Domingo 25 de agosto 2019 Contacto

Desde 2017, 12 narcos extranjeros fueron capturados con cédulas de identidad bolivianas




20/05/2019 - 07:18:23
Página Siete.- Desde el 2017, al menos 12 narcotraficantes extranjeros –buscados en Argentina, Perú, Brasil y México– fueron encontrados en posesión de cédulas de identidad bolivianas, certificados de nacimiento y permisos de residencia emitidos por el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP), el Servicio de Registro Cívico (Serecí) y la Dirección General de Migración (Digemig).

Muchos de ellos residían en el país por varios años con una identidad falsa. Las autoridades niegan que haya un mercado negro.

El 11 de mayo, Pedro Montenegro Paz, uno de los hombres más buscados del país, se entregó en la ciudad de Santa Cruz. Su caso reveló los vínculos del narcotráfico con esferas policiales y judiciales.

Las investigaciones revelaron que el ciudadano boliviano contaba con una doble identidad certificada por un carnet, un pasaporte y un certificado de nacimiento a nombre de Pedro Hoffman Sainz. Las instancias encargadas de emitir estos documentos deslindan responsabilidad.

“No existe ningún mercado negro. El caso específico de Montenegro data de diciembre de 2009, cuando aún los registros se realizaban mediante cuadernos notariados. De acuerdo a normativa se realizaron las investigaciones pertinentes y desde el Serecí Santa Cruz se atendieron todos los requerimientos que la Fiscalía solicitó. También nos apersonamos al Ministerio Público para ser parte coadyuvante de la denuncia y solicitar la ampliación de la misma a otros implicados”, indicó la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) –instancia de la que depende el Serecí–, María Eugenia Choque.

El director general ejecutivo del SEGIP, Marco Antonio Cuba, coincidió con Choque y negó que exista un mercado ilegal en el país.

“Gracias a la biometría y a los sistemas de interoperabilidad, entre el SEGIP e instituciones públicas y privadas, se ha eliminado la posibilidad de la existencia de documentos falsos”, sostuvo en respuesta a un cuestionario enviado por Página Siete.

En el documento indicó que en el caso del ciudadano Pedro Montenegro, el SEGIP deslindó responsabilidades frente a medios de comunicación y de manera pública, ya que las dos identidades que él tenía fueron obtenidas en 1981 y 2009. “Aclaramos una vez más que el Servicio General de Identificación Personal nace en la segunda mitad del año 2011”.

8 capos del narcotráfico en 2017

En abril de 2017, Marcelo Gómez de Oliveira –catalogado como el mayor traficante de sustancias controladas del Estado de Goiás en Brasil– fue asesinado a tiros en la ciudad de Santa Cruz. El acusado portaba una cédula de identidad que lo acreditaba como un ciudadano boliviano de nombre Reginaldo Fernandes de Almeida.

Según datos proporcionados por el SEGIP, Gómez obtuvo el documento con un certificado de nacimiento emitido por el Serecí. La irregularidad fue denunciada y hay una orden de aprehensión.

En octubre de ese mismo año, la Dirección Antidroga del Perú reportó que 12 narcotraficantes buscados en el vecino país operaban en Beni y Tarija. Seis de ellos actuaban bajo nombres falsos y documentos de identidad bolivianos, presuntamente, obtenidos en el “mercado negro” por 1.000 dólares cada uno.

Tres meses después, el mexicano José González Valencia, alias La Chepa –jefe del cartel Jalisco Nueva Generación– fue capturado en Brasil cuando se encontraba de viaje con su familia. Había ingresado al vecino país como turista proveniente de Bolivia. El documento con el que pasó la frontera era una cédula de extranjero emitida por el SEGIP bajo el nombre de Jafett Arias Becerra.

Según las investigaciones, González residía en Bolivia desde 2015, año en el que arribó a Santa Cruz con un pasaporte mexicano. Este documento y un contrato de trabajo fueron utilizados para tramitar la residencia temporal en Migraciones y conseguir la cédula de identidad de extranjero.

“Hay un tema que parece no haber sido entendido. En 2017 denuncié a la ahora exdirectora de la Digemig, porque deshabilitó el sistema para beneficiar a su hijo sobre quien pesaba una notificación de captura de la Interpol. Este caso es un ejemplo de cómo se maneja la institución”, sostuvo el senador por UD Arturo Murillo.

Página Siete solicitó a Migraciones una entrevista para hablar sobre el tema. No hubo respuesta.

Cuatro más en cinco meses

El 14 de enero de 2019, en Yacuiba, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) aprehendió al argentino Mario Morfulis Herrera, miembro de un clan dedicado al narcotráfico en el vecino país. Desde hace seis años, sobre él pesaba la notificación roja de la Interpol y pese a ello logró conseguir doble nacionalidad y una identidad boliviana falsa con la que se hacía pasar por ganadero.

