Domingo 14 de julio 2024

Los muertos ya pueden mandar emails: La herramienta que envía mensajes póstumos



380 vistas

La película 'Posdata, te quiero' sería la versión analógica de la nueva idea que ha tenido la herramienta Goodbyememo. En aquella lacrimógena cinta, interpretada por Hillary Swank y Gerard Butler, la protagonista se queda prematuramente viuda y su marido, antes de morir, programa el envío de una serie de cartas póstumas que ella iría recibiendo durante su duelo, como una forma de ayudarla desde el más allá a transitar el dolor por su pérdida y comenzar una nueva vida. La esencia de esta nueva iniciativa es la misma, pero adaptada a los tiempos de la IA.

A través de Goodbyememo, cualquier persona viva puede dejar mensajes planificados que sus seres queridos recibirán una vez que haya muerto. De esta forma, los familiares recibirán e mails con las palabras de su allegado fallecido en los que, o bien se pueden dejar palabras de consuelo que les ayuden a hacer el duelo o se puede expresar todo lo que no se dijo en vida por timidez, vergüenza o miedo. Así mismo, los correos electrónicos pueden ir a acompañados de fotografías y vídeos y servir de despedida cuando esta, por las causas repentinas de la muerte, no ha sido posible.

¿Cómo sabe la herramienta que el usuario ha fallecido?

“Cada persona tiene una historia única que contar y un legado que dejar. Nuestro servicio capacita a las personas para asegurar que sus recuerdos y mensajes se conserven y se entreguen a quienes quedan en vida”, ha dicho Vincenzo Rusciano, CEO del servicio. Pero, ¿cómo se hace efectivo ? ¿Cómo sabe la herramienta que su usuario ha fallecido y, por tanto, los correos deben ser enviados a los destinatarios elegidos?

A través del autochequeo: Cada usuario puede personalizar la frecuencia de los recordatorios de mensajes para confirmar su existencia y especificar el tiempo de espera para recibir una respuesta antes de que el servicio considere que ha fallecido. O la verificación de un amigo: También se puede proporcionar un código secreto que el usuario puede compartir con una persona de confianza. Esta persona notificará a Goodbyememo el fallecimiento.

La exploración de esta herramienta es gratuita y su lanzamiento ha coincidido con la proliferación de chatbots que simulan la voz y la forma de hablar de las personas que han fallecido. En China, hay un boom en torno a estas resurrecciones digitales, gracias a las que los ciudadanos pueden recibir una videollamada de los avatares de sus padres o parejas fallecidas, con todos los riesgos psicológicos que ello implica.


Más contenido de #Especiales

Anuncio