Sábado 29 de febrero 2020 Contacto

Fernando Hurtado: El sector privado no tuvo oportunidades de invertir en los últimos años




08/12/2019 - 09:30:51
El Deber.- Fernando Hurtado, presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), está convencido de que ha llegado el momento de impulsar la inversión privada para generar un mayor crecimiento económico. Plantea modificar el encaje legal para aumentar la liquidez en la banca, eliminar el Impuesto a las Transacciones Financieras, (ITF) incentivar el retorno de capitales y hacer ajustes en la normativa tributaria.

Una vez superado el conflicto político, Cainco se reunió con sus asociados. ¿Cuáles son las preocupaciones urgentes de los empresarios cruceños?

Acaba el paro cívico y nosotros inmediatamente tuvimos reuniones con empresas de diferentes sectores. Nos reunimos con 600 empresarios durante dos semanas y media y empezamos a ver lo que estaba pasando. Las urgencias fueron cambiando durante el transcurso de los días. La primera urgencia era restablecer la cadena logística. Eso era terrible por los bloqueos de carreteras.

Otro tema que surgió fue el restablecimiento de la cadena de pago, luego de un tiempo en el que no se tuvo ingresos, tocó pagar al proveedor y al mismo tiempo tener un cliente que no paga y el Gobierno que tampoco paga porque se está acomodando.

Entonces, por ello la liquidez es importante, se requiere devolver la liquidez y la confianza.

¿Cómo se puede dinamizar la economía en un entorno de incertidumre política?

Se debe impulsar al sector privado, porque en los últimos años no tuvo oportunidades de invertir. No hubo incentivos y las inversiones públicas, muchas de ellas, le hacen competencia al sector privado. Entonces, no hubo igualdad de condiciones.

Cuando uno ve el PIB, y analizamos si vamos a crecer al 2 o el 3% hay que tener en cuenta que el PIB se mide primero por sectores y cuánto aporta cada uno, pero luego está por tipo de gasto y hay cuatro pilares. Uno es la contribución externa, exportaciones versus importaciones, que ahora muestra déficit en la balanza comercial. Cuando empezó a ingresar dinero a Bolivia se impulsó el consumo interno, luego los gastos en salarios y la formación bruta de capital, donde está la inversión pública y la inversión privada.

Fitch Ratings observa una débil inversión del sector privado ¿cree que habrá una recuperación en este sentido?

La balanza comercial debe reactivarse con exportaciones no tradicionales. Debemos buscar atraer fondos e impulsar la inversión privada.

¿Cree que el Gobierno anterior desplazó la inversión privada?

El anterior Gobierno hablaba de la inversión pública que al final le hacía la competencia al sector privado. Por ejemplo, la cementera, Lacteosbol y Papelbol cuando ya tenemos empresas que producen cemento, leche, cartón y papel. Sin embargo, la inversión privada genera un círculo virtuoso. Primero, produce mayor capacidad, más recursos, lo que vendo lo pago en Impuesto al Valor Agregado (IVA), doy más trabajo, traigo plata de mi bolsillo y no es deuda que luego se debe pagar como hizo la inversión pública. Sin embargo, para ello, debo darle la certidumbre al empresario.

Durante la crisis política mucha gente sacó sus capitales fuera del país, ¿cómo se le da confiabilidad para que los traigan e inviertan?

Debemos tener esa plata de vuelta. Si yo tengo una empresa y cuento con beneficios para invertir; por ejemplo, si tengo facilidades impositivas y normas claras. Si no quiero invertir pago el 25% del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE), pero si quiero que crezca mi compañía pago menos y contrato más empleados.

Tienen que regresar los dólares, sin que estos sean de deuda. La gente debe volver a meter su plata al banco, chau al Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) y diseñar medidas de incentivo para emprendedores.

¿Se deben hacer reformas a la normativa tributaria?

En abril, todas las empresas sacamos balance y se debe pagar el 25% de las utilidades. Entonces, si el Gobierno dice que su utilidad fue 100 y la empresa destinó 80 a la productividad, entonces, que tribute sobre 20. Son formas de incentivar la producción, se hace en otros países. Esto es algo que inyecta inversión privada y vuelve competitivo al productor nacional.

Sin embargo, se reducirían los ingresos vía impuestos…

Eso no es verdad, porque el Estado va recibir recursos por el IVA, como empresa o comercio voy a vender más y voy a pagar más IVA. Entonces, si lo vemos a mediano y largo plazo se ‘calienta el motor’. Hoy, precisamos una ofensiva nunca antes vista a favor de la inversión privada.

En el último año se hicieron varios anuncios de inversión pública en Santa Cruz ¿eran viables o solo un guiño en tiempos electorales?

La economía es para todos, es para todo el país. Por ejemplo, el etanol está funcionando, se firmó una alianza pública privada por el Viru Viru Hub. La inversión pública debe ir detrás de la privada; por ejemplo, si invierto en un silo en una zona agrícola, la inversión pública debe ir en la carretera. Sin embargo, el anterior Gobierno invirtió en silos.

En el caso de Viru Viru Hub podemos empezar a hacer regímenes especiales, ya está el Parque Industrial Latinoamericano y hay mucho potencial. Será una asociación pública privada, y facilitará el crecimiento de las empresas que están en la zona.

Los proyectos deben ser del Estado, pero administrados por privados. Pasa lo mismo que en las empresas familiares, que prima la sangre sobre la capacidad. Sucede lo mismo con las empresas administradas por el sector público, porque prima lo político en vez de lo técnico. Por ejemplo, en el caso de Mutún debería ser administrado por los privados a través de una alianza pública privada.

