Lunes 18 de noviembre 2019 Contacto

Mesa: Si pierde la elección, el Presidente debe entregar el mando democráticamente




13/10/2019 - 08:16:04
Página Siete- El candidato presidencial de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, es el segundo mejor posicionado en las encuestas después de Evo Morales. En esta entrevista con Página Siete afirma que, de llegar al Gobierno, investigará la gestión de Evo Morales, que se destituirá a los magistrados que emergieron de las elecciones judiciales y que los ciudadanos bolivianos exiliados por temor a ser juzgados, podrán volver al país al día siguiente de que él ingrese al Palacio.

Igual que en otras entrevistas, no responde sobre la denuncia de que recibió dinero para ser candidato vicepresidencial de Gonzalo Sánchez de Lozada porque afirma que es parte de la guerra sucia. Señala que sólo responderá ante la Fiscalía si se abriera un proceso en su contra.

¿Cuál es el mensaje que va a dar en los cierres de campaña para convencer a los indecisos?

Estamos hablando de un momento fundamental para la democracia, después de 13 largos años de un gobierno que ha terminado en el autoritarismo más secante, y la necesidad de construir una democracia que pueda recuperar los valores esenciales. El segundo factor es establecer un proyecto de transformación que cambie el paradigma del desarrollo y la forma cómo entendemos el crecimiento.

El MAS asegura que ganará y que solamente les resta saber si tendrá 2/3 de votos en el Congreso. ¿A usted qué le dicen las encuestas?

Estas afirmaciones absurdas que nadie cree, no dejan de ser una circunstancia muy ilustrativa de su propio miedo. Lo que podemos decir es que todas las encuestas nos marcan como las dos candidaturas con posibilidades de ganar. Creemos que vamos a ganar esta elección.

¿Va a ganar en primera o en segunda vuelta, según su cálculo?

Buscamos ganar en primera vuelta, vamos a trabajar para ganar en la primera vuelta.

En caso de ir a una segunda vuelta, ¿buscaría algunas alianzas con Ortiz o con Chi para unir el voto, ya que no se pudo para la primera vuelta?

Esto es una hipótesis. Nosotros, insisto, trabajamos en la línea de ganar en primera vuelta. En la hipótesis que ustedes plantean, todos aquellos partidos que tengan una vocación genuinamente democrática son parte de un espacio de diálogo. El único requisito es una vocación genuina por la democracia, que sea distinta de la línea autoritaria de este Gobierno.

¿No ofrecería, por ejemplo, una especie de cogobierno?

Cuando lleguemos a ese puente lo vamos a cruzar porque todo lo demás son especulaciones. Nosotros buscamos ganar en primera vuelta y eso es lo que vamos a hacer, hasta el último día.

Usted ha dicho más de una vez que no se imaginaba a Evo Morales entregando la banda presidencial. ¿Ahora ya se lo imagina o cree que buscará otra opción de poder?

El Presidente no parece estar psicológicamente preparado para entender que el Gobierno se termina y que uno tiene que democráticamente entregar el mando. Mi visión es que el Presidente, si pierde la elección, tiene que entregar el mando democráticamente, esa es su obligación, esto es lo que dice la democracia. Si pierde tiene que entregar el mando el 22 de enero como corresponde.

En la eventualidad de que el MAS pase a la oposición, ¿qué actitud tomará usted?, ¿tendrá mano firme?

Un gobierno democrático debe marcar siempre un camino de diálogo, que es exactamente lo contrario de lo que Morales ha hecho. En el caso de que se generaran acciones de movilización callejera hay que cumplir la Constitución. Cuando se tiene una legitimidad importante a partir del voto y de la construcción de una alianza política y una representación parlamentaria, esperamos una mayoría clara, eso te da una fuerza muy significativa. También es parte de la democracia establecer una investigación y un análisis de lo que se ha vivido en estos 13 años para definir qué responsabilidades hay de muchas cosas que se han hecho arbitraria y discrecionalmente en el ámbito económico, político y social.

¿Quiere decir que le va a iniciar un proceso a Evo Morales?

El primer punto es que hay que cambiar la justicia, que está podrida hasta los huesos. Por supuesto, en lo que se refiere a la investigación del pasado, hay que establecer un sistema judicial, un Tribunal Supremo de Justicia, un Tribunal Constitucional y un Ministerio Público adecuados a los requerimientos de neutralidad, transparencia y la investigación creíble. El Presidente cree que es, no solamente presidente, legislador, sino también juez, y eso hay que eliminarlo de la mente de la gente.
Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Pero, alguien tiene que presentar una demanda. ¿Usted presentaría una demanda en contra de Evo Morales?

