PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de mayo 2022 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoHistorias
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Diplomáticos express versus diplomacia de los nuevos tiempos


2022-04-04 - 21:03:43
Hoy responderé expresamente a un artículo de la semana pasada; me dejó perplejo la facilidad (por no decir liviandad) con la que se juzga, mejor dicho, prejuzga, se da un “veredicto” y condena, todo al mismo tiempo y bajo la premisa de ser “imparcial, objetiva y proactiva”.

La mencionada nota salió la semana pasada con el título: Diplomáticos exprés a la carrera y, como mencioné líneas arriba, me sorprendió justamente el tenor del texto y sus “profecías apocalípticas “respecto a la Diplomacia en nuestro país y su futuro cercano. Si bien es cierto que existe una cierta tendencia al fatalismo (tendencia post pandemia), no se puede andar diciendo cualquier cosa que se nos ocurra sólo porque se nos ocurrió!!

El hecho de que sea la Escuela de Gestión Pública Plurinacional quien convoque a profesionales que deseen incursionar en las relaciones exteriores, no es razón para rasgar vestiduras; tampoco el hecho de que la convocatoria haya sido coordinada con el Ministerio de Relaciones Exteriores; justamente la coordinación entre ambas instancias de gobierno indica que se está tomando la temática de formación con mucha seriedad.

La Academia Diplomática, su pensum, su estructura, debe ser actualizada para responder a estos tiempos, a estas nuevas coyunturas dentro de un planeta globalizado, donde la información viaja a velocidad de la luz y, gracias a las redes sociales y a los hackers, los documentos “clasificados”, no lo son por mucho, sino recuerden el caso de Weeke leeks o a Snowden.

Claramente, cada país del planeta debe tener sus estrategias propias de negociación, de acercamiento, de entrada y salida de un país ajeno; es decir, debe tener su propia “personalidad” y eso evidentemente se obtiene del estudio diplomático diseñado por el Ministerio de Relaciones Exteriores; en este caso concreto, la convocatoria al Curso especializado, basado en el Programa de Desarrollo de Competencias nace de la unión y coordinación del Ministerio de Educación y de la Cancillería. La intención es ampliar el área de influencia del curso, abrir la posibilidad de acceso al curso, a más personas de todos los departamentos del país.

A este curso en cuestión, se inscribieron más de ciento cincuenta interesadas/os de los nueve departamentos de Bolivia de los cuales serán seleccionados, pero ya es un inicio para democratizar la participación e implementar cursos con nuevas visiones, enfoques y códigos - ajustados a la pluriculturalidad del país, hecho que es una característica muy fuerte de nuestra personalidad como Estado.

Siendo fieles a la Constitución Política del Estado, nadie será discriminado por su raza, color de piel, ideología o clase social, tampoco en el servicio diplomático esto será excusa para excluir a nadie; que deben tener formación y una base sólida sobre la cual edificar a este nuevo o nueva diplomático/a, claro que sí, pero que no sólo una élite puede ser detentora de cargos diplomáticos, también está claro.

De este hecho a decir que la Cancillería está pensando hacer un harakiri a su cuerpo diplomático, es un despropósito lamentable porque lo que más necesitamos hoy en día es serenidad y verdadera proactividad porque los tiempos de cambio recién iniciaron y los vientos de cambio deben tocar toda la estructura del Estado, no sólo algunos niveles o instituciones; la renovación que llegó con el MAS, es profunda y seria, no es improvisada como el anterior gobierno golpista ni los gobiernos tradicionales. Somos conscientes que los cambios estructurales son lentos, a veces tediosos, pero nuestro compromiso con el país es romper la matriz que normaliza la discriminación, el patriarcado y la injusticia.

Nuestro servicio Diplomático entendió eso y está aportando con su conocimiento y experiencia en la apertura y profesionalización de un mayor número de personas de distintos niveles sociales, pero con igual nivel de formación y conocimientos.

Somos conscientes de que en un primer momento estos cambios pueden levantar susceptibilidades, pero ya llevamos años en esta tarea de despatriarcalización de las mentes bolivianas y sabemos que nos falta muchísimo, también somos conscientes de que modificar los paradigmas colectivos es una tarea titánica y, lo estamos haciendo desde la educación, desde la formación de nuevos profesionales, desde cada frente donde sea posible incidir positivamente en la construcción de esta nueva sociedad, más justa, equitativa e incluyente.

El país lo sabe, la mayoría de la población sabe que somos coherentes y sabemos honrar nuestros compromisos, es por esta razón que luego del golpe de Estado y del retorno a la democracia, fuimos a las urnas y nuevamente votamos por el MAS – IPSP, dándole una victoria por encima de lo que cualquier otro partido haya logrado en todos sus años de vida.

Así, duela a quién le duela, vamos avanzando en la democratización de la participación política, participación en cargos públicos y de gestión, en la diplomacia de los pueblos, en la horizontalidad en la toma de decisiones, en fin, en todo lo que tiene que ver con la cosa pública. Este fue un compromiso con los movimientos sociales que nos conformaron y nos colocaron en el sitio que hoy ocupamos.

No existen razones para alarmarse o rasgar vestiduras, salvo, claro está, que creamos que la diplomacia y la gestión de la cosa pública sea una tarea para una casta de oligarcas iluminados.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0