaban utilizando barbijos y elementos sanitarios necesarios para combatir la pandemia por el coronavirus nuevos (COVID-19). Esto, teniendo en cuenta que en la escena participaban, aproximada y simultáneamente, unas 8 personas.

Rodríguez le brindó su descargo a OPINIÓN. Admitió que se estaban divirtiendo y conversando, pero no con bebidas alcohólicas de por medio. Denunció que desconfía de un posible montaje político de gente que piensa que él se encuentra favoreciendo a un partido a través de la distribución de ayuda y lamentó que en Bolivia “no haya acabado el manejo de la justicia”. Según su versión, no lo arrestaron durante ocho horas, sino que lo imputaron y hoy enfrentará una audiencia en procura de su defensa.

P: La Policía se presentó en su domicilio acusando que consumían bebidas. Su testimonio es importante tras la viralización del video del sábado.

R: Me apena mucho que se hubiera hecho un montaje, no sé si llamarlo político o de maldad. Eso se irá aclarando de a poco. Como familia, con mi hermano y mis amigos no hemos cometido ningún. El único delito ha sido habernos juntado para organizar y repartir lo que más necesita la gente. Parece que hubo molestia en algunas personas y tramaron esto de forma malvada. Hablan de los vecinos. Nosotros tuvimos el respaldo total de ellos. Incluso querían salir a la calle. No nos arrestaron. Nos han detenido, nos acusaron de atentar contra la salud pública. A nuestro domicilio llegó la Policía sin barbijos. Entró, invadió la casa, me amenazó. Dijo que si no salía, me iba a gasificar. No le importó que estuviera mi hijo. Quiero dejar en claro que el señor fiscal y muchos policías se han portado caballerosamente, excepto un teniente y un coronel, que fueron abusivos. Los demás han tenido educación. No tenían mandamiento para allanar mi casa. Han violentado toditas las normas y vulneraron nuestros derechos constitucionales. El único delito que cometimos fue querer ayudar. Eso no nos va a atajar para seguir colaborando. En su momento haré mi descargo con toda esta gente que estaba yendo a mi casa para recoger los alimentos. Con mi grupo de amigos venimos (ayudando) hace más de cinco años. Queríamos aportar con nuestro granito de arena, pero parece que eso solo lo pueden hacer los políticos.

P: Usted advierte en el video que va a tomar medidas penales…

R: La única forma es presentando una acción de libertad en contra de las personas que vulneraron nuestros derechos. Todos los derechos constitucionales nos los han violado.

P: ¿Los efectivos se presentaron con los cuidados sanitarios debidos?

R: La Policía entró sin nada. No le interesaron los niños. Sabemos que todo tiene un tinte político, pero no somos candidatos a nada. No estamos en la línea del actual gobierno. Hemos trabajado en una campaña a favor de otro partido, ¿pero qué delito es ese? Pensábamos que se había acabado la dictadura y el manejo de la justicia. Parece que es peor ahora.

P: Entonces, ¿lo ve como algo dirigido?

R: Totalmente. Llegaron la Policía, la Fiscalía y una prensa, nomás. Entraron directamente. He visto publicaciones donde también han intervenido en otros hogares, pero arrestaron y estuvieron ocho horas. A nosotros nos han imputado ¡Estamos imputados! El delito que hemos tenido es atentado a la salud pública. A ver, estás en tu casa, con tu familia, llega gente sin ningún tipo de cuidado, sin barbijos ni guantes, ¿y los que atentamos contra la salud pública somos nosotros?

P: ¿Había niños?

R: ¿Sabes qué? Tengo hijos que justo estaban en mi casa. Compartimos la guarda con sus mamás. Me parte el alma que mi hijito le dijera a su madre: ‘mamá, se lo llevaron preso a mi papa y no pude sentarme a comer con él en familia’ ¿Que tienen los hijos que ver (llanto)?

P: ¿Estaban consumiendo bebidas?

R: Trajeron una botella de whisky que (no sé) de cuándo estaría ahí en mi casa. Estábamos cantando, charlando y divirtiéndonos con mi hermano, un amigo que lo acogimos y otro que desde el viernes se quedó a ayudarnos a distribuir las cosas. Nadie más. Una gente de prensa nos decía que en tal parte había familias que necesitaban y ellos, como tenían permiso de transitar, venían y recogían (los víveres). Hicieron una publicación. Ahí comenzó todo. Creyeron que hacíamos campaña política. No creo que esto sea de las altas esferas del Gobierno. Más bien, de personas muy malas en nuestro departamento. No quiero desviarme ni acusar a nadie, pero una vez que podamos conocer quién cometió esto, recién tomaré medidas. Esperemos que mañana (por hoy), en la audiencia, pueda aclararse y que nos den la libertad. Pensábamos que se había acabado el acoso a las personas, pero parece que aún hay servilismo. Eso apena y no ayuda a mejorar lo que se hizo durante 21 días de lucha por la democracia.

Contenido Recomendado

Ex presidente del BCB: Irónicamente, la ley laboral impide mantener o crear nuevos empleos

Áñez anuncia cuatro acciones para frenar y sancionar cualquier acto de corrupción

Gobernación cruceña desmiente a diputado y demuestra que recursos del 12% del IDH están en el Banco Central de Bolivia


Siguiente Nota