Primero tienes que investigar, si en esa investigación se ha comprobado que hay elementos para el enjuiciamiento, (que) esto se haga.

¿Y no basta con la violación de la Constitución para plantear un juicio de responsabilidades en contra de Evo?

Sólo el 21 de febrero (es suficiente), por supuesto, sin ninguna duda. Lo que quiero decir es que no le demos al Presidente el papel que no tiene. No es que el Presidente no vaya a plantearlo públicamente como una necesidad imperativa, desde luego que sí, lo que el Presidente no puede hacer es legislar y juzgar. La vulneración del 21 de febrero es una violación absolutamente inaceptable e inadmisible de la Constitución. Por eso, voy a plantear una ley que establezca la obligatoriedad del cumplimento vinculante y de cumplimiento obligatorio del 21 de febrero de 2016.

Cuando un gobierno gana en segunda vuelta, puede tener el Congreso en contra. ¿Qué pasaría en ese caso?

Nosotros estamos buscando la construcción de una mayoría absoluta, si no hay que construir gobernabilidad. La historia nos lo ha dicho en 1982, al no tener una mayoría absoluta, tienes muchas dificultades de gobernabilidad.

¿Cuáles van a ser la medidas de sus primeros 90 días en caso de llegar al Gobierno?

Los primeros 100 días o 90 son importantes, pero no son decisivos. Lo importante en estos primeros 100 días es la consolidación de las acciones básicas sobre lo que vamos a hacer en justicia, en democracia, en economía, en inversión social, pero no un compromiso de que en los próximos 100 días pasará tal cosa porque ahí entras en un riesgo muy peligroso de prometer cosas que en 100 días no se pueden (cumplir). Lo importante es hacer que los 100 días orienten la personalidad del Gobierno.

Uno de los problemas más serios en la economía es el déficit fiscal, ¿qué gastos reducirá para controlarlo?

Nosotros tenemos un déficit fiscal que está en el 8% y fracción, que es muy alto, hay que reducirlo, pero no hay ninguna razón para decir que hay que reducir el déficit del 8 al 1% en el primer año, porque entonces generas una acción de shock innecesaria. Lo que hay que hacer es una reducción gradual del déficit fiscal. Tenemos un PIB de 42.000 millones de dólares y un conjunto de acciones de despilfarro, derroche y corrupción que se acercan al 6% del PIB, es decir, estamos hablando prácticamente de 2.700 millones de dólares. Si se hace una reformulación de gasto innecesario, de despilfarro y de corrupción, estás ahorrando dramáticamente. Segundo, hay que establecer un equilibrio entre inversión pública e inversión privada internacional.

¿No teme que pase en Bolivia lo que está pasando en Argentina o Ecuador, que igual han recibido gigantescos déficit fiscales y han tenido que someterse a los dictados del FMI con resultados desastrosos?

Cuando hablas de inversión externa no estamos hablando del FMI, estamos hablando de abrir un espacio de inversión externa en sectores productivos. Yo no veo ninguna razón para que los indicadores macroeconómicos de Bolivia, en lo que se refiere a reservas del Banco Central, hagan imposible sustentar la moneda en el cambio en el que está. Por lo tanto, no hay una necesidad de apelar al FMI, no estamos viviendo situaciones equivalentes a Argentina o Ecuador. Por qué no ponemos el ejemplo de Venezuela, ¿no nos preocupa que el gobierno del presidente Morales tome como modelo a Venezuela?

¿Entonces usted cree que se podrá mantener el tipo de cambio estático? Muchos analistas aseguran que es insostenible.

Nuestras reservas internacionales del Banco Central son suficientes, tenemos un nivel de deuda externa manejable, el costo de una devaluación para compensar el déficit de la balanza comercial no justifica porque hay un riesgo dramático sobre la credibilidad, sobre la confianza del sistema financiero. Los indicadores macroeconómicos no te obligan a mover el tipo de cambio y ese cambio no se hará.

¿No teme un descalabro económico y tener que volver al pasado cuando usted gobernó el país y tuvo que pedir ayuda internacional hasta para pagar los aguinaldos?

Aquí hay una mitología, nosotros tuvimos un extraordinario éxito económico. Yo no soy el ejemplo de un gobierno con problemas económicos irresolubles, yo heredé un déficit del 8,1%...

Como el de ahora, por eso la pregunta.

