Sábado 19 de octubre 2019 Contacto

Presos por vender facturas falsas desde hace cinco años




20/09/2019 - 07:11:00
El Día.- Almacenes de acero Corruliso, era la empresa fantasma que utilizaba una presunta red delincuencial que comercializaba facturas falsas en el departamento de Santa Cruz provocando un daño económico al Estado.

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, informó que la organización venía operando desde hace cinco años vendiendo facturas de empresas ficticias inexistentes. Ante esta información, investigadores de la Unidad Anticorrupción allanaron cinco domicilios llegando a aprehender al supuesto cabecilla Gilberto Flores Saucedo y sus testaferros, Ciro P., Percy Pablo V., Pedro G. S. y Gualberto F. A. por los supuestos delitos de Enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

Cómo operaban. El director de la Felcc en Santa Cruz Johnny Aguilera explicó que todos en la organización tenían sus tareas asignadas. Uno se encargaba de abrir el supuesto negocio, otro vendía las facturas y otro cuadraba los estados financieros. Los miembros de la organización operaban en dos vehículos y llevaban las facturas falsas al lugar que el cliente deseaba. Aguilera puntualizó que las últimas horas, la organización estaba por cerrar un negocio de venta de facturas por un monto de 2 millones de bolivianos e iban a generar un ingreso líquido para ellos de 130 mil bolivianos. En el allanamiento a las empresas fachada se decomisaron facturas en blancos y otros por un valor de 100 a 150 mil bolivianos. Se estima que la pérdida con afectación al Estado bordea los Bs 124 millones por la venta de estas facturas.

La denuncia. El pasado 12 de septiembre se recepcionó una denuncia interpuesta por Eduardo Garcés, Director Departamental de Impuestos Nacionales de la ciudad de Santa Cruz, en contra de Gilberto Flores y 15 personas más que, presuntamente, habrían creado empresas fantasmas con la única finalidad de comercializar facturas y de esta forma otorgar créditos fiscales a los contribuyentes.

En la investigación se descubrió que "supuestas empresas", estaban irregulares como, por ejemplo, en una de ellas Ciro P. figura como propietario de la empresa Coimpex S.R.L y en otra firma Corruliso S.R.L figura como empleado con un salario de 2.000 bolivianos.

Noticias Recientes de Destacadas

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0