PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 19 de junio 2021 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

El rumbo del no sé dónde


2021-06-09 - 14:47:26
Como una nave en medio de la mar atacada por olas furiosas y vientos violentos, como un caballo que corre desbocado por el terror inexplicable sin ver a donde, como el mareo instantáneo que te deja sin equilibrio y te obliga caer, como el ciego que tantea el obstáculo que le impide seguir, así está Bolivia ahora.

¿A donde nos conducen? Nadie sabe. ¿Por dónde quiere ir el gobierno? Es un misterio. Y la vida social continúa todos los días en su rutina de sobrevivencia. Nadie tiene tiempo para mirar el horizonte. La muerte está tan cerca de tu casa que no da tiempo ni para conciliar el sueño. La necesidad de conservar tu trabajo o de conseguirlo te envuelve con su manto de desesperanza diaria. Los hijos pidiendo pan y preguntando con sus ojitos – qué pasa mamá – te dejan con el corazón desangrado. Y no hay una voz que de la esperanza que necesitas.

Pero hay un grupo de privilegiados a los que, sin importarles si hay un camino a seguir, disfrutan de empleos decididos por políticos mediocres, con sueldos inalcanzables para el 80 por ciento de los ciudadanos, y no tienen idoneidad para ocuparlos, criterio para resolver asuntos de Estado, capacidad para gobernar. Como las aves carroñeras esperan fin de mes para cobrar por nada. Mientras tu has regresado al cuarto que llamas vivienda, después de 12 horas de estar trabajando con apenas 20 bolivianos en el bolsillo.

Los viste por la televisión hablar de ti. Prometerte mejores días. Decirte, que están trabajando para darte lo que no tienes. Los viste repartiendo movilidades de lujo a unos señores que dicen ser dirigentes sindicales, cortando cintas para inaugurar obras que a ti no te ayudan. Tal es esta realidad que no entiendes. ¿Porqué si te ofrecen tanto no tienes nada?

La hoja de ruta se ha perdido. Alguien la estrujó entre su mano y la arrojó al canasto de cosas inservibles. El vacío se ha rellenado con consignas: Patria o Muerte. Kausachun coca. Imperialismo enemigo, neoliberales, derecha golpista. Con todo esto quieren llenar tu olla de hambre. Te piden que sigas pobre para que los apoyes. Para que sigas la huella de sus promesas que nunca llegan.

La patria está herida. No tiene quien la dirija.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0