PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 20 de noviembre 2019 Contacto
InicioDestacadasPaísEconomíaEspecialesMundoDeportes
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Si de golpes se trata, pido la palabra


2019-11-18 - 09:40:18
Si de golpes se trata no pueden discutir con nosotros los bolivianos. Porque para saber de golpes consúltennos y no quieran enseñar a los que saben. Y solo voy a referirme a lo que he vivido desde mis 15 años. El golpe del general Barrientos al Dr. Paz Estenssoro, el de Ovando a Siles Salinas, el de los tres generales a Ovando y el general Banzer al general Torres, Banzer duró siete años y al final convocó a elecciones que terminaron en el golpe del general García Meza y luego el del general Padilla hasta llegar al general Vildoso que entrego la banda presidencial al Dr. Siles Suazo.

Carajo! toda una cadena de golpes de lo más variopinto que usted escoja. Y los mexicanos quieren enseñarnos sobre la materia. No mamen cabrones! Yo sé de golpes de vicepresidentes a presidentes (general Barrientos al Dr. Paz) de golpes de un general a un presidente por sucesión constitucional (Ovando a Siles Salinas) de golpes de un general a otro (Banzer a Juan José Torres) y de unos a otros. Todos sin excepciones fueron para que los militares se sienten en la silla, nadie golpea para que otro asuma, eso es básico en el manual del golpe. Y otra cosita, ningún general “sugiere” a un civil o militar que deje el gobierno, no! lo saca a golpe de bala y sin darle tiempo a decir Jesús!

Y ahora quieren enseñarme, que cuando un general le dice a un presidente que debía pensar en irse, eso es golpe técnico. Si eso hubiera hecho el general Barrientos con Paz Estenssoro este le hubiera plantado cara con sus milicianos y si un general le sugiriera a otro lo mismo se tendría que enfrentar a tanques con tanques. No hay tal golpe técnico, no existe esa posibilidad real. El golpe es artero se da y se asumen las consecuencias, no hay invitaciones por medio.

Sepan los milenios bolivianos que lo sucedido el 11 de noviembre cuando Evo Morales decide renunciar no es a pedido de los militares, si decidía seguir gobernando estos no hubieran hecho nada, se los firmo. Lo que produce su renuncia es la soledad en que se siente frente a las movilizaciones multitudinarias en los nueve departamentos. No tenía bases que pudieran contrarrestar a la ciudadanía que como se organizó frenó a los pocos masistas que quisieron defenderlo. Lo que hicieron ustedes en la calles es lo que Evo no se esperaba. Acostumbrado a tener a las corporaciones sindicales bajo su mando mediante billete por medio y prebendas de todo tipo, léase corrupción sindical, no contó con que la juventud reaccionara ante el fraude defendiendo principios y valores, que son fundamentales para cambiar la sociedad que tenemos, no esperó que la repulsa fuera de tal magnitud que su propia gente se sintiera avergonzada.

Así que después de 22 días donde nade se cansó y nadie se rindió, Evo entendió que el único lugar donde se podía esconder era en el Chapare en Chimoré centro del narcotráfico y donde converge el núcleo duro de los cocaleros. Lo que hizo el general Kaliman fue sugerirle que considere renunciar ante el evidente arrinconamiento social y la posible orden de salir a reprimir que no se aceptaría por ellos, con lo cual quedaba sellada la orfandad institucional que le cercaba sin remedio y le apretaba como víbora por el cuello.

El golpe es un relato al que acuden los intelectuales orgánicos de la izquierda retrógrada e infantil, relato que no convence a la juventud cuyo nivel de información y de conocimiento tiene un alcance global.

Evo Morales ya es parte del pasado y no precisamente de uno que nos llene de orgullo, sino de aquel que nos puso en una larga noche de ignorancia envuelta en el Poder.

Más publicaciones de Dante N. Pino Archondo

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2019
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0