Y sobre el guiño a la región al que usted se refiere, recuerdo que usted me preguntó mi opinión sobre las mayores inversiones en el occidente y menores en el oriente. Yo creo que se enfoca mal el tema de fondo. Considero que si Santa Cruz crecía al 7% anual con poca inversión pública, lo que movía al departamento era el consumo interno y la inversión privada. Entonces, ¿cómo hacemos para que en vez de que solo Santa Cruz, crezca, todo el país lo haga al 7%? Con inversión privada.

Fitch Ratings prevé un Producto Interno Bruto (PIB) del 2,5% para 2019, una cifra que se asemeja al anuncio de Cainco (2%). ¿Todavía se puede esperar un repunte?

La economía, lo que necesita ahora es liquidez. Deben darse medidas urgentes para generar esa liquidez. Pablo (Mendieta, economista del Cebec-Cainco) hace una analogía de un avión, cuando estábamos en crecimiento el avión estaba volando hacia arriba, y ahora sigue volando, pero cuesta abajo. Entonces, no hay que dejar el avión en ‘piloto automático.

¿Cuáles considera que deben ser los ajustes?

Ésa es la urgencia que nosotros tenemos ahora. Hay que ver cómo darle liquidez a todo el sistema, a toda la población.

¿Y de dónde vienen los recursos económicos?

Vienen de la banca o de los fondos de pensiones. Pero hay otro componente la plata que está; como dicen vulgarmente, en el ‘colchón bank’ o el ‘closet bank’.

Eso del ‘colchón bank’ (ahorro que no se deposita en la banca) se generó precisamente por la crisis política…

Hay un poco de todo. Sin embargo, hay un tema técnico que es importante y es parte de las cosas que consideramos que se pueden modificar. El Gobierno anterior, en el afán de ‘bolivianizar’ los depósitos en la banca cambió el encaje legal de bolivianos y de dólares. Y el encaje legal de dólares es más alto que el de bolivianos. Entonces, lo que se debe hacer ahora, como no hay un incentivo para depositar los dólares, de manera urgente se debe bajar el encaje legal de dólares y dejarlo igual que el de bolivianos. Eso va a permitir que el sistema financiero tenga más liquidez.

Y el Impuesto a las Transferencias Financieras (ITF)?

Es algo que solo existe en Bolivia desde hace 15 años y nadie sabe por qué existe. Debería eliminarse de una vez.

¿Se debería ir más allá con un fondo de reactivación económica para las empresas o un fondo para aumentar la liquidez en la banca?

Creo que se deben buscar medidas de largo plazo, no ‘parches’ y al bajar el encaje legal se permitirá que vuelva la liquidez.

¿Confía en que el Gobierno de transición pueda sentar las bases para una mejor convivencia entre inversión pública y privada?

Yo creo que sí porque es gente técnica. Conoce al sector privado y tiene la actitud. Al final, lo que precisamos es que todos los motores funcionen a su capacidad. Sin embargo, el motor de la inversión privada no está funcionando, lo bueno es que tiene todo el potencial para hacerlo.

El Gobierno de transición debe generar las condiciones para el capital privado. Es más estable, no dependemos de los precios internacionales de las materias primas, no dependemos de si hay o no volúmenes. Dependemos de nosotros mismos.

¿Le alcanzará el tiempo al Gobierno de transición para llevar adelante políticas en favor de la iniciativa empresarial?

Sé que es poco el tiempo, pero lo puede hacer. Es importante que lo haga, que agarre el impulso de la inversión privada. Si no empezamos a meterle gasolina a este avión para que la turbina funcione, el avión se nos cae. No habrá un aterrizaje bonito. Necesitamos volver a levantar vuelo. No lo vamos a poder hacer solo con inversión pública.

Durante el Gobierno anterior siempre se escuchó a los empresarios quejarse de un hostigamiento de entidades reguladoras ¿Qué otros cambios consideran que se deben dar?

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas (AEMP) no estaba cumpliendo su rol. Ahora, lo que deben hacer es ver todas las fiscalizaciones que están abiertas con multas millonarias absurdas. Deberían revisar todas las fiscalizaciones que le hacen daño al sector privado. Se trata de dinero que en vez de que se mueva en la economía se destina a pagar burocracia. La Autoridad de Juego (AJ), hecha para regular los juegos de azar, por ejemplo, si un proveedor hace un descuento al supermercado igual es pasible a multa. Es una barbaridad lo que hace la AJ. El fin de semana pasado, durante el Black Friday eran una maravilla los descuentos, pero los comercios tenían un miedo terrible a que los sancionen; cuando las promociones empresariales son las que dinamizan la economía.

Usted habla de que se debe dar condiciones para generar empresa, pero Bolivia lidera el ranking mundial de informalidad, es un gran desafío...

Esa es otra cosa que puede hacer este Gobierno. Hay una realidad innegable, es difícil ser formal en Bolivia. El Estado debe disminuir los requerimientos de formalidad, tanta fiscalización y multa. Estamos más allá del puesto 150 para abrir empresas cuando en otros países se puede hacer en 24 horas y vía digital.

Asimismo, mucha gente no pide factura porque no la necesita, no precisa presentar RC-IVA, hay que bajar a Bs 3.500 el mínimo para que la gente exija factura, es una manera de impulsar la formalidad. Son medidas rápidas para dinamizar el consumo formal que genera empleo digno e impuestos.

Y atraer la inversión extranjera para que vengan las grandes empresas, se les brinde regímenes especiales como sucede en Paraguay, Costa Rica, y trabajar con las universidades para que se generen las carreras que precisa el sector privado. Vamos a ganar todos. Estamos en una ventana de oportunidades y hay que hacerlo.

Noticias Recientes de Economía

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2020
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0