PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 21 de junio 2021 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Daniel Castro

La otra cara de la pandemia, la pobreza extrema


2021-05-31 - 17:53:30
Santa Cruz cumplió su segundo domingo de cuarentena rígida y la ciudadanía en su mayoría acató la medida, sin la participación de la fuerza pública, esperanzados en frenar los contagios de coronavirus en la tercera ola que vive el país, pero cuida autos callejeros o vendedores de somó, son algunos de los seres humanos que viven el día a día y no saben de feriados ni cuarentenas. Y es que lo que para la mayoría es la oportunidad de quedarse protegidos en sus domicilios del acecho del Covid-19, para otros es la imposibilidad de obtener los mínimos recursos para impedir que otro monstruo ataque a sus familias: el hambre.

En el contexto de la urbe cruceña desierta, resaltan algunos personajes anónimos que permanecen todos los días por calles y avenidas, pero que pasan desapercibidos, como tantos vendedores ambulantes que pululan por la ciudad. Son los cuidadores de autos que de lunes a lunes están fuera de hospitales públicos o clínicas privadas cumpliendo con su labor por unas cuantas monedas.

Las medidas asumidas por las autoridades políticas y sanitarias que buscan controlar el pico de casos que se disparó en los últimos días, para quienes viven por debajo de la línea de pobreza, desprovistos de la seguridad social y menos de un ingreso que les alivie sus necesidades, lo único que hace es despojarlos de la posibilidad de lograr algún centavo extra para aliviar su paupérrima economía.

Esa realidad que forma parte de la Santa cruz que no miramos, está reflejada en los datos del Institututo Nacional de Estadísticas, que señala que en el departamento más próspero del país, donde se mueve la locomotora del desarrollo agroindustrial, se cuelan entre sus fisuras cerca de 9.000 hogares que viven por debajo de la línea de pobreza.

En un artículo publicado en febrero de 2018, por la investigadora del Inesad, Likke E. Andersen, titulado ¿Dónde están los bolivianos extremadamente pobres? elabora nueve variables para determinar dónde se encuentra la extrema pobreza en el país, señala que el municipio con más hogares en extrema pobreza es Villa Tunari, con más de 15 mil hogares, seguido por los municipios de Cochabamba y El Alto, ambos con aproximadamente 14 mil y después viene la capital cruceña. Sí, la capital cruceña, orgullo de sus habitantes por su constante desarrollo y crecimiento demográfico.

Como se puede ver, no es necesario ir a municipios alejados e inaccesibles para encontrar hogares en extrema pobreza. Muchos de ellos se encuentran en las afueras de las ciudades principales. Puede ser que los números hayan cambiado un poco desde el último Censo de Población y Vivienda de 2012, pero ante la intención del gobierno nacional de postergar la realización de la nueva medición, urge encontrar los consensos necesarios de las gobernaciones y municipios del país para lograr que a mas tardar el año próximo se realice este trabajo tan necesario para distribuir recursos y luchar contra el flagelo de la pobreza que tanto lastima a los hogares bolivianos.

Otro dato llamativo es que los municipios del Chapare, donde tiene su centro de poder el Movimiento al Socialismo y reina Evo Morales, son los que tienen mayor cantidad de hogares en extrema pobreza. ¿Será por eso que el gobierno no quiere nuevos datos estadísticos?

* Periodista

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0