Dejé un déficit de 2,5%, dupliqué las exportaciones, hice una política de austeridad sin ningún tipo de ajuste extraordinario. La mitología dice que tuvimos que pedir un ajuste, no; nosotros pedimos un respaldo en un momento específico del primer aguinaldo que tuvimos que pagar el año 2003; después eso se estabilizó y nuestros resultados económicos fueron exitosos.

En Bolivia hay muchos que se declaran presos y perseguidos políticos. ¿Habría que declarar un indulto para ellos?

Pienso que hay muchas personas que han salido del país y que no tienen una acusación jurídica formal, que simplemente están fuera por el miedo de ser extorsionados jurídicamente y que deberían volver al día siguiente de nosotros ser gobierno sin necesidad de una medida de ninguna naturaleza porque no tienen un juicio formal en su contra. Segundo, lo que hay que restablecer es el Estado de Derecho y si tienes un sistema judicial que funciona, inmediatamente vas a ver que la mayor parte de las personas que están fuera de Bolivia como parte de una persecución inaceptable podrán volver sin ningún temor. No se necesita un indulto porque sería aceptar que están vinculados a hechos de los que no son responsables.

Pero, hay algunos que ya están acusados y perseguidos, como Leopoldo Fernández y Franclin Gutiérrez.

Leopoldo Fernández ha sido ya condenado, injustamente en mi opinión.

¿En esos casos concretos no habría necesidad de un indulto presidencial?

Por supuesto, inmediatamente hecha la revisión de los casos. En los que se compruebe que hay una acusación falsa por supuesto que el indulto cabe, lo que no quiero es establecer la arbitrariedad y la discrecionalidad.

Pero, con un sistema tan corrupto, que no ha podido ser salvado ni con elecciones judiciales, pueden pasar años para su desmontaje.

No, no, no van a pasar años. Lo primero que vamos a hacer es establecer la ilegitimidad de las elecciones judiciales de 2017. Además de crear otros mecanismos para que la Asamblea Legislativa seleccione a los nuevos candidatos a partir de un grupo de notables, a los que la Asamblea les deriva ese derecho de la preselección. Se puede lograr sin modificar la Constitución porque la modificación constitucional es extremadamente larga.

¿Al anular las elecciones automáticamente todos los magistrados quedan destituidos?

Obviamente, si tú has demostrado la ilegitimidad de origen, tienes que hacer inmediatamente una convocatoria a elección.

¿Va a enjuiciar o va a impulsar un proceso contra los actuales vocales electorales?

Definitivamente, yo creo que no podemos continuar un día mas con ese Tribunal Supremo que debió haber renunciado por la vergonzosa forma que ha llevado este proceso. Uno de los temas fundamentales que tiene que revisar la Asamblea Legislativa es una investigación, un proceso y una destitución en el caso de que esto sea necesario, siguiendo los mecanismos legalmente establecidos.

¿Cómo está su relación con los medios? Últimamente no lo hemos visto en muchas entrevistas.

Lamentablemente tenemos que hacer una selección que no nos gusta porque no es lo ideal. La lista de solicitudes de entrevistas es de más de 50, no estoy exagerando y las obligaciones en campaña son intensas.

¿Va a cambiar en algo la relación que actualmente el Estado tiene con los medios de comunicación en su gobierno?

Por supuesto, obviamente.

¿En qué sentido?

En todos los sentidos. Primero, los medios de comunicación tienen que ser respetados en su independencia; segundo, no puede haber una amenaza vinculada a la publicidad; tercero, no puede haber investigaciones impositivas subrepticias, salvo aquellos casos que puedan ser flagrantes; cuarto, tenemos que hacer una ley de acceso transparente a la información; quinto, el respeto a la opinión de los medios de comunicación.

¿Cómo va a encarar las relaciones exteriores de Bolivia?

Debemos tener una relación fluida con el conjunto de las democracias de América Latina, con la comunidad internacional, yo no encuentro ningún tipo de limitación para llevar adelante relaciones amplias y abiertas independientemente del signo político de un gobierno.

¿Va a desconocer a Maduro como presidente?

Maduro es un señor que está en el poder ilegítimamente. En Venezuela, el único instrumento democrático legítimo e incuestionable con origen de voto es la Asamblea Nacional, cuyo presidente es el señor Guaidó.

¿Entonces lo va a reconocer como presidente?

Yo reconozco que el señor Guaidó es la única figura legítima que tiene Venezuela, desde el punto de vista democrático y creo que Maduro representa una dictadura.

¿Repondrá embajadores con EEUU?

