PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 11 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
              

Hacerte la carta natal, ¿te puede ahorrar años de terapia?


2017-02-20 - 10:11:23
Es común escuchar que un astrólogo descubre, en un período muy corto de tiempo, traumas y nudos psíquicos que llevan años de diván resolver.

En un grupo de amigas se dice y se comenta: “Fui a hacerme la carta natal y la astróloga me dijo lo que mi terapeuta tardó años en descubrir”. ¿Qué era eso? Ninguna verdad determinista o predictiva, sino más bien, algún dilema vital de difícil resolución, de esos que requieren trabajo personal y coraje para resolverse. En tiempos de astrología humanística, cuando muchos de sus pensadores están estrechamente ligados con la psicología jungiana (Liz Green y Sasportas son un ejemplo), no es extraño que estén en sintonía con los saberes más legitimados por la academia, como las psicoterapias. Es un hecho que un gran porcentaje de la currícula de estudiantes de astrología (Casa XI y CABA son los institutos de más trayectoria en nuestro país), estén integradas por profesionales de la piscología.

La carta natal realizada de manera personalizada –no por Internet- revela información inédita y evidencia la misteriosa correspondencia entre aquello que llamamos nuestra personalidad y nuestro destino. Esto va más allá de un análisis de la historia personal por medio de un relato, considera también el por qué de los eventos "casuales". Es un mapa de símbolos basado en el principio de correspondencia: “como es adentro es afuera” y poco tiene que ver con la creencia general de lograr una predicción literal sobre la propia existencia.

Investigar la carta natal desafía a reconocer estructuras psíquicas y climas oportunos de vida; dependerá de nuestra valentía utilizarla con sabiduría. La consulta astrológica conduce a un nivel de exploración personal que necesitará tiempo para ser procesado. El caudal de información astrológica, lejos de confirmar los anhelos de controlar el destino, debería movilizar y generar incertidumbres: ¿nos animaremos a realizar los desafíos que el cielo nos propone?

El estudio de una carta astrológica resultará más fructífero acompañado por un proceso terapéutico -para que los miedos que surjan no inhiban el crecimiento-. El proceso que un consultante o –sobre todo- un alumno de astrología atraviesa será altamente aprovechado de la mano de un buen terapeuta. Por suerte cada vez hay más psicólogos –como ya señalamos- estudian o saben astrología y la consideran un excelente mapa para acompañar a sus pacientes. Confían en que este lenguaje ancestral acelera un misterioso despertar en la conciencia de cada uno de nosotros.

El mapa natal es complejo en su simbología pero siempre ayuda a comprender los desafíos de nuestra vida. Es preciso entender –al menos- sus principales indicadores: el signo de la Luna, del Sol y del Ascendente para trabajar y resignificar en la terapia.

¿Porque resulta tan sanador conocer nuestra carta natal o saber astrología?

El primer dato extremadamente revelador es descubrir el signo de nuestra Luna. La Luna -el cuerpo celeste más cercano y de máxima influencia en mareas, ciclos y cosechas- rige nuestras noches y simboliza astrológicamente las emociones más íntimas, el origen y la familia. Investigar el signo lunar permite reconocer nuestra complejidad emocional, explorar miedos y desconfianzas arraigadas para reconocer actitudes reactivas, condicionamientos infantiles y aprensiones heredadas. Resulta evidente que semejante caudal de profunda e íntima información movilizará y generará temores. Estar acompañados de un proceso terapéutico permitirá aprovechar mejor esta información. ¿Qué pasa si descubro que mi madre era una "desconectada emocional"? (Luna en Acuario). La mirada experta de un profesional ayudará a resignificar miedos para que estos no inhiban el proceso de sanación que la astrología propone.

¿De qué signo sos? Es lo que todos sabemos de nuestra carta natal y simboliza nuestra individualidad más creativa, nuestro “Sol”. Si vivimos con miedo y condicionados por temores pasados, nuestro signo solar -con toda su genuina vitalidad- probablemente nunca se exprese en su totalidad. Conocer estas características de la mano de un astrólogo, nos ayudará a llevarlas más conscientemente y a estar orgullosos de ellas.

El signo del Ascendente marcará gran parte de nuestro destino: son las experiencias que la vida nos irá proponiendo para reconocer en ellas el propósito de nuestra existencia. El Ascendente es lo nuevo que vinimos a desarrollar en esta vida. Si estamos cargados de temores y resentidos no lograremos abrirnos a este desafío que requiere valentía y coraje. Una buena terapia psicológica puede ayudarnos a convertirnos en seres confiados y sanos emocionalmente para lograr entregarnos al proceso.

CLARIN

Noticias Recientes de Mujer

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000-