hoybolivia.com/movil
2019-09-16
Especiales


Todo lo que tener en cuenta a la hora de comprar un cargador para el móvil


24/08/2019 - 12:11:08
La Verdad.- Aunque en la caja en la que venía embalado tu smartphone venía un cargador, muchos optamos por disponer de un segundo: quizás que cargue más rápido o que sea más versátil para conectar varios dispositivos, para cargar tu teléfono en un coche antiguo, para guardar en tu maleta o dejar en la oficina, por si las moscas... Independientemente de los motivos, si estás pensando en comprar un cargador para tu smartphone, estos son los nueve factores a considerar para acertar con tu elección.

Tipo de adaptador

Antes de empezar a dilucidar qué adaptador es el mejor para cargar nuestro teléfono hemos de tener en cuenta que estrictamente hablando, estos dispositivos conectan el cable con la corriente eléctrica, por lo que será necesario un cable, que no viene incluido y, a partir de aquí, conectar directamente el teléfono u optar por un cargador de tipo inalámbrico, para aquellos modelos compatibles.

En el mercado encontramos esencialmente dos opciones para cargar nuestro teléfono mediante cable: los adaptadores de pared y los de coche. Así, mientras que los primeros alimentan la batería de nuestro terminal valiéndose de un enchufe, para los segundos recurriremos al mechero de los vehículos, de 12 Voltios.

En este sentido, las opciones en cuanto a cargadores para coches son más reducidas. Este tipo de cargadores son muy útiles para vehículos con cierta edad, ya los modelos actuales integran puertos USB que nos permiten ahorrárnoslo. Asimismo, es habitual que los cargadores para coche integren varios puertos y funciones adicionales como la transmisión mediante Bluetooth, una característica adicional muy atractiva si nuestro coche veterano dispone también de una radio antigua.

¿Qué puerto necesitas?

Uno de los puntos de partida a la hora de elegir un adaptador de corriente para cargar el teléfono es conocer qué tipo de puerto emplea para que conectemos el cable. Lo más fácil para no equivocarse es volver a la caja en la que venía nuestro smartphone, donde encontraremos tanto el adaptador de corriente como el cable: es ese puerto que conecta ambos el que nos interesa.

La vasta mayoría de terminales se vale de un puerto USB para conectar el cable al adaptador, si bien existen ciertos modelos que emplean un puerto USB-C. He consultado a los editores de Xataka que más teléfonos analizan por este puerto de conexión entre cable y adaptador, encontrando entre las excepciones los Google Pixel, el Motorola G7 o el Samsung Galaxy A80.

Existe otra opción: hay terminales como el iPhone X / iPhone 8 y posteriores, que aunque vienen por defecto con un cable que emplea USB para conectarse al adaptador, pueden usarse con un cable USB-C / Lightning para la carga rápida. En este sentido, necesitaremos tanto el adaptador como un cable adicional que sea compatible con el teléfono. Si te decantas por esta opción, te recomendamos verificar las especificaciones de carga y la compatibilidad.
Apple Cable de conector Lightning a USB-C (1m)

De Voltios y Amperios de salida

Ahora que ya sabemos qué tipo de puerto ha de integrar el adaptador de corriente, el siguiente paso es fijarnos en la velocidad de carga. Esto es, los Voltios y Amperios, o lo que es lo mismo, la potencia que el adaptador es capaz de suministrar al dispositivo conectado.

Está claro que cuanto más rápido, mejor, pero dentro de los límites que marcan sus especificaciones técnicas, de modo que optimicemos el proceso de carga. De lo contrario, las baterías y los terminales podrían deteriorarse.

Si queremos ir sobre seguro, lo más conservador es volver a mirar el cargador original que venía incluido en la caja. Con un vistazo a los adaptadores de corriente oficiales de varios modelos de smartphones, sabremos que por en las cajas de los iPhone encontramos un cargador de 5V y 1A para la carga "estándar" — si bien desde la generación del iPhone X admiten carga rápida desde 18 a 87 W —, el Xiaomi Mi 9T puede cargarse a 5V/3A, 9V/2A y 12V/0,5A, el Huawei P30 Pro permite hasta 40W con Supercharge a 10V/4A y 5V/2A, 9V/2A, el Samsung Galaxy S10 5G a 5V/3A, 9V/2,77A, 3,3-5,9V/3A, 3,3-11V/2,25A, Huawei P30 Lite a 5V/2A ó 9V/2A, Xiaomi Mi A1 a 5V/2A...

Y es que por "culpa" de la carga rápida, las opciones en cuanto a voltaje y amperaje han crecido notablemente. Si no queremos complicarnos demasiado, aquellos que proporcionen 5V y 1 A cargarán nuestro teléfono lentamente, mientras que los que entreguen 5V y 2A ofrecerán una carga moderadamente rápida muy común.

No obstante, también hay modelos compatibles con ciertas tecnologías de carga rápida desarrolladas por fabricantes como Qualcomm. Así, encontramos modelos simples con una toma Qualcomm Quick Charge 3.0 como el AUKEY ADEQ-SP-PA-T9-B (12,99 euros) o el UGREEN 40585 (18,99 euros) con dos puertos USB compatibles con QC 3.0. En el caso de los adaptadores para el mechero del coche, también existen modelos compatibles con QC 3.0 como el Spigen Essential (18,99 euros).

Siguiente Nota