Sábado 13 de agosto 2022 Contacto

Células zombi: Estaban muertos, pero unos científicos revivieron sus células




03/08/2022 - 18:45:20

Un equipo de científicos dice haber encontrado una manera de preservar mejor e incluso restaurar parcialmente la función de las células en todo el cuerpo de un cerdo una hora después de la muerte. La tecnología, descrita en un estudio  publicado en Nature, aún está lejos de ser probada con humanos, pero posiblemente podría ayudar a aumentar el suministro de órganos viables para trasplantes en el futuro.

En abril de 2019, un grupo de investigadores de la Universidad de Yale causó sensación con sus experimentos. Usando un cóctel de sangre sintética y otros compuestos, demostraron que era posible restaurar cierta actividad celular y circulatoria en el cerebro de un cerdo cuatro horas después de que el animal hubiera muerto. Estas células cerebrales “zombis”, como muchos observadores externos las acuñaron rápidamente, duraron hasta seis horas pudiendo realizar funciones que normalmente cesan a los pocos minutos de la muerte clínica. Sin embargo, es importante destacar que los investigadores no estaban tratando de restaurar, ni lo hicieron, el tipo de actividad eléctrica asociada con la conciencia.

Ese mismo equipo ahora ha ampliado su trabajo. Antes, los cerebros de los cerdos fallecidos se extraían del cráneo y se conectaban a su sistema, al que llamaron BrainEx. Esta vez, conectaron todo el cuerpo de los cerdos a través del sistema circulatorio a una versión ampliada llamada OrganEx.

La mitad mecánica de OrganEx se parece a las máquinas existentes para soportar el corazón y los pulmones de una persona. Pero el aspecto único del sistema proviene de un fluido sintético desarrollado por el equipo que se bombea a través del sistema circulatorio del cerdo. Algunos de los ingredientes del líquido son patentados, mientras que otros son medicamentos existentes, pero en general, destinados a promover la salud celular, disminuir la tasa de muerte celular y suprimir la inflamación.

En estos nuevos experimentos, el intento de reanimación comenzó una hora después de que los cerdos fueran sacrificados por paro cardíaco. En aras de la comparación, los cerdos en OrganEx se compararon con cerdos de control colocados en un dispositivo de oxigenación por membrana extracorpórea, o ECMO, una forma de soporte vital que puede reemplazar temporalmente la función del corazón y los pulmones en la sangre circulante.

Al igual que con los cerebros de los cerdos en la investigación anterior, partes de los cerdos de OrganEx parecieron volver a tener una apariencia de vida. En comparación con los cerdos ECMO, los órganos de los cerdos en OrganEx mostraron menos signos de sangrado o inflamación de los tejidos. Y a un nivel más individual, había indicios de que sus células volvían a llevar a cabo algunos procesos estándar, incluida la regeneración.

“De manera similar al estudio anterior en este trabajo, mostramos que podemos restaurar ciertas funciones celulares en algún momento después de la muerte”, dijo el autor del estudio Zvonimir Vrselja, científico investigador asociado en neurociencia de la Facultad de Medicina de Yale, en una conferencia de prensa.

Aunque el trabajo está lejos de crear cerdos ‘zombis’, los investigadores una vez más tuvieron cuidado de evitar que algo parecido a la conciencia fuera posible en los cerdos muertos. Todos los experimentos se llevaron a cabo a temperaturas que inhibirían cualquier tipo de actividad cerebral, y los cerdos fueron anestesiados antes del ataque cardíaco inducido. Al igual que antes, no hubo evidencia de que los cerebros de los cerdos fueran restaurados al punto de la conciencia.

Si bien es teóricamente factible que esta tecnología pueda usarse con humanos vivos, el beneficio más claro posible actualmente es para la preservación de órganos, dice el equipo. El sistema podría prolongar el periodo de supervivencia de partes sanas del cuerpo de personas que han muerto recientemente por un derrame cerebral u otras afecciones que interrumpen el flujo sanguíneo, por ejemplo.

Sin embargo, el estudio sigue siendo solo una prueba de concepto para esta tecnología. Ha demostrado que es posible restaurar alguna función en una amplia gama de órganos después de la muerte, pero no en el mismo grado en todas partes. Y se necesitará más investigación en animales para determinar si alguno de estos órganos puede ser realmente viable para el trasplante. Los investigadores, aunque entusiasmados con el potencial de su tecnología, también descartaron rápidamente la idea de que estos cerdos fueran resucitados en cualquier tipo de significado convencional.

“No estamos ni cerca de poder decir, ‘Oh, Dios mío, le hemos devuelto la vida no solo a este cerdo, sino a cualquier órgano individual’. No podemos decir eso todavía. Todavía es demasiado pronto”, dijo el autor del estudio Steven Lantham, director del Centro Interdisciplinario de Bioética de Yale.

Incluso suponiendo que otros estudios en animales muestren que el sistema puede restaurar órganos viables, pasará tiempo antes de que los científicos puedan realizar investigaciones similares en humanos, y más antes de tener la tecnología disponible en el mundo real. “Creo que estamos bastante lejos de una aplicación humana de este tipo de experimentos. Habrá que hacer mucho más trabajos, más precisos antes de lanzar algo en esa dirección”, dijo Lantham.

Es probable que los zombis no estén en nuestro futuro próximo, pero este tipo de investigación podría plantear importantes preguntas éticas sobre los límites a menudo debatidos de la vida y la muerte. No es imposible, por ejemplo, que los científicos algún día puedan resucitar los órganos de alguien mucho después de que esa persona haya salido de su cuerpo mortal. Pero esa posibilidad, han argumentado algunos especialistas en ética, podría desafiar nuestras definiciones actuales de muerte clínica o cerebral.

Noticias Recientes de Especiales

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022