Sábado 13 de agosto 2022 Contacto

Cómo una foto porno ayudó a descubrir el mayor robo doméstico en la historia británica




30/07/2022 - 11:41:41

BBC.- Una tarde lluviosa de enero de 2020, el detective Thomas Grimshaw entró en un hotel barato en una calle anodina del sureste de Londres con el presentimiento de que podría ayudarlo a resolver un caso importante.

Grimshaw le preguntó a la recepcionista sobre los huéspedes que se habían quedado allí a mediados de diciembre.

Ella le contó sobre un grupo que recordaba vívidamente: uno de ellos le había enviado mensajes inapropiados por teléfono a una colega, incluida una foto de su pene. Agendó su número como "tipo raro".

Era la gran pista que estaba buscando Grimshaw.

Encontrar ese número de teléfono ayudó a la policía a identificar a su primer sospechoso en el robo doméstico más grande en la historia legal inglesa.

Faltaban menos de dos semanas para la Navidad de 2019 cuando Tamara Ecclestone, su esposo Jay Rutland y su hija Sophia viajaron a Laponia.

La hija del expresidente de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone publicó una foto antes de su partida en Instagram.

Esa noche, un guardia de seguridad de su mansión en Londres descubrió a tres intrusos con el rostro descubierto poco después de las 23:00. Estaban dentro del vestidor de Ecclestone, conocido como la bóveda: su puerta de acero reforzado de seis pulgadas no estaba cerrada con llave.

Escaparon por una pequeña ventana con más de 25 millones de libras (US$30 millones) en efectivo y joyas, incluidos diamantes y relojes.

La investigación fue nombrada Operación Oakland, pero lo único hallado eran dos teléfonos descartables y un destornillador en una de las habitaciones.

De taxi en taxi

Cámaras de seguridad captaron a tres figuras que subían a un taxi negro.

Los detectives rastrearon todos los taxis negros que habían operado dentro en la vecindad esa noche; identificaron 1.006. Le preguntaron a los taxistas si recordaban haber recogido a tres hombres de Europa del Este.

Un taxista, Terry, les dijo que los había llevado a la parte trasera de un hotel Hilton.

Otra cámara de seguridad capturó a tres hombres que llevaban bolsos, que más tarde se descubrió que eran de Ecclestone y Rutland, y luego subieron a otro taxi.
Las imágenes de la cámara de seguridad mostraron a los sospechosos subiendo a un taxi.

Ese taxi luego se perdió en la noche. Los detectives rastrearon al conductor, Jimmy, quien no podía recordar exactamente dónde había dejado a los pasajeros; pero se acordó que había un puente distintivo con arcos.

Esto le permitió a los detectives reducir la búsqueda al suburbio de St Mary Cray y comenzaron a revisar cámaras de seguridad del área.

Un video mostraba figuras caminando por un pequeño carril.

Frente a una estación de policía había un hotel barato llamado TLK Apartments. Grimshaw siguió su corazonada de que debería visitarlo y le contaron sobre la foto del pene.

"Una vez que supe esto, sentí que habíamos identificado al grupo correcto de personas", dijo el detective.

El personal de recepción había fotocopiado el documento de identidad del hombre cuando se registró. Su nombre era Jugoslav Jovanovic, un ciudadano italiano de 23 años.

Tenían a su sospechoso inicial.

Robos de lujo

Pronto se identificarían más sospechosos, pero primero la policía descubrió evidencia de que el robo a Ecclestone no había sido el único atraco a celebridades llevado a cabo por los ladrones.

Otro robo de alto nivel había ocurrido en el oeste de Londres el 1 de diciembre. Más de 60.000 libras (US$72.000) en relojes de lujo, gemelos y pulseras pertenecientes al exjugador de fútbol Frank Lampard y su esposa Christine habían sido robados.

Las imágenes de la cámara de seguridad revelaron a un hombre de apariencia similar al de la identificación de Jovanovic.

