PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Jueves 30 de junio 2022 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoHistorias
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Bolivia en la Cumbre de Las Américas


2022-06-13 - 19:08:27
Los intereses nacionales se defienden ante todo y sobre todo. Es el mandato fundamental que tiene un gobierno y el presidente cuando juran cumplir y hacer cumplir la Constitución Política del Estado. Tal parece que, como todo lo que hace y dice el presidente Arce, defender los altos intereses nacionales no tiene la misma importancia que defender la ideología política del socialismo del siglo XXI.

¿Qué pensaría usted si alguien le diría que una persona ha preferido dejar a un lado sus intereses familiares porque no invitaron a su amiga a la fiesta del domingo? ¿No es la familia primero? Bueno, ahí tiene un ejemplo que muestra la similitud de lo que hizo el presidente Arce.

Una Cumbre como la convocada no se remite sólo a la foto, ni a los discursos que se dan en la mesa de reunión, donde ya se tienen preparado de antemano lo que se dirá, en relación a la convocatoria. Todo eso es parte del protocolo diplomático que se desarrolla. Lo que un gobierno que se precia de defender sus intereses hace, es aprovechar este nivel de presencia presidencial para tomar contactos bilaterales y plantear proyectos y necesidades de financiamiento que se tiene, con el fin de enfrentar la crisis alimentaria que se está produciendo. Un asunto de enorme relieve, si tenemos en cuenta, que Bolivia importa trigo y otros cereales para mantener su pequeña industria alimentaria, tan dependiente de estas materias primas.

Un presidente consciente de su mandato social conforma un equipo de autoridades de primer nivel y asesores que le acompañen para realizar este trabajo, en todos los campos que haya considerado necesarios. Imprescindible si tenemos en cuenta, que no contamos con un Embajador en los Estados Unidos, por decisiones que hasta el momento no se ha sabido ni podido explicar, como no sean aquellas declaraciones simplistas de que el "imperio está conspirando contra el gobierno"
No asistir a la Cumbre ha sido pues una decisión desafortunada, cuyos costos diplomáticos recibiremos justo cuando estemos confrontando una crisis en curso.

¿Cómo entender que se defienda a gobiernos que han destrozado los derechos humanos, la economía de sus países, que hayan violado sus leyes y se jacten de todo ello, si es que no se está consubstanciado con estas políticas? Una pregunta que tiene una sola respuesta: obsecuencia política.

¿No es acaso una especie de suerte o desentendimiento internacional sobre la realidad boliviana, que se trate al gobierno del MAS cómo si fuera una democracia donde se respeta el Estado de Derecho y aprovechando este "descuido" diplomático presentar sus credenciales?
La verdad es que tenemos tal nivel de ignorancia en el gobierno y sumisión a la ideología ajena, que, una reflexión primaria sobre la conveniencia o no de asistir hubiera demostrado que el costo/beneficio de no hacerlo era mayor.

Estamos gobernados por la inercia de los acontecimientos y la ausencia de visión nacional.

Nos están llevando por una ruta equivocada. Lo peor es que todos los órganos de poder que tienen la misión de contrapeso al Ejecutivo, están sometidos a él y con ello no hay forma o manera de fiscalizar estas acciones y pedir rendición de cuentas.

Deberá quedar esto como pasivo para cuando cambien las condiciones políticas actuales.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0