Domingo 05 de diciembre 2021 Contacto

Bolivia se convirtió en el santuario de Narcosur, el cartel de droga del PCC, según medio brasileño




18/10/2021 - 15:18:58

Los Tiempos.- Bolivia se convirtió los últimos años en el santuario del Narcosur, el cartel de droga del temible Primer Comando de la Capital (PCC), la organización criminal más grande de la región, según un reportaje del medio O Estado de Sao Paulo.

En un extenso reportaje, el medio brasileño señala que Narcosur es la denominación que han dado los expertos de la Policía Federal (PF) brasileña al cartel que aglutina a representantes del PCC y sus asociados en el narcotráfico internacional.

Según los datos, los miembros de Narcosur invierten en joyas, clínicas, restaurantes, fincas, entre otros, y caminan con seguridad en las calles de Santa Cruz, que se ha convertido en el centro de poder del grupo y de pasaje de la droga tanto boliviana como peruana y colombiana.

El reportaje dice que desde Santa Cruz los jefes narcos brasileños viajan en aviones y helicópteros para pasar vacaciones en las playas del noreste, donde cierran millonarios contratos de droga con los “Ndrine”, las familias de la mafia calabresa Ndrangueta, la más poderosa organización criminal de Italia, que concentra el 40% del tráfico de droga en Europa.

El medio mostró fotografías y mensajes inéditos que fueron incautados en teléfonos celulares del traficante Anderson Lacerda Pereira, alias “Gordo”, además de información de Inteligencia, del sistema penitenciario, la Policía Federal y otras instituciones. En los documentos se ve la vid cotidiana de los líderes del cartel, así como la ostentación de sus bienes.

“Narcosur, el cartel del PCC, es la organización criminal de más rápido crecimiento en el mundo de hoy”, dijo a O Estadao el abogado Márcio Sérgio Christino, responsable en 2002 de la primera acusación contra la cúspide de la facción, cuando Marco Willians Herbas Camacho, alias Marcola, comenzó a ascender a la cima del grupo.

Los miembros de la Policía Federal entrevistados por el Estadão señalan tres razones para que el PCC actúe con aplomo en Bolivia, a pesar de que Brasil mantiene un convenio de colaboración policial con el país.

La primera razón sería la resistencia de la Policía Nacional de Bolivia a actuar en alianza con la DEA, la Agencia Estadounidense Antidrogas. El segundo, cierta rivalidad con Brasil y, finalmente, la posibilidad de que los narcotraficantes puedan contar con la protección de policías y militares corruptos.

Un caso ejemplar es el de la detención de Gilberto Aparecido dos Santos, alias Fuminho, socio de Marcola y líder de Narcosur.

El narcotraficante estuvo prófugo durante 20 años y recién fue capturado en 2020, en Mozambique, a través de una acción que contó con la ayuda de la DEA. Fuminho había estado en África desde marzo de 2018, abriendo nuevas rutas de tráfico hacia el Este y Europa con la ayuda de nigerianos. El objetivo sería eliminar el peaje de la 'Ndrangheta y aumentar así sus beneficios.

Antes, Fuminho vivía en Bolivia sin ser molestado. Compró una finca y produjo hojas de coca modificadas genéticamente, convirtiéndose en socio de productores bolivianos. “Una vez, un equipo de investigadores brasileños lo tuvo a cinco metros de distancia, en Bolivia, pero no pudieron hacer nada”, dice el fiscal Lincoln Gakiya, uno de los funcionarios que más duro ha golpeado al PCC con investigaciones y detenciones. Actualmente, Gakiya tiene amenazas de muerte.

Bolivia, según él, ocupaba el puesto que en la década de los noventa era de Paraguay. Un ejemplo de esto es que Marcola fue detenido en 1999, en São Paulo, cuando regresaba de Paraguay, donde había comprado una finca. Es en Bolivia donde la facción mantiene su flota de aviones. “Fuminho tenía un avión Citation fabricado por Cessna con el que solía viajar”, ​​dice Gakiya.

Hoy, esta flota está controlada por otros asociados, como alisa “Gordo”. Quien está prófugo desde 2014, cuando salió de la prisión de Valparaíso, en el interior de São Paulo, luego de recibir el beneficio de una licencia temporal por el Día del Padre.

En Bolivia, lel grupo criminal también controla una flota de camiones para transportar drogas. Su brazo derecho es Sergio Luis de Freitas, llamado Mijão. Mijao sería dueño de un restaurante en Santa Cruz de La Sierra.

Otros narcotraficantes también invierten parte del dinero en Bolivia. En los cuatro celulares de Lacerda, el Gordo, incautados por el 4 ° Distrito Policial de Guarulhos, en 2020, los peritos forenses encontraron fotografías de él inspeccionando aviones en Santa Cruz de La Sierra, así como fiestas y viajes de su familia en sedes corporativas e incluso reuniones con supuestos proveedores de medicamentos en un bar. “Las imágenes muestran una rutina absolutamente pacífica suya en Bolivia”, dice el delegado Fernando Santiago, quien comandó la Operación Soldi Sporchi y se encuentra en el Departamento de Estado de Investigaciones sobre Estupefacientes (Denarc).

Los comerciantes como Gordo utilizan criptomonedas en transacciones internacionales. “Pagan hasta US $ 20.000 por un 'vuelo a ciegas' realizado por pilotos de aviones a Brasil”, dice Lacerda.

“Todos operan desde Bolivia”, dice el delegado Rodrigo Costa, responsable del núcleo de la FP que investiga la facción en São Paulo.

Según el medio brasileño, Bolivia aún es el refugio de Marcos Roberto de Almeida, alias Tuta, otra persona investigada en la Operación Tiburones. Tuta era el agregado comercial del consulado de Mozambique en Belo Horizonte y es designado por la inteligencia de la prisión como el jefe de la facción en las calles. El país africano fue destino de un cargamento de 5 toneladas de cocaína que la PF sorprendió el día 5, en el puerto de Rio. Escondida en cajas de jabón en polvo, la carga fue la mayor incautación de la historia de Rio.

Noticias Recientes de Historias

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021