PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Miércoles 06 de diciembre 2023 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaTemas
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Fernando Rodriguez Mendoza

Costra inmoral


2023-11-03 - 13:14:38
No es que sea algo nuevo, pero sí, hemos llegado a niveles intolerantes sobre el “nomeimportismo” moral que la población en general ha ido asumiendo sobre diversos temas, pero principalmente frente a los genocidios que en las actuales confrontaciones bélicas en el mundo van aumentando.

Este último domingo en su columna semanal Alfonso Cortez cita a un escritor nicaragüense Sergio Ramírez que me permito transcribir esa importante cita y decía “Justificamos la crueldad, o la olvidamos, cuando se ejecuta en nombre de la causa con las que nos identificamos, porque el dolor del que consideramos del lado enemigo, aunque sea un niño, deja de ser dolor. Es una manera atroz de compartimentar los sentimientos, y de una manera, abierta o solapada, de odiar. Cuando llegamos al punto de escoger a las víctimas que merecen nuestra compasión, hemos quedado moralmente tuertos. Si el niño judío asesinado en el kibutz no nos conmueve igual que el niño palestino que agoniza en el hospital de Gaza, herido por los bombardeos indiscriminados, hemos quedado tuertos y pronto quedaremos moralmente ciegos”.

Respetando ese criterio tan claro, yo iría un poco más allá, cada día encontramos noticias alarmantes sobre tiroteos que en cualquier ciudad norteamericana se dan con una profusión de muertos que no respeta, edad, sexo ni nacionalidad porque un inadaptado con potentes y modernas armas a su alcance, abre fuego indiscriminado; en cualquier país europeo explotan bombas caseras matando gente que se encontraba concentrada en sus quehaceres religiosos o en cualquier ciudad aparece alguien portando un cuchillo y matando e hiriendo sin ton ni son a quien se atraviese por su camino, con la excusa de hacer respetar sus creencias religiosas, y así, podríamos seguir enumerando esas noticias diarias que ya ni siquiera van en lugares preponderantes, sino en páginas interiores de la publicación y las leemos o las escuchamos como una noticia más.

Será que se aplica ese axioma de que lo poco espanta y lo mucho amansa, que hace carne en nosotros, que junto con esa enorme manada de gente que no le afecta, no le importa y mucho menos le interesa, simplemente pasa y listo.

Se ha formado en la sociedad en su conjunto una costra inmoral que ya no deja entrar en nuestras conciencias y emociones las barbaridades que anotamos anteriormente.

Esa costra que cubre a la sociedad en su conjunto, también impide que actos como los feminicidios, infanticidios, violencia contra la mujer, asesinatos, tráfico de niños y mujeres y otras figuras de violencia e intolerancia, pueda llegar a nuestra conciencia que nos obligue a hacer algo, que nos obligue a exigir que las autoridades hagan algo o reaccionen de alguna manera, no, simplemente pasan y seguimos adelante con indiferencia, a pesar de que es irrefutable, que ese tipo de conducta nos hace también cómplices de lo que está pasando.

No se vislumbra ninguna actitud positiva que vaya rompiendo esa costra inmoral que cubre a la sociedad y, por el contrario, cada día más bien se engrosa.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2023
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0