PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Lunes 27 de septiembre 2021 Contacto
InicioPortadaTemasEspecialesBoliviaSaludMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
José Percy Paredes Coimbra

Del 53 a la fecha...


2021-07-23 - 17:58:16
En al año 1953, Fidel Castro lidera el asalto al cuartel Moncada; estamos a días de celebrarlos 68 años de errores y aciertos, de aprendizajes valiosos, de la construcción de una revolución popular única en nuestro continente.

Fue un 26 de Julio, junto a movimientos sociales esparcidos por Cuba, fundamentalmente huelgas de gremios en busca de mejores salarios y condiciones de trabajo, que los líderes de la revolución cubana, deciden avanzar a un siguiente nivel, asaltar al cuartel Moncada. No hubo éxito en la campaña, pero allí se cimentó y afianzó la lucha popular, ya no por mejores salarios o mejores condiciones laborales, sino por algo más amplio y más profundo, la lucha popular dejó la búsqueda de mejoras coyunturales para avanzar hacia cambios esenciales en la estructura política y económica que regía a Cuba en aquel momento.

Se ampliaron los horizontes; de la reforma a cambios estructurales, del sometimiento de la nación al reconocimiento y respeto a su autonomía y autodeterminación... pero todo esto detonó aquel 26 de julio; podemos decir que fue el “puntapié inicial”, la piedra fundamental en la construcción y consolidación de la revolución cubana. El Movimiento 26 de Julio (M 26), así llamado por su fundador Fidel Castro, es el hilo conductor por el cual, necesariamente, suceden las acciones que llevan al poder al pueblo cubano, siendo parte indisoluble de su historia.

La impronta revolucionaria, el carácter de la misma y de sus líderes, su dignidad, fortaleza y fidelidad a sus ideales, así como al pueblo que defendieron, es el amalgama que da forma y brillo a esta gesta, triunfadora el año 1959, pero en constante construcción y avance, como exige la vida misma.

Desde su victoria, hubo voces que la vilipendiaron, que intentaron desprestigiarla y que, lamentablemente, lograron engañar a más de un incauto, sin embargo, el pueblo cubano cuenta con la mejor atención en salud de América Latina y el Caribe, y no sólo la mejor atención, sino que gratuita y de calidad.

Lo mismo podemos decir de la educación; una educación de alta calidad, sin discriminaciones y totalmente gratuita, donde el que quiere estudiar lo hace sin tener que sufrir la incertidumbre de si el dinero alcanzará para finalizar su educación formal o no; quien así lo desee puede tener más de una carrera, puede aspirar a los niveles más altos de profesionalización sin pasar por la estresante peregrinación en busca de créditos bancarios o institucionales para poder seguir con su sueño y formación.

Todo el pueblo cubano tiene una vivienda digna sin tener que pensar en el pago de alquileres; la reforma agraria es una realidad en Cuba y sólo no es mejor la situación del país y de sus habitantes, por el criminal bloqueo que les impone el gigante del norte desde 1959; sobre el bloqueo comercial que fue impuesto, no hay mucho más que decir porque es bien sabido por todos los efectos nocivos para la economía de la isla y la terquedad de este valiente pueblo que siempre encuentra la manera de sortear este tipo de presiones. Sin necesidad de ser un genio de las matemáticas, cualquier ciudadano puede sacar las cuentas y asombrarse por la resistencia y resiliencia del pueblo cubano y su gobierno.

¿Qué pueblo resistió más de sesenta años de constantes agresiones, bloqueos económicos y otras “tretas” del país que dice ser el más “democrático” del planeta? Lo de democrático y democracia me reservo para otro artículo, principalmente considerando que quienes definieron lo que es democracia, eran esclavistas.

Retornando a la situación económica de la isla, después de sesenta y dos años de embargo, de acuerdos no cumplidos por parte del vecino del norte, de las nuevas medidas anti cubanas implementadas por Trump, de la tibieza de Biden, del descalabro de la economía global precipitada por la plandemia, digo, pandemia, ¿¿¿qué se puede decir???

¿Que existe descontento social porque nuevamente el gobierno se ve obligado a entrar en un periodo especial y todos tendrán que ajustar los cinturones?¿Que existen manifestaciones?

Si, pero por simple justicia o equilibrio, hay que mirar lo que existe por detrás del descontento y de la protesta, por qué no se pueden crear más empleos o generar mejores situaciones económicas y entonces no estaremos esperando milagros por parte de un gobierno que es conducido por seres humanos como cualquier otro gobierno, y tendremos que reconocer que, ningún otro país hubiera sorteado, con la frente en alto, este tipo de situación por un período tan prolongado y que ningún otro estaría tan preocupado por asegurar que los DERECHOS HUMANOS a la VIDA, a la SALUD, a la EDUCACIÓN, a la VIVIENDA, a la ALIMENTACIÓN y al TRABAJO, se RESPETEN y no sean simples enunciados en leyes vacías.

“Si deshecha en menudos pedazos/ llega a ser mi bandera algún día/ nuestros muertos, alzando los brazos/ la sabrán defender todavía” (Bonifacio Byrne, citado por Camilo Cienfuegos, en un discurso al pueblo cubano)
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0