PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Domingo 09 de mayo 2021 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Dante N. Pino Archondo

Bolivia en las garras del narco populismo


2021-04-21 - 19:50:18
Se hace cada vez más evidente el camino que nos están sembrando a los bolivianos para que vayamos como en procesión hacía el final de un destino que no estamos buscando.

La crisis económica que estamos confrontando no tiene soluciones, al menos por ahora. Y la falta de respuestas de un gobierno débil programáticamente y enfundado en una ideología ajena al sentir nacional hace que Bolivia vaya por aguas oscuras y senderos poco santos.

Después de 14 años de gobierno el MAS IPSP agrupación liderada por los cocaleros ha construido desde las bases ideadas por el castro-chavismo un Estado Narco-Populista, diseñado desde las elecciones como forma de acceder al gobierno, pasando por la toma de los órganos de Poder, reformando la Constitución Política, creando un Estado Plurinacional y convirtiendo al territorio en comodato de los carteles de la droga.

El sueño de los poderosos narcotraficantes como Pablo Escobar de tener un territorio tomado desde las mismas bases que la democracia facilita, las elecciones, se ha hecho realidad desde que Hugo Chávez llegó a ser gobierno en Venezuela. A partir de ello la extensión del proyecto con la anuencia y dirección de Fidel Castro logró componer un frente estratégico en el cono Sur y Centro-América.

Quien no tenga este origen claro, tiende a confundir realidades. Y no son pocos los que caen en el error de confundir las cosas. Si bien el diseño y planificación de este modelo tiene origen político, sus resultados son delincuenciales, puesto que acaban tomando el Estado para servir los intereses de las transnacionales de la droga. Es lo que explica el desprecio por el respeto a la ley, la vida y el derecho de los pueblos.

Se levanta la bandera de la pobreza como justificación para establecer el predominio del Estado que detentan contra esos mismos pobres a los que mantienen e incrementan para sostener su relato. En Bolivia el ascenso de Evo Morales al gobierno el año 2005 dio paso a uno de los más cruentos episodios nacionales signados además por la bonanza económica sin precedentes que le permitió durar 14 años en el gobierno.

Bolivia una economía alimentada por la minería y el gas, vendidos como materia prima a los mercados externos es desde su creación un país atrasado y dependiente. Nunca pudo romper la dependencia de los mercados agregando valor a sus exportaciones. No pudo industrializar la minería y tampoco el gas. Hasta ahora sus líderes siguen repitiendo los discursos y promesas de hace 196 años. Industrializar la economía y con ello empoderar al Estado como el gran hacedor en la provisión del consumo nacional elevando, de esta manera, el nivel de vida.

Desde los años 2008 hasta el 2014 Bolivia se vio favorecida por la elevación de los precios de las materias primas y con ello del gas y la minería. Tuvo ese tiempo para resolver lo que no hizo hasta entonces. Se calcula en 50 mil millones de dólares los ingresos percibidos, que pudo establecer las bases de esa industrialización si la economía hubiera sido direccionada con probidad y eficacia hacia ese objetivo. En vez de ello el gobierno de Evo Morales enfundado en la ideología castro-chavista hizo demagogia pura en el gasto de esos recursos construyendo canchas de futbol, aeropuertos en zonas innecesarias aparentemente pero muy provechosas para la comercialización de la droga, carreteras baratas en sus costos y caras en sus precios, empresas dedicadas al papel, al cartón, a la hoja de coca, al ensamblaje de computadoras, a la fabricación de azúcar en lugares que no tienen producción de caña. De todo esto lo más dramático es el gasto en proyectos derivados del gas. En plantas procesadoras de líquidos, de urea y amoniaco, polietileno, sin ningún resultado.

Dejó una economía con déficit fiscal, comercial, y elevado endeudamiento externo e interno. Este es el resultado final para los bolivianos del proyecto castro-chavista. Cuando quiso Evo Morales ir por una cuarta reelección, negada por un referéndum el año 2016, para lograr su propósito acudió a la confección de un fraude denunciado por la OEA como veedor electoral invitado por él mismo. Se produjo un levantamiento popular que lo obligó a exilarse en México y luego refugiarse en la Argentina: estrategia diseñada por asesores cubanos, para planificar su retorno a Bolivia.

Este plan funcionó. Aunque la ley no le permitió, como Evo Morales quiso, participar en calidad de senador, repitiendo lo actuado por Cristina Fernández en Argentina, colocó como delfín a su ministro de economía Luis Arce.

Los tremendos errores de la presidenta Añez que no quiso asumir el gobierno en su calidad de transición, en el que pudo haber desconocido, por la comisión del fraude y sus efectos jurídicos, la constitución de 2009 que:

1. Reemplazó a la Republica de Bolivia por el Estado Plurinacional.
2. Que sometió al control del poder ejecutivo a los poderes judicial, legislativo y electoral.
3. Que violó su propia constitución y desconoció el referéndum del año 2016.
4. Que judicializó la política, ajusticiando a extranjeros, encarcelando sin el debido proceso a políticos opositores, a ciudadanos que tenían funciones cívicas, que exilió a miles por no estar de acuerdo con su política.
5. Que destrozó la economía nacional.

Reconociendo la Constitución Política del año 1967, reformada el año 1994, clausurando la Asamblea Nacional y sus Tribunales Judiciales, es decir devolviendo el Estado de Derecho y la democracia plena, para ir a un proceso electoral que no estuviera viciado por los hechos de 2019. Fue lo que permitió a Evo Morales retornar en calidad de vencedor.

Este error fundamental, la tiene ahora encarcelada sometida a ultrajes personales y judicializada sin el menor respeto a sus derechos. Este es el resultado de confundir al castro-chavismo como si fueran organizaciones políticas que respetan las leyes y el Estado de Derecho, que no es otra cosa que el respeto a la ley.

Y ahora Bolivia está en las garras de la continuidad del Estado Narco-Populista. La América democrática tiene que difundir esta realidad, esta verdad, tiene que apoyar los esfuerzos de la lucha democrática que los bolivianos estamos enfrentando. El gobierno no tiene el sostén social que dice tener, igual que Maduro en Venezuela pregona un apoyo mayoritario, Evo Morales repite lo mismo a horas de haber perdido las Alcaldías mas importantes: La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz, Beni y Pando y seis gobernaciones, ¿de qué apoyo popular goza entonces?

A falta del decantado apoyo popular van por el uso de la fuerza, la creación de sindicatos armados, la sumisión plena de las Fuerzas Armadas y la Policía, la persecución judicial de la oposición y la imposición del modelo castro-chavista definido por el presidente Arce como el modelo al que piensa encaminar a Bolivia.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0