“El SEGIP, cuando debe extender un documento boliviano, ya sea una cédula de identidad boliviana o una de extranjero, se basa en la Ley 145. El documento se otorga a partir de la contrastación de la base de datos del Servicio de Registro Cívico y el Certificado de Nacimiento. Asimismo, se lo otorga a todas las bolivianas y bolivianos por naturalización, previa presentación de documento emitido por la Dirección General de Migración y a la normativa vigente”, explicó Cuba.

El 15 de febrero de 2019, la Policía capturó en Santa Cruz a José Miguel Farfán, uno de los seis narcotraficantes más buscados por la justicia argentina. Conocido como El Chapo del Cono Sur estaba prófugo desde 2015 y operaba en el país con un carnet emitido que lo identificaba como Miguel Ángel Salazar.

También en la capital oriental, el pasado 30 de abril cayó Mauricio Esteban Gerónimo, uno de los capos del narcotráfico argentino, sobre quien pesaba una notificación roja de Interpol. Para pasar desapercibido en el país utilizaba una identificación falsa obtenida, según el proceso de investigación del SEGIP, con un certificado de nacimiento del Serecí. Se presume que radicaba en el país desde 2016.

Murillo dijo que hace varios años ha presentado denuncias sobre este tema sin que haya una respuesta efectiva. Denunció que no hay voluntad de parte del Gobierno central para esclarecer estos hechos.

El Serecí y las seguridad
Montenegro contaba con una doble identidad.
El Deber

Choque afirmó que desde el ingreso de la nueva directiva de Sala plena, se ha implementado un nuevo Sistema de Registro Civil como una medida de mejorar la seguridad de los registros. Indicó que esta herramienta se encuentra vinculada con la biometría que eleva los estándares de confiabilidad de la información.

“El antiguo sistema poseía sus limitaciones, y una de ellas era la posibilidad de la comparación de información (con Interpol y otros registros). El nuevo sistema tiene un proceso de interoperatividad interinstitucional, lo que facilita la validación de los datos y registros”, aseguró ante las consultas de Página Siete.

SEGIP hace pruebas de acceso a la base de dato de la Interpol

El presidente del SEGIP, Marco Antonio Cuba, señaló que en enero de 2019 el SEGIP firmó un convenio de cooperación con la Interpol. El acuerdo ayudará a la identificación de personas buscadas en otros países que puedan haber ingresado al territorio nacional.

“En este momento se están realizando las pruebas necesarias para que todas las oficinas del SEGIP a nivel nacional tengan acceso a esta base de datos de la Interpol. La herramienta trabaja en línea y en tiempo real”, manifestó.

Explicó que se aplicarán una serie de mecanismos de consulta y verificación de los datos de los ciudadanos –conforme a la Ley 145– para coadyuvar a las funciones y servicios que presta Interpol. Se espera que en el trabajo conjunto se genere una fiabilidad y seguridad para la lucha contra delitos asociados al crimen organizado, al tráfico de drogas, armas y personas; al lavado de dinero, pornografía infantil, crímenes económicos y corrupción.

“Para el SEGIP, es de suma importancia contar con tecnología de punta en diseño, registro y almacenamiento de datos, previendo duplicidades, falsificaciones o adulteraciones en documentos de identidad. Por ello hemos desarrollado el denominado registro único de identificación biométrico (RUI BIO)”, manifestó Cuba.

Aclaró que este tipo de reconocimiento de personas –por sus características biofísicas o de comportamiento– toma cada vez más importancia ya que los actuales sistemas de autenticación por contraseñas y tarjetas presenta muchos inconvenientes. Entre ellos citó: la posibilidad de copia, pérdida, deterioro o robo.

“El sistema nos permite que en caso de que un ciudadano porte un documento falso, no pueda realizar ninguna actividad administrativa ya que estos datos no estarán registrados en la base del SEGIP”, dijo.

Cuba, afirmó “categóricamente” que actualmente no existe un mercado negro de cédulas de identidad en Bolivia. “Gracias a la biometría y a los sistemas de interoperabilidad entre el SEGIP e instituciones públicas y privadas, se ha eliminado la posibilidad de la existencia de documentos falsos”.

Noticias Recientes de Destacadas

Debido a que nuestra sección comentarios es de libre expresión y sin restricciones y por las implicaciones que conlleva el artículo 16 de la Ley contra el racismo nos vemos obligados eliminar este canal de opinión de nuestros lectores

Artículo 16.(Medios masivos de comunicación)
El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación".

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0