PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 06 de diciembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPolíticaEconomíaPaísEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer
              

¿Hace daño a la digestión tomar líquidos mientras comemos?


2017-02-01 - 18:01:32
Para muchas personas es automático: sentarse a la mesa, comenzar a comer y llenar un vaso con agua, jugo o soda. Comer y tomar algún líquido al mismo tiempo es una costumbre muy común, pero no está bien.

La digestión es un proceso fantástico y perfecto. Imagine su plato con arroz, carne y ensalada. El proceso consiste en la separación de cada molécula contenida en los alimentos. El arroz se convierte en hidratos de carbono, las fibras de la ensalada se separan y ayudan a los movimientos del intestino, las proteínas, hierro y varios otros nutrientes de la carne también son absorbidos. El cuerpo está programado para buscar todas las diminutas "partes" nutricionales de cada alimento. Y lo que no sirve se elimina. Increíble ¿no?

La digestión comienza en la boca, con la masticación y el contacto de los alimentos con la saliva; continúa en el estómago donde el ácido y el jugo digestivo "desdoblan" a los nutrientes, especialmente a las proteínas. Por lo tanto, la fusión de los alimentos con el jugo digestivo del estómago es esencial para una digestión apropiada.

La ingesta de agua o cualquier otro líquido impide que ese contacto sea adecuado. El líquido "disuelve" el jugo digestivo y dificulta el encuentro de los alimentos con el jugo intestinal, perjudicando la digestión. Como resultado, hay una mala digestión que hace que aumente mucho la producción de gases. Además de eso, perdemos nutrientes importantes, que dejan de ser “desdoblados”, eso hace que disminuya la absorción de hierro, calcio, vitaminas y proteínas.

Pero eso no es todo, la ingesta de líquidos durante las comidas da una sensación de llenura que es molesta y peor aún si se ingieren bebidas gaseosas. Como resultado se produce una dilatación del estómago que hace que la ingestión de alimentos sea menor. El gran problema es después, puesto que nos da hambre otra vez. Comemos más y aumentamos de peso.

Tome agua varias veces al día, especialmente en los días de mucho calor, pero evite líquidos durante las comidas, espere para el final e inmediatamente después no tome más de 150 a 200 ml.

Douglas Villarroel

Noticias Recientes de Mujer

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000-