La policía amplió su búsqueda: ¿cuántos robos de lujo hubo en Londres entre el 1 y el 18 de diciembre? Rápidamente hallaron otro el 10 de diciembre.

Más de 1 millón de libras (US$1,2 millones) en artículos de la casa del difunto propietario del club de fútbol Leicester City, Vichai Srivaddhanaprabha, habían sido robados.
 

Una pulsera de Cartier fue uno de los artículos personales robados a Ecclestone en el asalto.

Su casa no había sido tocada desde su muerte en 2018 y se había convertido en un lugar de oración y duelo para su familia cuando visitaban Londres.

Se robaron siete relojes Patek Philippe y 400.000 euros (US$408.000) en efectivo. Los detectives vieron en las cámaras de seguridad un rostro familiar: Jovanovic.

Ladrones y grupo de apoyo

El caso de la policía se dividió en dos partes.

Continuarían tratando de identificar a cuatro hombres que se creía que eran los ladrones.

Pero también a otros cuatro que presuntamente habían sido el "grupo de apoyo", es decir, los encargados de la logística: reservar taxis, hoteles, vuelos, etc.

Jovanovic ingresó a Reino Unido el 30 de noviembre con el croata Daniel Vukovic, de 39 años. Ambos se registraron en el hotel en St Mary Cray ese día.

El 18 de diciembre, abandonaron el país: Jovanovic a Milán, Vukovic -que estaba con una mujer llamada Maria Mester- a Belgrado.
 

Las imágenes capturadas por las cámaras de seguridad de la casa mostraron a un hombre de apariencia similar al que se ve en los documentos de Jovanovic.

Los detectives obtuvieron otra pista cuando pudieron identificar a Jovanovic y otros hombres tomando un tren horas antes del robo.

London Victoria, el final de la línea, se convirtió en un lugar de interés, por lo que los agentes comenzaron a buscar a través de las cámaras de la estación.

Jovanovic y Vukovic fueron vistos bajándose de un tren. Poco después, se vio a la pareja saliendo de la estación con otros dos hombres.

EuroPol ayudó a identificarlos: los italianos Alessandro Donati y Alessandro Maltese.

Las imágenes de la estación arrojarían otra pista. Se vio a Jovanovic estrechándole la mano a un quinto hombre y caminando con él. La policía siguió sus movimientos y se dio cuenta de que había usado su tarjeta bancaria para pagar.

Era el hijo de Mester, Emil Bogdan Savastru, quien había volado a Londres desde Tokio el 12 de diciembre y partió a principios de enero hacia Milán.

Se consideró que madre e hijo formaban parte del "grupo de apoyo" junto con dos rumanos, Alexandru Stan y Sorin Marcovici.

Atrapados

El primer arrestado fue Savastru, en el aeropuerto londinense de Heathrow. Llevaba un bolso Louis Vuitton perteneciente a Rutland y un reloj Tag Heuer de Srivaddhanaprabha.
 

Los sospechosos fueron filmados en un café en una estación de tren.

Al enterarse del arresto de su hijo, Mester regreso a Reino Unido. Fue arrestada de inmediato en el aeropuerto; usaba un par de aretes que se parecían a los de Tamara Ecclestone. No era posible estar seguro de que fueran exactamente los mismos, pero el diseñador que los hizo dijo que solo se habían hecho tres pares.

Las fotos de Facebook de Mester mostraban que había usado un collar similar a uno hecho a medida que Rutland compró para su esposa en Los Ángeles.

Tanto ella como su hijo dijeron ante un tribunal que los artículos se los habían regalado y negaron saber que habían sido robados.

También resultó que Savastru había usado su tarjeta bancaria para pagar un Airbnb en el que Jovanovic, Vukovic, Maltese y Donati vivieron durante unos días después del asalto a Ecclestone. Savastru también había reservado la mayoría de los vuelos.

