PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 28 de mayo 2022 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoHistorias
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

2022, Impredecible y Enigmático


2022-01-04 - 19:55:56
Así como indescifrables, son seriamente incomprensibles los designios que trae consigo este nuevo año 2022, como la inequívoca señal premonitoria a la que hemos asistido hoy, cual fue la ceremonia de vacunación de nuestro último Inca, David Choquehuanca, a la sazón Vicepresidente del Estado Plurinacional, multilingüe y folklórico, que se llevó a cabo en una céntrica plaza paceña, en medio de sahumerios y limpias, protagonizadas por un nutrido séquito de Laykas o brujos, kallahuayas, Pajpakus, y llunkus, que no quisieron perderse ese memorable acontecimiento.

La importancia de este evento fue convencer a nuestro pertinaz subgobernante de la obligación de acatar las normativas emanadas por su propio gobierno, dirigidas a evitar el contagio del Covid19, aplicándole la vacuna Sinopharm, y así obtener el carnet que le faculte el ingreso a su fuente de trabajo congresal, y otras entidades públicas o privadas. Asimismo, cambiar su hábito de pastar, al suprimir la ingesta de pasto, y optar por el uso de la jeringa hipodérmica.

Suponemos que, a tiempo de inocularse, nuestro Inca ha debido pensar en un acto de trascendencia, sucedido con su antepasado Atahualpa, y narrado por el cronista Guamán Poma de Ayala, cuando el padre Valverde, capellán de los españoles, le dijo que sus dioses eran falsos, entonces el soberano le preguntó quién se lo había dicho y el dominico le respondió que la Biblia. Atahualpa pidió el libro “para oír por sí mismo estos dichos” empero, al no emitir la Biblia voz alguna, la arrojó al suelo, acto que fue interpretado como una blasfemia por los españoles, decretando la furia de Pizarro, quien ordenó disparar contra los servidores del Inca y tanto jinetes, como infantes irrumpieron en la plaza de Cajamarca, disparando sus arcabuces, e iniciando una cruel matanza.

Lo arriba señalado nos confirma esa vieja sentencia que reza: “Para ser profeta en Bolivia, no se necesita saber lo que ocurrirá en el futuro, basta saber que pasó en el pasado”. Otra habría sido la suerte del antecesor de nuestro Vice, si su carácter porfiado no lo hubiese llevado a tirar la Biblia al suelo. Quizás, devolviéndola y aduciendo la posible falta de pilas, habría cambiado la inútil masacre de Senkata y Sacaba, (perdón, de Cajamarca) y hoy estaríamos gozando todavía de los fastos del Imperio que se nos fue arrebatado. Al menos, en una suerte de Joint Venture.

Sin embargo, hoy debemos felicitarnos por que Don Choky esta inmunizado, por lo menos los 30 días que deberán transcurrir hasta tomar su segunda dosis, y otros 30 hasta alcanzar la vacuna de refuerzo. Su ejemplo cundirá en nuestros hermanos que desafían al veneno chino con bailes, marchas y concentraciones de largo aliento, entradas populares, y otros encuentros políticos, que lo único que les propone es volverlos un rebaño, antes de darles la inmunidad de rebaño.

Iniciar este nuevo año olvidándonos de todas las penas y sinsabores que nos depararon los dos años anteriores, como: separarnos de nuestros seres queridos; someter a nuestros niños a un virtual arresto domiciliario privándolos de sus anhelados encuentros presenciales en la escuela; vivir en un mundo paranoide y fantasmagórico; sería la mayor dicha que aspiraríamos de la providencia, para este 2022, impredecible y enigmático.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2022
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0