PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 01 de diciembre 2022 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaEspectáculosTemas
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Desenlaces previsibles


2022-10-07 - 21:42:50
Partamos de una certeza: el cocalero Morales querría ser candidato, pero mejor si las elecciones tuvieran lugar antes de 2025.

Para que se dé esa posibilidad, el cocalero ha hecho varios intentos, pero el régimen de Arce se mantiene intacto, respaldado por lo que queda de la CPE.

En último caso, el cocalero querría que el esquema del fraude, tan eficiente hasta ahora, se mantuviera intacto, porque de lo contrario no tendría ninguna posibilidad de ganar. Y quizá ni siquiera de obtener los votos suficientes para que su partido no pierda la personería.

Pero el TSE dice que quiere eliminar el fraude, y eso sería un suicidio para el MAS.

El que haya hecho aprobar por masistas sin mucho criterio el ultimátum a Luis Arce para que cambie a dos de sus ministros es un improperio no muy bien calculado.

Salvo que lo haya hecho para lograr que Arce, ofendido por estar recibiendo instrucciones de su tutor incluso cuando está en el cargo de presidente, optara por dar un paso al costado.

Arce podría alegar que su autoridad como presidente ha sido mellada por el cocalero y que no puede soportar tanta humillación. Incluso siendo masista, el presidente podría acudir a sus últimas reservas de ética, y decidir renunciar.

En ese caso, el golpe al cocalero habría sido muy certero. David Choquehuanca, el aimara verdadero, el que quería ser candidato en 2020 pero fue descartado desde Buenos Aires por el cocalero, habría quedado como presidente. ¡Un aimara capaz de hablar el idioma aimara! Algo que no ocurre con el nacido en Orinoca.

Un aimara que, además, tiene el propósito de jubilar o despachar al rincón de las cosas inservibles a los caudillos, vicecaudillos, ya sean originarios o mestizos.

Lo que acaba de hacer el cocalero con el “ampliado” del MAS es poner a los corredores en la línea de partida para una competencia que, como van las cosas, no se jugará con dados cargados.

Él no es muy amante de la democracia que digamos. Siempre ha hecho trampa.

Lo que hay que saludar es que será la primera vez en lo que va de este siglo que se podrá conocer las preferencias de los bolivianos.

Será un descubrimiento, una novedad que ha de sorprender a todos. Se verá al actual partido “mayoritario” en su verdadera dimensión. Y será una decepción.

Si es cierto que 24% de los bolivianos se definen como “originarios”, según las encuestas, el partido que había estado especulando con representarlos habrá exhibido su pecado y su vergüenza.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0