En noviembre de 2020, Marcovici, Stan, Savastru y Mester fueron a juicio acusados ​​de conspiración para robar.

Ni idea

La defensa de Mester fue que era una escort internacional y conoció a Vukovic como cliente en un bar de Milán años antes. En diciembre de 2019, cuenta, él le pidió que lo acompañara a Londres y le pagó miles de euros. Mester dijo que no tenía idea de que Vukovic ni los hombres con los que estaba estaban realizando robos de alto nivel.

"Para mí, Vukovic era como la gallina de los huevos de oro, como todos los demás clientes generosos", le dijo a la BBC. "¡No vi nada malo con ese tonto!"

Tras ser absuelta, dijo: "Soy 100% inocente de estos robos". Añadió que la policía nunca había demostrado su culpabilidad ni la de su hijo.
 

Emil Bogdan Savastru fue arrestado en el aeropuerto de Londres.

Stan le dijo a la corte que un amigo le había pedido que ayudara a algunos italianos que eran nuevos en Londres y necesitaban ayuda con un auto y para moverse. Se había reunido con ellos para tomar un café e intercambiar números. Insistió en que no sabía qué estaban haciendo.

"Todo, toda la evidencia en mi contra muestra que yo no podría estar involucrado", dijo Stan a la BBC.

Marcovici, un amigo de la infancia de Mester, también sostuvo que era un hombre inocente atrapado en algo de lo que no tenía ni idea.

En enero de 2021, los cuatro fueron declarados inocentes. Pero ese no fue el final de la historia.

Condenados

La policía llevó a Mester y a su hijo Savastru a juicio por otros asuntos.

Mester fue condenada por no permitir que la policía accediera a su teléfono, mientras que Savastru fue condenado por un cargo no relacionado de posesión de billetes falsos.

Alessandro Maltese, Jugoslav Jovanovic y Alessandro Donati fueron arrestados en Italia y extraditados al Reino Unido.

Y finalmente, los detectives pudieron atrapar a tres de los ladrones que huyeron al extranjero.

Donati y Maltese fueron arrestados en Milán y luego extraditados en el otoño boreal de 2020. Jovanovic fue arrestado en la costa italiana de Santa Marinella, cerca de Roma, en octubre de 2020. Luchó duro contra su extradición, pero fue llevado a Londres en abril de 2021.

Los tres se declararon culpables de conspiración para robar y fueron encarcelados en noviembre de 2021.

Pero todavía hay un hombre prófugo, que se cree que es el autor intelectual de los robos.
Hombre misterioso

Su verdadera identidad sigue siendo un misterio.

Durante las audiencias judiciales fue nombrado como Daniel Vukovic, un ciudadano croata de 39 años.

Una investigación de la BBC descubrió que las autoridades italianas lo conocían con 17 identidades más.
 

Los documentos judiciales italianos vistos por la BBC indican que su nombre real es Alfredo Lindley, un ciudadano peruano nacido en Miraflores, Lima, en 1981. Tiene antecedentes penales que datan de 1995.

La policía también lo vinculó con los presuntos robos a los futbolistas internacionales Patrick Vieira y Sulley Muntari en 2009, según documentos judiciales.

Un hombre a quien la prensa italiana ha apodado "el Lupin de la vida real", señalando que podría estar viviendo en Serbia.

La BBC encontró una identidad más: según su identificación emitida por el gobierno serbio, su último alias es Ljubomir Romanov.

Se han hecho intentos para extraditarlo, pero las autoridades serbias los han rechazado.

En cuanto a las joyas robadas, los detectives dicen en que los relojes, collares, aretes y anillos no fueron fundidos. Sostienen que algún día los diamantes saldrán a la superficie.

Entre tanto, como dice el detective Andrew Payne, que trabajó en la Operación Oakland: "Es un tesoro enterrado".

Noticias Recientes de Historias

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022