PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de enero 2023 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaTemas
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Vivimos en un régimen de incongruencias


2023-01-23 - 18:16:51
Hemos querido utilizar el término de “incongruente”, gracias a la etimología, que lo define, entre otras acepciones, con lo incoherente, lo extravagante, lo absurdo, y lo más próximo e incuestionablemente, al régimen de gobierno bajo el cual vivimos los bolivianos, desde hace más de una década y media.

Sin ánimo de polemizar con lo afirmado, baste citar el cuestionamiento del Padre de la Patria, como se estila llamar a los honorables miembros del Poder Legislativo, senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Félix Ajpi, quien cuestionó que los trabajadores de la prensa usen cascos de seguridad en la cobertura de conflictos sociales, asegurando que en ninguna parte del mundo los comunicadores usan esa protección, contraviniendo abiertamente la exigencia de los manuales del periodismo que, en zonas de conflicto, obliga a los periodistas portar cascos y máscaras antigás, regla que el senador no considera necesaria en el actual contexto de tensión social.

Suponemos que el “Padre de la Patria” ha debido estar ausente de nuestra ciudad, cuando, durante el desarrollo de varias manifestaciones ciudadanas que pedían la liberación del Gobernador de Santa Cruz y de otros presos políticos, al menos una decena de periodistas resultaron brutalmente maltratados y golpeados.

Como una suerte de justificación a sus indómitas declaraciones, este señor de la guerra también adujo: “los periodistas no tenían identificación, y que realizan su labor de cobertura, desde el interior de alguno de los bandos, donde podrían ser fácilmente confundidos con infiltrados violentos”. MORALEJA: A raíz de tan sabias consejas, habrá que obligar a las empresas y medios de prensa, pintar a sus periodistas, de cuerpo entero, con tinte fosforescente, y obligarlos a usar cascos, pero no como el de los mineros urbanos oficialistas, que hace tiempo, o nunca ingresaron a una mina de verdad y usan, mañana, tarde y noche, ese guardatojo sólo como galería fotográfica de los “héroes cubanos” que dejaron la osamenta en nuestra tierra, después de haber asesinado impunemente a nuestros soldados.

Ante todas estas risibles, como surrealistas declaraciones, el partido de gobierno no se ha querido quedar atrás, y en un ampliado departamental del instrumento político realizado este fin de semana en el trópico de Cochabamba, ha decidido la expulsión de diputados del ala renovadora del partido, por traidores al partido; la restitución de aportes económicos de los funcionarios de todos los niveles del Estado, hecho que implica que el jefe del MAS, quien controla las finanzas de esa tienda política, pierda el acceso a por lo menos, 50 millones de bolivianos anuales; finalmente, se rechazó vehementemente el veto peruano a Evo Morales.

Esta última resolución conlleva una gran pena, ya que la nación del RUNASUR, muy pronta a fundarse en el sur del Perú, quedará sin un líder que la presida tras su pronta creación, y lo peor, pone en un alto riesgo de rompimiento nuestras buenas, como fraternas relaciones con esa nación hermana, al tratar de imponerle y hacerla vivir como nosotros, bajo un régimen de incongruencias.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2023
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0