PresentaciónTurísmoBlogshoybolivia | FacebookJuegosRSSYoutubeTwitterMóvil
Viernes 16 de abril 2021 Contacto
InicioPortadaDestacadasEspecialesBoliviaMundoMás leído
CuriosidadesEspectáculosArte y CulturaHoy EventosMujer

           
Álvaro Riveros Tejada

Diplomacia en Desgracia


2021-03-02 - 18:45:34
Todos los dislates y despropósitos a los que estamos asistiendo en la Cancillería del Estado Plurinacional desde que se hicieron cargo de esa importante Cartera: un aprendiz de brujo; un “Maestro Shaolin”; un sombrío ensombrerado de trenzas; y hasta a un oscuro jurisperito de provincia; explican la caída libre de nuestra política exterior, hábilmente manejada por los designios del Foro de Sao Paulo, hoy de Puebla, donde se cocinan las inexplicables rupturas de relaciones con los EE.UU., Israel, y otros, y su reemplazo por las de Irán; Cuba; Nicaragua; Venezuela; y demás gobiernos que, como algunos marranos, ya no dan manteca.

De hecho, allí por los años 2007, no dejaron de sorprendernos las caprichosas relaciones existentes entre el gobierno de Evo Morales y el de los EE.UU., que a un principio discurrían como en un matrimonio mal avenido, entre declaraciones de amor y disputas casi irreconciliables, yal mejor estilo vernáculo, a pedradas.

Es cuando caímos en cuenta que las incestuosas relaciones con el venezolano Chávez, archienemigo del expresidente Bush; por formar el eje del mal entre Caracas y la Habana, y las múltiples ofensas verbales inferidas a él y al Imperio, parecían constituirse en el libreto de un drama infinito de enemistad, al cual nos incorporarían irremisiblemente.

Sin embargo, en los hechos, la realidad nos mostraba todo lo contrario. De pronto aparecía el solitario embajador Goldberg elogiando la tarea del gobierno en lo que a su lucha de erradicación se refiere, haciendo aparecer el esfuerzo banzerista de “coca cero”, como una simple podada; desmintiendo categóricamente que Bolivia hubiese salido de la lista de los beneficiarios de la Cuenta del Milenio, con lo que se logró una significativa postergación en el acuerdo del ATPDA. Finalmente, este emisario se mostró tan dúctil y solícito, que hasta hizo suponer una relación más estrecha que la que los gringos lograron con Goni, Banzer, o Mesa juntos.

Es más, como si de una novela policial se tratara, un 7 de mayo de 2007, fue capturado en Santa Cruz, bajo los cargos de terrorismo y narcotráfico, el ciudadano colombiano Eduardo Hormaza Londoño, junto con otras personas que habrían estado oficiando de cómplices del delincuente. A las pocas horas, la DEA sacó arbitrariamente al narco fuera del país en un avión privado, sin que el gobierno hiciese el menor reclamo, salvo la embajada americana, que se deshizo en felicitaciones al Régimen. Curiosamente, a la misma hora en que se capturaba al colombiano, en una calle de Lima era ajusticiado Emigdio Alejandro Pineda, un mejicano cuya residencia estaba fijada en La Paz y estaba sindicado de organizar las enormes factorías de cocaína que proliferan en el Alto y el Altiplano. Igualmente, nadie expresó ni un Réquiem por el difunto.

Conocemos el destino que corrió el dócil y zalamero Goldberg al ser expulsado por su amigo Morales, un 12 de septiembre de 2008, dejando a Bolivia en el fragor de la famosa diplomacia del futbol, donde más que la habilidad del balompié primó el rodillazo y/o el pie de atleta. Algo similar a lo que ocurre ahora, con el despido arbitrario de cien funcionarios de nuestra Cancillería, o lo acaecido en Venezuela hace unas horas, cuando el gobierno dio 72 horas a la embajadora de la Comunidad Europea,Isabel Brilhante Pedrosa, para que abandone el país, acto que condenaron por unanimidad los países que integran esa corporación; decretando el inmediato aislamiento de Maduro, como a una espiroqueta pálida, y advirtiendo a los países cómplices de esa política, a no caer en una diplomacia en desgracia.

Copyright © Hoybolivia.com Reservados. 2000- 2021
Optimizado para Resolución 1024 X 768 Internet Explorer 4.0, Netscape 4.0, Mozilla Firefox 2.0