Miércoles 11 de diciembre 2019 Contacto

Evo Morales se va a México y deja una marca de odio y violencia en Bolivia




11/11/2019 - 21:47:36
La Paz.- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, se va a México en un avión proporcionado por el gobierno de Manuel López, dejando en el país una marca de odio, violencia y racismo.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que Evo Morales solicitó asilo político en su país y que se le concedió en virtud de que su vida corría peligro por la situación que se desarrolla en Bolivia.

"Hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales mediante la cual respondió a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país", dijo el canciller mexicano.

Posteriormente se conoció a través del gobierno peruano, que México pidió permiso para el uso de su espacio aéreo para que un avión pueda cruzar con destino a Bolivia.

"En la fecha, a solicitud del Gobierno de México, se concedió permiso de sobrevuelo y abastecimiento de combustible en nuestro país a un avión oficial mexicano, el cual ha partido a las 6:30 pm con destino a Bolivia. Esta decisión es consistente con nuestras obligaciones derivadas de la Convención de Caracas de 1954 sobre Asilo Diplomático", dice una nota en la página oficial del gobierno de Perú.

Perú reitera además su compromiso con una transición pacífica y dentro del orden constitucional en Bolivia, conforme a lo expresado en un comunicado del día domingo 10 de noviembre.

Así, de esta manera, Evo Morales, quien permaneció en Bolivia en poder del avión presidencial en el Chapare por más de 24 horas después de haber renunciado, deja el país para refugiarse en México.

Morales, en su mensaje de renuncia, atizó el fuego para que sus seguidores, casi de manera inmediata, salgan a las calles a sembrar el terror, el odio y el racismo, quemando casas particulares, dependencias policiales, radiopatrullas y todo lo que se cruzaba a su paso.

La violencia seguida de amenazas a autoridades y dirigentes cívicos fueron el caldo de cultivo para que masas incontrolables de masistas ataquen con mayor impacto en las ciudades de La Paz, El Alto y Cochabamba robando y destruyendo el comercio e instalaciones públicas.

La violencia fue tan intensa e incontrolable que la policía, en un acto de humildad y preocupación, tuvo que reconocer que fue rebasada por las "hordas vandálicas y armadas" y pedir apoyo de las Fuerzas Armadas.

La institución militar, ante los violentos acontecimientos, decidieron salir a las calles para apoyar la labor policial de restablecer el orden y la seguridad ciudadana, con lo que se dio un aire de tranquilidad a la población.

Mientras tanto, Evo Morales se preparaba para cambiar su avión presidencial 001 que uso durante todo su mandato, por otro de similares características pero de propiedad del gobierno mexicano que lo envió para transportar al ahora expresidente hacia su territorio.

Así tambien, después de provocar en las últimas 24 horas las mas violentas reacciones de sus seguidores con ataques que rondaron el asesinato, Morales en un tuit pidió a sus seguidores calma y evitar la violencia.

"Pido a mi pueblo con mucho cariño y respeto cuidar la paz y no caer en la violencia de grupos que buscan destruir el Estado de Derecho. No podemos enfrentarnos entre hermanos bolivianos. Hago un llamado urgente a resolver cualquier diferencia con el diálogo y la concertación", escribió en Twitter a las 18:00.

Lo cierto es que ese llamado, cuando ya se encontraba con plan de vuelo a México, fue demasiado tardío porque dejó a su gente cometiendo un alto grado de violencia que puso en zozobra a las ciudades de La Paz y El Alto.

El expresidente se fue pregonando un golpe de estado, cuando la realidad que el pueblo boliviano conoce es que renunció cuando la OEA determinó que las elecciones que Morales dijo haber ganado, sufrieron un alto grado de manipulación por parte de un Tribunal Electoral sumiso al Ejecutivo.

La expresidente del Tribunal Electoral, María Eugenia Choque, ahora presa en celdas policiales, denunció que fue una "prisionera de decisiones impuestas" que en su momento hará conocer de dónde provenían.

El gobierno más largo de Bolivia, liderado por un indígena, a tres meses de cumplir su mandato, se vio interrumpido por el fraude en las elecciones y la falta de firmeza para terminar su gestión truncando lo que fue considerado como un gobierno exitoso en la región.

Morales, se despide de su militancia y seguidores cocaleros, en último tuit en el que dice "hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía".

Así, Morales cierra un ciclo en su carrera sindical y política en Bolivia para vivir en calidad de asilado en México que tiene un gobierno que lo felicitó por haber ganado las elecciones del 20 de octubre. Mientras en Bolivia, muchas autoridades comienzan a ser sometidas a la justicia como las del Tribunal Supremo Electoral, responsable de quererle dar a Morales una victoria fraudulenta que lo obligó a renunciar y dejar el país.

Noticias Recientes de Destacadas

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0