Miércoles 01 de abril 2020 Contacto

Afectados viven en medio del lodo, sin servicios y con pocos alimentos Cochabamba




28/02/2020 - 06:33:35
Los Tiempos.- “Yo lo he perdido todo”, “No tenemos ni agua” y “Gracias a Dios nos acoge un familiar” son las frases que más se escuchan entre los afectados del aluvión que causó estragos en 12 barrios de Tiquipaya.

A casi todos se les quiebra la voz cuando recuerdan su vida antes del desastre y el momento en que todo cambió, el pasado 21 de febrero.

Su vida dio un giro al punto de que muchos se quedaron sin un techo, sin trabajo y ahora viven entre el lodo, que difícilmente pueden sacarlo de sus hogares a plan de palas, picotas, bañadores y carretillas. En la parte baja de Tiquipaya el barro, además, desprende un olor fétido casi irrespirable.

Los que aún están en sus casas tratando de limpiarlas o recuperar sus enseres no tienen servicios básicos. No hay agua porque las tuberías se dañaron, tampoco alcantarillado y la mayoría no tiene electricidad, porque el suministro se interrumpió por seguridad. Algunos viven en sus casas a pesar de la humedad, otros están en el colegio Libertad y otros se alojan con familiares.

Uno de los afectados, René Terán, de la OTB Trojes manifestó que “hasta que pase el difícil momento” está en la casa de su suegra. Contó: “El anterior viernes tuvimos que salir a la casa de unos parientes. Toda mi familia está viviendo en la casa de mi suegra, gracias a Dios ella nos acoge”.

La casa de René está en la OTB Trojes que también fue afectada por el aluvión que azotó a Tiquipaya en 2018. Sin embargo, el daño fue menor porque sólo llegó lodo sin piedras como en las otras OTB, pero el temor está latente en todos los miembros de su familia. “Nadie quiere volver a esta zona”, explicó.

Arturo Cruz, otro afectado, contó que en el albergue Libertad no existen duchas y que algunas personas están sin asearse hace más de cinco días.

“Una vecina que vive frente al colegio Libertad nos prestó su ducha, pero somos más de 300 personas que estamos en el refugio y el tiempo no alcanza”, señaló.

En el refugio la escasez de alimentos se hace más evidente a la hora de preparar el almuerzo o la cena por la falta de raciones secas y verduras, comentó una afectada, Cristina Campos. Sin embargo, ayer, la situación comenzó a mejorar con la llegada de más donativos de personas solidarias.

El presidente de la OTB Molle Molle Noroeste, Cristóbal Burgos, explicó que en el refugio se está terminando el agua, las verduras y los alimentos para el almuerzo.

Algunos vecinos observaron, además, que los víveres sólo se entregan a las personas que están en el refugio. Sin embargo, no todos permanecen en el colegio porque muchos van todos los días a la zona del desastre para intentar recuperar algo de sus pertenencias.

Taparon quebradas

Los vecinos de Linde, al sur de Tiquipaya y de Tika Khatu, también se vieron impactados por el aluvión aunque estén lejos del río Taquiña, debido a que como parte de los planes de urbanizar el playón y abrir avenidas como la Circunvalación y la Ecológica se taparon varias quebradas, que en época de lluvias ayudaban a desfogar la mazamorra.

Una vecina que vive desde niña en Linde, Claudina Aguilar, de 60 años, contó que varias calles que rodean su propiedad y el canal de riego antes eran quebradas.

“Las calles eran parte del río Taquiña, que era profundo y había harta agua. El canal era de tierra, pero no había estos desbordes, ahora que no hay las quebradas el río buscas su camino”, dijo.

Claudina y más de un centenar de personas se han visto afectadas por el aluvión sin vivir en la zona de riesgo, por ello, evalúan demandar la reparación de daños a la Alcaldía de Tiquipaya.

En tanto, Mariluz Sánchez dijo que antes habían quebradas, Tika Khatu y Trojes, que ahora son la Circunvalación y Ecológica.

Noticias Recientes de Destacadas

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0