PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Sábado 31 de julio 2021 Contacto
InicioPortadaRecientesEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Humberto Vacaflor Ganam

Reservas pecaminosas


2021-03-30 - 19:42:47
Una flotilla de 36 avionetas partió en un solo día del aeropuerto “internacional” de Chimoré coincidiendo con el anuncio del presidente Luis Arce de que ha comenzado la reactivación de la economía.

Si cada avioneta llevaba un promedio de 300 kilos de droga, ese día partieron hacia el exterior unos 10.800 kilos. Si los han vendido a un promedio de 6.000 dólares el kilo, serían más de 64 millones de dólares, en un día.

La poca atención que presta el gobierno a estas actividades quizá no sea solamente un reconocimiento al aporte de los cocaleros del Chapare al “proceso de cambio”, sino un interesante ejercicio para reducir la demanda de dólares del Banco Central.

Estaríamos ante una “inyección” de dólares que probablemente el gobierno de Luis Arce no previó ni calculó, pero ciertamente ha de observar cómo ayuda a que las reservas procedentes de actividades legales duren un poco más. Unos días más.

El escándalo que se ha generado con la noticia de la flotilla de avionetas del narcotráfico ha sido respondido por el gobierno con anuncios de despidos de autoridades a cargo de los aeropuertos.

Ese aeropuerto, que costó al país 35 millones de dólares, no había sido autorizado a reanudar sus operaciones, según dicen las autoridades del sector, esas que conceden licencias a las avionetas del narcotráfico.

Esto plantea a los bolivianos el debate sobre si es conveniente, cuando las cosas están tan mal como ahora, acudir a los ingresos provenientes del pecado para atender urgencias.

Los cocaleros tienen obligaciones que cumplir con sus sindicatos y federaciones, además de aportes mensuales, o quizá incluso pagos por cada avioneta que parte. Eso lo maneja el alto mando del Chapare.

De ese mismo aeropuerto, según dice Leonardo Coutinho en su libro “Hugo Chávez, o espectro”, partieron aviones militares, de Bolivia y Venezuela, llevando droga hasta el país gobernado por el chavismo.

Y se sabe que de allí, la droga partía hacia el mayor mercado del norte haciendo escala en una isla muy convenientemente ubicada en el Caribe, isla que desde los años 50 fue un nido de narcotraficantes que operaban en la Sierra Maestra.

Si alguna de las 36 avionetas de aquel día hubiera llevado pasta base a Argentina, el precio habría sido menor. El país gobernado ahora por los peronistas es el cuarto exportador de cocaína de Sudamérica, según los informes de las Naciones Unidas.

La droga está dominando las economías de nuestros países. Y también domina su política, como se puede comprobar en Bolivia.

Los ingresos pecaminosos tienen muy buenos propagandistas. Son los apóstoles de la inmoralidad.

Siglo21bolivia.com

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0