PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de mayo 2022 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoHistorias
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Armas de Distracción Masiva


2022-03-15 - 21:05:15
En estos lúgubres momentos, en los que la humanidad contempla horrorizada la criminal invasión de una de las tres potencias militares más poderosas de la tierra, en contra de Ucrania, una nación inocente y pacífica, uno constata que nunca mejor profetizada la historia bíblica de Samuel 17, donde se describe la guerra de los filisteos contra las tropas de Israel comandadas por Saúl, donde se hace presente, como elemento definidor de la batalla, un gigante llamado Goliat, que investido de sus poderes físicos, reta a los israelitas a escoger entre sus soldados a uno que pudiese pelear con él, de cuya lid se definiría la calidad de siervos de uno u otro bando.

Entonces salió el pastorcillo David y preguntó a los que lo rodeaban: “¿Quién es este filisteo, para ir en contra de las legiones de Dios? Y, ¿Qué hará al hombre que venciere a este incircunciso y quitare el oprobio de Israel?”. Algunos soldados le dijeron al rey Saúl que David quería ir a pelear contra Goliat, pero Saúl le dijo a David: ‘No puedes; eres un niño, y Goliat ha sido soldado siempre.” David contestó: ‘Yo maté a un oso y a un león que se llevaron las ovejas de mi padre. Ahora este filisteo será como uno de ellos. Jehová me dará ayuda.’ Luego, Saúl dijo: ‘Ve, y que Jehová esté contigo.”

Acudimos a este pasaje bíblico, para recrear lo que podría ocurrir en el desenlace del conflicto, donde Goliat es encarnado por el megalómano oso Putin, cuyo obcecado objetivo consiste en recrear el antiguo imperio zarista empero, será derrotado y decapitado por un colectivo que cree en la democracia y la justicia.

Entretanto, los idólatras y fervientes devotos de este psicópata, no sólo se mueren por exaltar sus tropelías, sino las justifican hasta incurrir descaradamente en la más vergonzosa complicidad, ya sea para ganar favores que nunca obtendrán o simplemente, para distraernos de los crímenes y desmanes que cometen.

Es el caso del insólito impasse surgido en el aeropuerto de Santa Cruz, cuando una pareja ucraniana llegó a ese terminal aéreo solicitando asilo, amparo que les fue negado, a tiempo de devolverlos hacia la Argentina. Se sabe que dicha maldad fue posteriormente remediada y que los refugiados pudieron volver a nuestro país empero, esta medida fue respaldada con la exoneración de cuatro funcionarios de inmigración, que poco o nada podrían haber sabido para tomar tamaña decisión.

Curiosamente, dicho suceso fue cometido al cumplirse un año exacto de la prisión “preventiva” de la expresidenta Jeaninne Añez que, como se establece, pudiese convertirse en la primera “cadena perpetua preventiva” que la justicia boliviana ha creado, para ser patentada en satrapías de izquierda o regímenes “comunistas” como: el de Rusia, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Perú y ahora el chileno Borico.

Otro episodio que demuestra la utilización de armas de distracción masiva es el utilizado contra el Dr. Waldo Albarracín, al que por denunciar el fraude electoral del 21F, y constituirse en un opositor de peso, después de incendiar su casa, le pretendieron dar muerte civil desprestigiándolo y quitándole toda credibilidad ciudadana, bajo el ridículo cargo de abandono a mujer embarazada. Un simple y oportuno examen de ADN desvirtuó esta tramoya, y ahora es uno de los más idóneos candidatos para volver a dirigir la tan disputada Defensoría del Pueblo, demostrando a los calumniadores que, como en Iraq, no existen, ni sirven las armas de distracción masiva.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0