PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Martes 27 de julio 2021 Contacto
InicioPortadaRecientesEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Ciro Añez Núñez

Opinión Consultiva y SCP N° 0084/2017


2021-07-02 - 18:48:00
La Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), si bien, no ha mencionado expresamente el mismo efecto vinculante a las Opiniones Consultivas (art. 64 CADH) que a las sentencias de la Corte IDH (art. 68 CADH); sin embargo, es indudable que, como opinión realizada por el auténtico interprete de la CADH (esto es, la Corte IDH, como organismo interamericano competente para interpretar la CADH), todas sus opiniones consultivas gozan de una autoridad que los Estados partes de la Convención deben observar.

En ese sentido, si un Estado suscribe un Tratado, el cual crea un organismo autorizado para interpretar sus disposiciones, conlleva a que dicho Estado, se obliga a cumplir de buena fe la interpretación que aquel organismo autorizado realiza.

Ahora bien, el Estado boliviano, ratificó la CADH, y dado que dicho Tratado creó la Corte IDH y le asignó la facultad de emitir Opiniones Consultivas; en consecuencia, Bolivia está obligada a honrar lo pactado y cumplir de buena fe la interpretación autorizada de la Corte IDH.

En lo concerniente a la SCP N°0084/2017 de fecha 28 de noviembre de 2017 (que viabilizó la reelección indefinida de Morales), adviértase que dicha Sentencia se sustentó en el art. 23 de la CADH, y en el control de convencionalidad; por lo tanto, si el intérprete auténtico de la CADH (quien es el encargado de la aplicación de aquella), llega a afirmar que el art. 23 de la CADH, no reconoce un derecho humano, dicha jurisprudencia constitucional boliviana (SCP 0084/2017) resulta totalmente inaplicable, quedando en evidencia, que los magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) de la época, realizaron una interpretación fraudulenta de la CADH.

De ser así, quedará por demás de claro y evidente, que en Bolivia, en el año 2019, no sólo existió un vergonzoso fraude electoral, conforme al informe final OEA de la auditoría de las elecciones nacionales (donde se menciona que hubo manipulación dolosa e irregularidades graves que imposibilitaron validar los resultados) sino que además, la propia postulación de Morales, en sí misma, resultó ser un engaño, por cuanto, se basó en una SCP N° 0084/2017 que adolece de fraude interpretativo, tal cual como para entonces, varios doctrinarios (dentro y fuera del país), así también lo manifestaron.

Con esta Opinión Consultiva (si establece que la reelección indefinida no es un derecho humano), aunque se alegue de no ser retroactiva, habrá quedado (en los hechos) refrendado el criterio de fraude interpretativo consumado por el TCP.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0