Miércoles 12 de mayo 2021 Contacto

Sin sueldos desde diciembre, salubristas de Beni dan cuota para adquirir alimentos




13/04/2021 - 08:50:23

Página Siete.- Los médicos  y los  trabajadores de salud de los hospitales del departamento de Beni están en emergencia porque en algunos casos no reciben salarios desde diciembre del año pasado. Pese a esta situación, los  profesionales dan hasta cuota para comprar alimentos y algunos fármacos para los pacientes internados del Materno Infantil.

“Es muy lamentable lo que pasa. Nos  contrataron  el año pasado y hasta la fecha no nos cancelaron  los salarios. Nosotros también tenemos familia y obligaciones. No es justo que nosotros demos el pecho a la pandemia y aún así las autoridades sean desconsideradas”, dijo a Página Siete  un médico general que prefirió no dar a conocer su nombre por miedo a represalias. El profesional trabaja en el Hospital Materno Infantil de Trinidad.

El galeno contó que  la situación es insostenible porque “en el hospital no hay nada”. “Tuvimos que dar  cuotas hasta para medicamentos de algunos pacientes porque ellos tampoco tienen dinero para comprar los fármacos”, indicó.

La presidenta del Colegio Médico Departamental de Beni, María del Carmen Guayacuma, aseguró que la situación en el sistema de salud de todo el departamento es caótica. “Los trabajadores sin pagos  son los que están dando cuotas para comprar gas y pagar los alimentos de los niños y las mujeres internadas en el Materno”, contó.

Guayacuma dijo que “todo el sistema público está atravesando por ese problema”. “Además de no pagar sueldos al personal de salud a contrato, no hay medicamentos  ni alimentos”, añadió.

Aunque no conoce la cifra exacta de los  afectados por esa causa, presume que son centenares. “No sólo son médicos, sino también trabajadores de salud”, dijo y recordó que también hay otros profesionales  que sufren por la falta de salario.

La representante del sector médico indicó que ante esta situación,  los galenos se declararon en emergencia y desde hace unas semanas realizan diferentes acciones,  bloqueos y   marchas.

Ayer, el personal del Hospital   Presidente Germán Busch realizó una marcha por el centro de Trinidad. Su director, Víctor Vaca, denunció que la deuda de salarios es desde enero.

El médico  aseguró que el hospital exige la cancelación de salarios, insumos y medicamentos. “Ya no tenemos nada, no tenemos gas  ni agua. No tenemos cómo internar a los pacientes”, dijo.

Guayacuma indicó que el problema se comenzó a agudizar  desde el año pasado. “Pero  en esta gestión estamos en tremenda crisis, ya que ningún hospital recibió  recursos por la atención a pacientes a través del Sistema Único de Salud (SUS). Por eso ahora la gente debe pagar en algunos casos por  la atención médica y en la mayoría por sus medicamentos. Aquí el SUS dejó de existir”, lamentó.

Según la doctora, su sector conoce que el Gobierno pagó a la Gobernación de Beni los recursos económicos para cubrir las atenciones médicas hasta el año pasado y las autoridades deberían devolver a los hospitales para que administren esos recursos.

Guayacuma dijo que aún no se sabe qué hizo la Gobernación beniana con esos recursos porque no entregó el dinero a los hospitales.

Este medio intentó comunicarse con autoridades de la Gobernación de Beni, pero su jefatura de Comunicación indicó que se buscaba a alguna autoridad para declarar sobre ese tema, pero hasta el cierre de la edición no dio respuesta.

La presidenta del Colegio Médico  de Beni aseguró que no se hizo “el desembolso del primer trimestre del SUS  de este año”. “ El monto asciende a más de  dos millones de bolivianos”, agregó. Dijo que por  esa situación, en la actualidad, los sistemas de salud de Riberalta y de Guayaramerín colapsaron. Indicó que no se cuenta con  personal especializado, como intensivistas o médicos internistas. “No existe. Aparte de que hay personal impago, no hay  profesionales especializados”, sostuvo.
 
Personal de salud está desesperado y pide atención
 
Los médicos y trabajadores de salud comenzaron ayer los bloqueos y las protestas  en diferentes municipios del departamento de Beni. “Ojalá que así seamos escuchados”,  aseguró la presidenta del Colegio Médico Departamental de Beni, María del Carmen Guayacuma.

“Personalmente di un informe al ministro de Salud, Jeyson Auza. Fue en un encuentro que tuvimos con la autoridad, pero lastimosamente  ni él nos dio  una respuesta, no  nos escucharon, ya no sabemos qué hacer. Es una impotencia todo lo que ocurre aquí”, sostuvo.

La doctora reiteró que para la población del departamento de Beni  el SUS es una farsa. “La gente que no está asegurada peregrina por conseguir fármacos, como Midazolam, Atracurio y otros sedantes que se usan  en terapia intensiva”, indicó. Solicitó “a las autoridades departamentales y nacionales que intercedan por esa región y no permitan que la gente muera por la Covid-19  u otras enfermedades por la falta de medicamentos”. “Tengan piedad, estamos pidiendo colaboración para que los niños y las madres internadas puedan comer. No es posible  llegar a esos extremos”, dijo.

La anterior semana, el municipio beniano  de Guayaramerín fue declarado en crisis por una  deuda de 13 millones de bolivianos que  arrastra desde la primera ola de coronavirus. Luego de recibir el pedido de  ayuda, el Gobierno solicitó a las autoridades de este municipio  seguir el trámite para acceder a los fondos económicos.

“Llegamos a la ciudad de La Paz para conversar con el Gobierno nacional y pedirle (fondos) porque hasta el momento no nos han depositado los recursos económicos que corresponden al POA (Plan Operativo Anual) 2021. Esta situación  está ocasionando que el municipio ya no cuente con dinero”, dijo a Página Siete la alcaldesa del municipio beniano de Guayaramerín, Helen Gorayeb.

Dijo  que por esa causa y por la pandemia del coronavirus, el gobierno edil se declaró en desastre sanitario para lograr el desembolso de esos recursos. “Desde enero no nos depositan”, explicó. Según Gorayeb, el gobierno edil  pidió  prestado de sus proveedores para abastecer a los centros de salud de insumos, de equipos de protección, de alimentación y otros. La autoridad indicó que dichas deudas se arrastran desde  2020. “El año pasado debíamos ocho millones y este año ya llevamos cinco. En total tenemos una deuda de 13 millones de bolivianos”, agregó.

Guayaramerín es uno de los municipios del departamento de Beni que está en la frontera con Brasil y fue azotado por la pandemia del  coronavirus desde la primera ola. Para atender a la gente, la Alcaldía tuvo que adquirir todos los insumos necesarios para que los hospitales queden abastecidos.

Noticias Recientes de Más leído

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021