PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 16 de octubre 2021 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Del MAS contra el mundo


2021-10-04 - 10:16:44
En 24 horas, el presidente Luis Arce y su mandante, el cocalero Morales, han puesto a Bolivia frente a los 24 países de la Unión Europea y el Brasil sólo porque sus cerebros se han congelado en el 11 de noviembre de 2019.

El títere Arce se ha hecho monotemático en sus discursos: sólo habla del “golpe” que habría ocurrido en aquella fecha, no si sabe si antes o después de la renuncia que presentó el cocalero a la presidencia, renuncia que fue aceptada por los masistas del parlamento.

Ha congelado la agenda política en esa fecha para contentar a su jefazo, pero también para disimular que no sabe qué hacer con la economía del país, comenzando por pagar a los empleados públicos.

Y ha acusado a la Unión Europea, a la OEA y a sus 36 países integrantes, de haber colaborado para que no se sabe quiénes concretaran el “golpe” que hizo escapar tan aprisa al cocalero.

Lo que saben quienes siguieron aquellos hechos es que el embajador de la UE se opuso a la idea de que fuera cerrado el parlamento -que hubiera sido una gran decisión- diciendo que si ocurría eso estaríamos en una situación de “golpe de Estado”, lo que hizo que la idea fuera desechada.

Si algo hizo la UE en esas circunstancias fue evitar que el gran estallido social se concretara en una ruptura total del esquema dictatorial y del mecanismo del fraude.

Pero todo eso es historia antigua para los bolivianos que ahora están decididos a cambiar radicalmente la situación y no quieren (ocho de nada diez) que el cocalero vuelva a ser ni siquiera candidato, según dice una encuesta.

Es decir que este es, de veras, un caso cerrado. El tipo renunció al cargo y huyó del país y Bolivia se las tuvo que arreglar ante semejante gesto de cobardía, poniendo en la presidencia a un gobierno provisional.

El cobarde se fue y debe olvidarse de volver a la presidencia de Bolivia. Quizá pueda aspirar a ser el comandante de los cocaleros y narcotraficantes de Bolivia, Perú, Colombia y Venezuela, pero presidente de este país, jamás.

Deberá encarar los cargos que tiene ante la justicia internacional y ante tribunales de otros países, como Estados Unidos, según las denuncias que está haciendo en España el exjefe de inteligencia del gobierno de Hugo Chávez.

La cárcel que Estados Unidos tiene en la bahía de Guantánamo celdas destinadas a todos los responsables del Cártel de los Soles, que se ocupó de llevar cocaína boliviana desde Chapare hasta Venezuela, en camino hacia el norte.

Siglo21bolivia.com

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0