PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de enero 2023 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaTemas
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Fraude o muerte


2022-11-27 - 12:39:35
En el curso del actual conflicto, lo que ha demostrado el MAS en todas sus tendencias es que sus dirigentes reconocen que sin el fraude electoral, el partido no podría existir.

Las tendencias del partido mantienen sus furiosas diferencias sólo hasta el punto en que se pone en juego la subsistencia del fraude, convertida en su única fuente de existencia.

Carlos Romero, exministro de gobierno, asegura que Luis Arce ha manejado el tema del censo sólo para proteger al narcotráfico, pero se frena cuando sabe que el partido podría perder los dados cargados en las elecciones.

Romero, el único masista que no tiene dificultades con el idioma, ha decidido admitir que los miembros de su partido, con la inverosímil excepción de Evo Morales, están vinculados con el narcotráfico, comenzando por Arce.

Ninguno de los estrategas del MAS ha advertido que en el conflicto sobre el censo, el partido estaba haciendo una demostración vergonzosa de esa su dependencia, que todos los bolivianos han observado.
Y de esa manera ha surgido la curiosidad por saber cuántos votos recibiría el MAS en el país si se eliminara el fraude en todas sus formas.

No sólo está el diferente valor que tienen los votos de algunos indígenas para conseguir diputados, ni siquiera los 1.200.000 nuevos votantes inscritos en el padrón por los venezolanos en 2009, ni el hecho de que los ciudadanos que viven en el exterior votan en Bolivia sin saberlo, ni el fraude que consiste en no reconocer que los ciudadanos migran de un lugar a otro dentro del país.

El TSE no ha informado todavía al país si eliminó las 27 formas del fraude descubiertas y denunciadas por la OEA en 2019 y que, al ser denunciadas, provocaron la fuga del cocalero y su corte de corrupción.
Y eso lleva a sospechar que en 2020 Luis Arce obtuvo 55% de los votos sólo porque el fraude no fue desarticulado, como denunció la exvocal Rosario Baptista, ahora exiliada en Argentina.

Este conflicto del censo permitió observar que, además de los mercenarios que el gobierno envía a Santa Cruz, el MAS no tiene otros militantes, si vas a llamar así a los milicianos.

La nueva Bolivia que ha surgido de este conflicto necesita eliminar el fraude, lo que hará que se deshaga de la dictadura masista.
Ahora se ha dado la primera batalla. Pero el desenlace es previsible porque el masismo se ha convertido en una agrupación formada por mercenarios.

Siglo21bolivia.com

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2023
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0