Hay que reanudar relaciones plenas, por supuesto que sí. EEUU es la primera potencia del mundo, es parte del sistema interamericano, es un gran mercado que Bolivia ha perdido y que hay que recuperar, como tenemos que mantener relaciones con China y con otros países fundamentales.
Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

¿Eso implica un regreso de la DEA y Usaid?

De la DEA en ningún caso y la razón tiene que ver con el fracaso absoluto de la lucha contra las drogas de EEUU y del mundo entero en los últimos 50 años.

¿Y Usaid?

Es un tema que hay que analizar, yo creo que en la medida que haya una institución que tenga una voluntad de cooperación y apoyo con Bolivia, no vería una razón en contra.

¿Cómo sería nuestra relación con Chile después de la derrota de La Haya? ¿Hará una nueva demanda?

Sin renunciar ni un milímetro a nuestra reivindicación marítima, hay que entender que el fallo de octubre del año pasado fue un fallo negativo para Bolivia y no reconocerlo sería un gravísimo error. Hay que construir una relación fluida con Chile sobre temas que van desde libre tránsito hasta el intercambio complementario en el ámbito energético. Un escenario de renovación en la relación tiene que ser triangular, me refiero también a la relación con Perú. Y tenemos que mirar al Atlántico. Pero, creo que tenemos que establecer un paréntesis en el tema de cualquier demanda, no tiene ningún sentido después de haber tenido un resultado como éste, plantear una nueva demanda sobre el tema marítimo,

¿Usted se siente en alguna medida responsable de la derrota de La Haya?

Yo he sido vocero de la causa internacional y en lo que toca a esa responsabilidad por supuesto que sí, uno debe asumir las responsabilidades que le corresponden. Lamentablemente no tuvimos éxito y yo sigo creyendo que Bolivia hizo lo correcto.

¿Qué hará con la demanda de federalismo, que no era parte de la agenda del último cabildo, pero que salió como una resolución?

Si tú lees el contenido de la pregunta que hizo el presidente del comité cívico, dice “iniciar un proceso en el camino hacia el federalismo”. A mí me parece que todo debate es válido, yo creo que el concepto es un concepto que tiene que debatirse. Es el resultado de una acción centralista secante del Gobierno en relación con las autonomías, que no se están aplicando. Como todos sabemos, el cabildo es un instrumento reconocido por la Constitución y por lo tanto hay que tomarlo en consideración.

Pero, los cívicos también han planteado temas delicados, como el desalojo de los asentamientos ilegales, eso puede llevar a la confrontación. Y usted estuvo de acuerdo con las resoluciones.

Yo no estaría de acuerdo con la violencia en ningún caso, yo estoy siempre de acuerdo con el cumplimiento de la ley. El Gobierno ha aprobado la Ley 741 y ha aprobado el decreto el 9 de julio que vulnera la protección del bosque. La respuesta tiene que ser la derogatoria de esas normas.

¿Qué va a hacer con el nuevo Palacio de Gobierno y con los aviones presidenciales?

Yo creo que el Presidente no necesita un espacio mayor que el Palacio de Gobierno antiguo, que probablemente tiene que estar íntegramente destinado a la presidencia. La casa del señor Morales de 29 pisos es muestra del derroche y de la dilapidación vergonzosa del Gobierno. Hay que hacer una evaluación de qué se tiene que hacer con ese edificio en el caso de ser yo presidente. Por supuesto no pienso ocuparlo y mucho menos las instalaciones de superlujo que el Presidente se ha reservado para sí en los últimos pisos. Y lo propio hay que analizar en el tema de los helicópteros y el avión presidencial, cuáles son los requerimientos de equipamiento aéreo para defensa civil, por ejemplo. Si el Presidente de México puede ir en una línea aérea comercial, no veo razón alguna para que el Presidente de Bolivia no pueda hacerlo.

¿Usted va a viajar en línea aérea comercial, entonces?

Vamos a analizar para qué sirve ese avión, qué podemos hacer con ese avión en términos de monetización y de adquisición de aviones de defensa civil o de hospitales. Yo no tengo ningún problema en ir en una línea comercial, lo hago permanentemente.

En su anterior gobierno, usted ha vivido en su casa particular, no en la residencia. ¿Cómo va a ser ahora si es presidente?

Yo creo que en este caso por una razón práctica de seguridad hay que ocupar la casa presidencial que, en este momento no es la mejor casa del mundo. No me refiero al tamaño, me refiero desde el punto de vista estético. Tampoco me hace muy feliz, pero creo que cubre los requerimientos que un presidente necesita.

