Sábado 06 de junio 2020 Contacto

El daño cardíaco y cerebral por el coronavirus podría ser más común de lo que se cree




07/04/2020 - 12:54:46
Gizmodo.- Durante este fin de semana, el Zoológico del Bronx anunció que uno de sus grandes felinos, una tigre malaya de 4 años llamada Nadia, había dado positivo por coronavirus. También declaró que el tigre y al menos otros cinco grandes felinos del zoo, incluidos tres leones, tienen síntomas leves asociados con el covid-19, particularmente una tos seca, aunque de momento parece que a todos les está yendo bien.

Se cree que Nadia y el resto de felinos son los primeros casos documentados de covid-19 en animales en Estados Unidos, y se sospecha que este brote comenzó por un cuidador asintomático del zoo que interactuó con ellos. Ya ha habido infinidad de casos tanto de gatos como de perros que han dado positivo en el virus en otras muchas partes del mundo, pero aún no está nada claro cómo de peligroso es realmente para los animales.

Funcionarios en Hong Kong informaron en febrero y marzo que varios perros en el país habían dado un resultado positivo débil para el virus, por ejemplo, pero también que ninguno había mostrado signos de enfermedad respiratoria o respuesta inmune al virus.

Un estudio preliminar fue publicado la semana pasada en el que habían realizado test a diferentes animales, incluidos gatos, hurones y perros, para ver si podían infectarse con el coronavirus —conocido como SARS-CoV-2— y si podían transmitirlo. Descubrieron que el virus proliferó poco en perros, cerdos, pollos y patos, pero podía desarrollarse más en gatos y hurones. Los gatos infectados incluso parecían capaces de infectar a otros gatos a través de gotas que hubiesen exhalado, de la misma manera que ocurre con el virus entre personas. Ninguno de estos gatos infectados, sin embargo, pareció enfermar físicamente.

Llegados a este punto, es justo decir que, aunque los gatos pueden ser más susceptibles al covid-19 que otros animales, la amenaza general para nuestras mascotas parece ser mínima.

No es “como una gripe”

Aunque el covid-19 es quizás mejor conocido por atacar el sistema respiratorio y causar síntomas similares a los de la gripe, sobre todo una tos seca y una fiebre duradera, cada vez hay más pruebas de que puede manifestarse de muchas otras formas inquietantes.

Los médicos e investigadores han informado que muchos casos severos terminan desarrollando daño cardíaco durante el curso de la infección, que a veces culmina en un paro cardíaco fatal donde el corazón deja de latir. Rara vez, los pacientes también han mostrado síntomas y signos de enfermedad neurológica, como hinchazón cerebral, convulsiones y derrames cerebrales (la pérdida del olfato o del gusto, comúnmente reportada por los pacientes, también puede estar relacionada con el daño neurológico). Incluso al principio de la epidemia, ya un porcentaje considerable de pacientes habían reportado síntomas gastrointestinales como diarrea.

Estos síntomas menos habituales pueden, al menos en algunos casos, reflejar la respuesta contraproducente del sistema inmune a la infección. Los pacientes más jóvenes de covid-19 en concreto pueden desarrollar una afección conocida como tormenta de citoquinas, donde el sistema inmunitario comienza a disparar en masa contra los propios órganos del cuerpo, causando daños sistémicos en todas partes. Pero algunos investigadores también sospechan que el virus en sí puede infectar el tejido cardíaco o el cerebro directamente.

Como ya hemos escrito anteriormente, lo que creemos saber sobre el coronavirus seguirá cambiando. Las conclusiones extraídas de investigaciones pequeñas y tempranas pueden resultar erróneas, y es probable que aprendamos mucho más a medida que pase el tiempo sobre quién tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por este virus.

Noticias Recientes de Especiales

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020