PresentacinTursmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMvil
Jueves 05 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolticaPasEconomaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectculosArte y CulturaHoy EventosMujer
              

Esta sencilla actividad te da tanto placer como el sexo


2017-02-15 - 19:32:37
Y no te tienes que desnudar....

Un reciente estudio revel que escuchar msica genera opioides naturales, lo que activa el circuito cerebral que se relaciona con la satisfaccin y la calma. De acuerdo a los cientficos esta accin provoca el mismo disfrute que mantener relaciones o degustar una sabrosa comida.

Como la animadora principal de cada fiesta, como una recurrida acompaante en momentos tristes o como fuente de estmulo para afrontar un entrenamiento fsico, muchos estudios profundizaron sobre los alcances de la influencia de la msica. El sonido de la meloda provoca intensas emociones que se traducen en escalofros, sonrisas, llanto, relajacin, tensin muscular. Una variada y numerosa cantidad de respuestas.

La relacin causa-efecto fue investigada en detalle. Sin embargo, poco se saba de los procesos neuroqumicos relacionado con la experiencia musical. En ese punto enfocaron un grupo de cientficos de la Universidad McGill de Montreal (Canad). Partiendo de la base del placer que producen en el organismo el sexo, la comida y la msica, exploraron sobre distintas zonas del cerebro y sus reacciones para conocer si generaban el mismo nivel de intensidad.

La investigacin concluy que el placer que se siente con los sonidos musicales activa las mismas zonas cerebrales tal cual ocurre al mantener relaciones sexuales o al degustar de una sabrosa comida, provocando el mismo efecto tanto a nivel fsico como mental. Or canciones activa los mismos receptores opioides del sistema nervioso central que intervienen en el disfrute.

Para arribar a estos resultados las pruebas se centraron en la influencia de la naltrexona, un medicamento usado en el tratamiento de la intoxicacin aguda por opiceos (como la herona o la morfina) y que adems es, junto a la naloxona, una de las sustancias ms potentes para provoca anhedonia, la incapacidad para sentir placer.

Un total de 17 personas formaron parte del anlisis. Cada uno de ellos tuvo que concurrir con sus temas preferidos. El grupo fue dividido en dos partes: a la primera se le suministraron 50 miligramos de naltrexona y a la segunda, un placebo como grupo de control. El objetivo fue medir al frmaco, saber si era capaz de disminuir las sensaciones positivas y negativas en el cerebro -en este caso en relacin con la msica-, al igual que sucede al ser empleada como tratamiento con los opiceos.

Mediante sensores implementaron un electromiograma (que examina el sistema nervioso perifrico y los msculos implicados), monitorizando la actividad elctrica de varios msculos faciales. Tambin registraron su ritmo cardaco, respiracin, presin sangunea y conductividad de la piel antes y durante el experimento. Una hora ms tarde, lleg el turno de escuchar la lista de canciones favoritas junto a otras seleccionadas por los cientficos. El experimento se repiti una semana despus intercambiando los grupos: los que haban tomado placebo consumieron el frmaco y viceversa.

Los detalles finales, publicados en la revista Scientific Reports, demostraron que en ambos experimentos, el consumo de naltrexona redujo la respuesta de los participantes, bloqueando el 80 por ciento de los receptores mu y delta, presentes en las neuronas a las que se acoplan las endorfinas o exgenos como la morfina o la herona. As, buena parte del sistema de recompensa del cerebro se detiene. No se liberan sustancias que provocan bienestar, pero tampoco las que generan dolor o angustia.

De este modo se cumpli con la hiptesis principal que indicaba que la naltrexona debera reducir las reacciones emocionales a la msica, provocando anhedonia musical. De ser as, eso implicara que los mismos circuitos neuronales que intervienen en otras actividades placenteras tambin lo hacen en la experiencia musical.

"Es la primera prueba de que los opioides propios del cerebro estn directamente implicados en el placer musical. Hemos demostrado aqu que el sistema opioide es responsable de mediar entre las respuestas positivas (placenteras) y negativas (tristeza) emocionales a la msica", coment Daniel J. Levitin, autor del trabajo.

INFOBAE

Noticias Recientes de Mujer

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000-