En cuanto a las reivindicaciones de las mujeres, ¿usted apoyaría la ampliación de las causales legales del aborto?

Este es un tema de debate fundamental. Los derechos sexuales y reproductivos están reconocidos por la Constitución y tienen que legislarse. LGTB, aborto, matrimonio de personas del mismo sexo son cuestiones fundamentales en el sentido que hacen a las creencias más íntimas de grupos muy grandes de la sociedad, que tienen que ser respetados, pero esos grupos tienen que entender algo básico: que el Estado está separado de la religión y que el Estado tiene que preocuparse de cuestiones de salud pública. Yo no puedo contestar como persona porque yo tengo mis propias creencias, pero si soy presidente, primero tengo que someterme a la Constitución y a la separación de Estado y religión.

¿Ese debate podría llegar hasta un referendo?

Dependiendo el caso, si la sociedad lo cree necesario, sí.

Sobre el tema de pensiones, ¿se va a mantener la Gestora, o las AFP?, ¿qué va a pasar con las jubilaciones?

En mi opinión, que haya dos entidades financieras separadas no es una mala idea, si van a ser estatales o privadas es una pregunta que creo hay que responder. Mi impresión es que como estamos, con los niveles de rentabilidad que tienen las gestoras actuales, no vamos a ninguna parte. No estoy cuestionando su transparencia, sino que no estamos logrando la rentabilidad necesaria. Tenemos que flexibilizar la posibilidad de puntos de inversión y tenemos que reformular también la expectativa de vida que las AFP están dando a los bolivianos, que es tan alta (más de 100 años).

¿Qué hará con Impuestos Nacionales, que es el terror de los bolivianos?

Aduana, Impuestos Nacionales y ABC tienen que ser institucionalizadas como parte de un camino de institucionalización progresiva del Estado para tener los mejores funcionarios en su estructura. Segundo, eliminar el mecanismo de extorsión, que tiene que ver con las metas de recaudación desmesuradas. No puedes tener un grupo de perros de presa, permítanme la metáfora, que lo que hacen es entrar a investigarte los pelos en la sopa de lo que has hecho y lo que no has hecho.

Con ese plan, ¿los bolivianos podrían tener la certeza de que usted va a terminar su gobierno y que no va a renunciar a medio término?

Sí, esa es una decisión. Mucha gente hace la comparación con el gobierno que yo tuve que llevar adelante entre 2003 y 2005, cuando no tenía partido político, ni respaldo de ninguna otra naturaleza fuera del apoyo de la gente. Aquí la certeza tiene que ver con el voto que te elige, una Asamblea Legislativa de la que formas parte, de unas elecciones subnacionales en las que vas a participar que te construyen un escenario político y el cumplimiento de una Constitución con el rigor del cumplimiento de la ley y la administración razonable de la fuerza.

¿Cómo evalúa esta campaña?

Ha sido la campaña más larga de la historia electoral de Bolivia. El 6 de octubre pasado cumplí un año desde que me proclamé como candidato. Hemos tenido que enfrentar una campaña desigual, groseramente inclinada a favor del Gobierno y eventualmente de alguna otra candidatura que ha tenido facilidades que nosotros no hemos tenido.

Uno de los temas que ha marcado su campaña ha sido la denuncia en sentido de que usted ha recibido pagos para ser candidato a la vicepresidencia junto a Goni. ¿Cuánto ha lastrado ese tema su campaña tomando en cuenta que se ha estancado en las encuestas?

Yo creo que no ha tenido ningún impacto. Creo que la gente distingue que eso es guerra sucia. Lo que te avala es la trayectoria de tu vida y lo que has hecho cuando fuiste presidente del Estado. Mi impresión es que eso no ha marcado ningún problema.

¿Más allá de la guerra sucia que usted hace mención, cuándo va a responder por este tema?

Yo no respondo a la guerra sucia, ni tengo por qué responderla. Yo responderé cuando alguien me abra un proceso jurídico, en ese momento me verás a mí llegar a la Fiscalía y contestar. Sería una cosa insólita que uno tenga que contestar la primera cuestión que se le ocurre a alguien para acusarme; si hay un elemento judicial, adelante, voy con ello.

Diego Ayo dejó de ser vocero de Comunidad Ciudadana porque dijo que todavía no habían recaudado los 10 millones de dólares que se habían propuesto. Finalmente, ¿cuánto recaudaron?

Eso lo podrás ver cuando hagamos la rendición final ante el Tribunal Supremo Electoral. Afortunadamente esas son cifras que serán públicas.

Noticias Recientes de Destacadas

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0